FuckUp Nights nació en Ciudad de México en 2012. Cinco amigos emprendedores estaban cansados de escuchar historias de éxito, por lo que decidieron crear un espacio para compartir sus historias de fracaso emprendiendo y lo que habían aprendido de ellas.

Con el tiempo, FuckUp Nights comenzó a crecer. Ahora está en 90 países y más de 300 ciudades en todo el mundo. El objetivo es ayudar a las personas a romper los paradigmas sociales que limitan sus vidas.

FuckUp Nights es un ‘encontrón con la realidad’ para los emprendedores, quienes en ocasiones tienen expectativas muy altas de lo que esperan de su negocio, que no necesariamente sale como esperaban al primer intento. “El fracaso duele pero instruye”, es uno de los lemas del proyecto.

Uno de los casos expuestos en el podcast de FuckUp Nights es el de Sylvia Barrero, una pintora apasionada por el arte que desde muy pequeña incursionó en el mundo del emprendimiento. Fundó un negocio de venta de bolsos a los 14 años, que tuvo hasta los 28. El negocio le permitía ayudar en la casa, pagar parte de la universidad y comprarse sus cosas.

Te puede interesar: 3 distritos creativos colombianos que potencian la cultura

Cuando vio que algunas señoras que compraban los bolsos para usarlos como pañaleras, cambió el núcleo del negocio para vender productos para bebés y niños pequeños. Se puso a vender pañaleras, morrales para niños y cargadores de bebés. Sin embargo, era un mercado que no conocía.

Aunque aparentemente empezó a irle bien, Sylvia no revisaba los números, sabía calcular los márgenes del producto sin saber de finanzas. Pagaba materiales de los productos con la tarjeta de crédito y los almacenes se demoraban hasta seis meses en pagar los productos. De a poco, abrió una deuda de la cual no era muy consciente.

Tras 14 años de negocio, pagó una consultoría de la Cámara de Comercio de Bogotá. Así pudo concluir, tras hacer inventario y establecer flujo de caja, que el negocio no era rentable.

Cerró el negocio de su vida sintiéndose un fracaso, para luego entender que ese fracaso precisamente era lo que más la beneficiaba. Luego comenzó a aprender más sobre negocios y se sentó juiciosa a hacer cursos gratuitos de finanzas, mercadeo y contabilidad.

Ya casada y rozando los 30, le dio una oportunidad a la pintura, su gran pasión. Los clientes comenzaron a aparecer. Tomó cursos de mercadeo digital y montó una plataforma de venta de arte, El Coleccionista.

Recién comenzó, pudo subastar vía Facebook dos esculturas para clientes de España. Esta nueva faceta laboral fue mucho más coherente con su proyecto de vida.

También puedes escuchar nuestro podcast; en este episodio, Agrapp

Mediante El Coleccionista conoció a su competencia, Artrade.co. Los visitó y les propuso que montaran un evento juntos, pues en últimas eran proyectos similares, galerías de arte digitales pioneras en Colombia.

Ambas empresas asistieron a una consultoría, en la que les sugirieron que posicionaran una sola plataforma. Los proyectos se fusionaron y se quedaron con el nombre de Artrade.co.

Tras el fracaso de su primer negocio, en su segundo intento Sylvia y su equipo han tenido más de 1.000 clientes. En Artrade entendió que muchos clientes no buscan obras de arte de artistas renombrados, sino más bien cuadros para la sala de su casa de artistas locales emergentes.

Las enseñanzas de la venta de productos para bebé son varias. Cuando se incursiona en un negocio es fundamental conocer al cliente y al mercado. Además, es importante saber de finanzas y mercadeo. Las aptitudes en mercadeo las aprendió en el segundo emprendimiento, cuando supo que no era suficiente con pintar, como tampoco lo era esperar a que los clientes llegaran.

La historia de Sylvia y de quienes cuentan su historia en FuckUp Nights es muy parecida: el fracaso es universal. A veces arranca en etapas tempranas de la vida. El fracaso puede ser dinámico: todo puede ir muy bien, pero podemos tropezar.

Sin embargo, al tener esa condición universal, el fracaso enseña que probablemente es una etapa obligatoria, por la que han pasado incluso Steve Jobs o Elon Musk.

Para aprender la historia de aciertos y procesos de emprendimiento de quienes hacen negocios haciendo el bien, no olvides seguir consultando Xposible. Aquí podrás encontrar historias destacadas del ecosistema emprendedor colombiano, de aquellos que están haciendo las cosas bien en productividad y sostenibilidad, guiados por la innovación.

Sectores e ideas de negocios crecen en Colombia diariamente, gracias a una avalancha inversionista que busca opciones de rentabilidad. Un ejemplo de este crecimiento es la startup Vecindario. Hablamos con uno de sus fundadores. 

Las incubadoras de emprendimiento han brindado opciones para la generación de oportunidades de negocio que perfilan a nuevos empresarios a liderar el mercado, con propuestas como startups de alto potencial y de fácil escalabilidad.

De acuerdo con Procolombia, los sectores de mayor crecimiento y oportunidad de ganancia para la inversión son el diseño de software y servicios de TIC, cosméticos, la exportación de servicios de salud, el sector automotor y textil. Así mismo, se reconocen oportunidades de negocio en el sector agro, sector inmobiliario y en la producción de productos medicinales y cosméticos a base de cannabis.

Justamente en el renglón del software aplicado aparece Vecindario, una propuesta innovadora que mezcla la tecnología y la construcción en una startup que ha atraído la atención por la mezcla entre creatividad y crecimiento. En Xposible Colsubsidio conversamos con Felipe Restrepo, cofundador y CEO, sobre su historia de emprendimiento y sus lecciones aprendidas:

Si quieres ahondar en el tema, escucha este episodio de nuestro podcast: Episodio 4: Emprendimiento social

Xposible Colsubsidio: ¿Cómo está el ecosistema para emprender en Colombia?

Felipe Restrepo: Hoy es uno de los momentos más importantes para emprender en el país por diversas razones:

XC: ¿Cuál es la importancia de las aceleradoras en el proceso de crecimiento para una startups?

FR: Es importante tener en cuenta que no son obligatorias ni es la única ruta, pero grandes aceleradoras como 500 Startups, Ycombinator, o Rockstart, se encargan de acompañar la ruta de crecimiento para que una compañía tenga mayor éxito. En esta última fuimos acelerados nosotros y nos han ayudado a impulsar nuestro crecimiento, ya que ellos invierten en la startup, pero va más allá de poner muchísimo dinero. Acá, por ejemplo, hemos tenido mentores de gran talla como Simón Borrero de Rappi, Jose de Bold, José Bonilla de Chiper, entre otros.

XC: En el caso de Vecindario ¿cómo ha sido la experiencia de emprender en una industria tan tradicional como el sector constructor?

FR: No es nada fácil romper todas las reglas para transformar una industria que mueve millones de dólares y lo más importante que aprendimos es que uno no solo invierte en su producto, sino en todo el ecosistema. En nuestro caso, cuando queríamos cotizar apartamentos online nos dimos cuenta de que nuestros aliados constructores no están realmente en Internet; por eso, creamos Simula, una aplicación para que ellos administren sus inventarios en línea.

También te puede interesar: Estos serán los principales desafíos para los líderes en 2021

Después, queríamos que los usuarios realizarán un agendamiento a una sala de negocios online, pero notamos que no tenían correos personales, por lo que era imposible acceder a este servicio. Nos tocó crear programas de formación y herramientas de calendarios. Ahora, el reto es cerrar las transacciones 100% digitales y acá el desafío es enorme con temas de regulaciones, bancos y demás actores que paso a paso vamos integrando para que nuestro producto funcione fácilmente.

Hoy podemos sentir el orgullo de tener más de 600 proyectos integrados con nuestra tecnología; casi 1.700 asesores inmobiliarios usando nuestras herramientas; cerca de 230.000 usuarios que han comenzado a comprar vivienda; y transacciones por más de USD$30 millones. Aún el reto es enorme.

XC: ¿Qué recomendaciones les daría a los emprendedores que hoy están comenzando una startup?

FR: Algunas de mis recomendaciones para iniciar en este campo son:

El triunfo del ciclista Egan Bernal en el Tour de Francia ha servido de inspiración para muchos colombianos. ¿Qué lecciones para líderes y emprendedores se pueden aprender de este episodio?

El pasado 28 de julio de 2019, Egan Bernal, zipaquireño de tan solo 22 años, logró convertirse en el primer colombiano en ganar el Tour de Francia. Bernal participó en esta competencia del ciclismo profesional en el equipo europeo Ineos, donde han debutado ciclistas profesionales como Chris Froome y Geraint Thomas.

Este acontecimiento no solo impacta en el ámbito deportivo; también, sirve de ejemplo para las compañías colombianas, pues, durante el Tour, el equipo Ineos logró demostrar la calidad de su liderazgo y trabajo en equipo.

En el mundo del ciclismo, ganar el Maillot Amarillo (camisa dedicada al ciclista con mejor tiempo en la general) no es tarea sencilla. Aunque Egan Bernal y su compañero de equipo, Geraint Thomas, compartían el liderazgo del escuadrón de Ineos, tras dos caídas de Thomas y el aumento del protagonismo de Bernal, el colombiano se desempeñó en las últimas etapas como líder de escuadra. Esto no causó problemas de egos ni conflictos dentro del equipo. A través de redes y durante las etapas, los integrantes del equipo Ineos se apoyaron entre sí y lucharon para que el título se quedará en “casa”.

Mira aquí: 5 personajes de la pantalla chica que representan distintos tipos de liderazgo

Pero todo esto, ¿cómo logra reflejarse en las organizaciones?

Las más recientes investigaciones de consultoras reconocidas en el estudio del talento humano coinciden en concluir que los dos factores esenciales para el éxito de una empresa y, por ende, de sus colaboradores son el liderazgo y el trabajo en equipo. En el Ranking de Líderes de Merco (2018) se evidencia que son cada vez más las empresas que cuentan con una buena reputación a consecuencia de esto; como: Arturo Calle, Bancolombia, Grupo Nutresa, entre otras.    

El liderazgo organizacional cuenta con diversos significados y las fuentes expertas concuerdan en que no existe una definición única; puesto que es mejor analizarlo desde distintas perspectivas. Según el escritor y coach estadounidense John Maxwell, el liderazgo organizacional se define como “la capacidad para mejorar las condiciones de las personas en un área, a través de la orientación de un líder, es decir, aquel que tiene esa capacidad de influencia por la cual sus subordinados mejoran sus aptitudes y capacidades”.

Lee más en: Liderazgo innovador, el reto de los gerentes para el 2019.

Una habilidad importante de los líderes en el ámbito organizacional es pensar en comunidad. Esto hace que se enfoquen en los resultados grupales y no tanto en los triunfos individuales, como ocurrió en el equipo Ineos. María Paulina Bayona, consultora en desarrollo organizacional de Change Masterly, opina que “el trabajo en equipo es un “básico” en cualquier negocio; este es la suma del trabajo individual que en conjunto es la manera más efectiva para obtener resultados. Por ejemplo, si eres un jugador de fútbol no es suficiente que hayas jugado bien el partido si tu equipo no gana. Al final, es el trabajo en equipo lo que cuenta”.

Bayona afirma que más del 30% de la productividad de un equipo de trabajo, en una organización o en un equipo deportivo, como el Ineos en el Tour de Francia, dependerá de las relaciones que establezcan sus miembros. Esto significa que si en una organización los líderes buscan frecuentemente conocer el estado laboral y emocional de sus colaboradores, y no se limitan a dar órdenes, se podrá obtener resultados más eficientes, como se observó durante la penúltima etapa del Tour, donde Thomas le dio todo su apoyo a Bernal y le ayudó a ganar el maillot amarillo.

Te recomendamos leer: Managment 3.0. el modelo de gestión que promueve el liderazgo y trabajo en equipo.

La clave del éxito de una empresa dependerá de “conocer y entender el qué y para qué de la organización; pero aún más importante tener claro con quiénes alcanzará su misión. Cuál es ese ADN que deben tener quienes trabajan en la empresa y cómo debe ser su liderazgo para prosperar”, adiciona Bayona.

Asimismo, varios expertos coinciden en que es crucial enfocarse en la capacidad que tengan los colaboradores para impactar positivamente su equipo de trabajo. Por esta razón, es importante que los gerentes de Recursos Humanos tengan en cuenta implementar procesos de selección que busquen atraer talento con habilidades altas de liderazgo.

Se debe conocer los diferentes tipos de líderes más comúnmente identificables y encontrar la manera de analizar los aspectos positivos de cada uno, para así determinar el perfil de colaborador más óptimo para la organización. Esto puede garantizar la creación de un buen equipo de trabajo.

Buscar personas que tengan buena gestión del tiempo y cumplan con sus objetivos, como un líder autocrático; personas que fomenten la participación activa de todos los miembros del equipo, como un líder participativo; personas amables que busquen la integración y tengan en cuenta las opiniones de los demás, como un líder carismático; o personas que busquen innovar constantemente y fomenten un espacio de creatividad, como un líder transformacional.

Desarrollo del líder

Desde el área de Talento Humano se debe crear estrategias que desarrollen las capacidades de liderazgo y trabajo en equipo de los colaboradores. Según Andrés Jaramillo, ceo de BetterLife Motivación, “Es vital hacer coaching de liderazgo dentro de una compañía, pues un factor crucial para esta es el capital humano.

El coaching logra potencializar las habilidades y capacidades de las personas, para que estas logren desarrollar muchos campos de su vida. Además, al tener coaching las personas se potencializan y, por ende, crece el progreso de la organización”.

Conoce más en: Neuroliderazgo, la clave del liderazgo consciente

En definitiva, tanto en el deporte como en las organizaciones, es crítico contar con equipos de trabajo que sobresalgan por su liderazgo y buen desempeño grupal; así como se destacó el equipo Ineos y Egan Bernal en el Tour de Francia;  los directivos deben fomentar espacios para que sus colaboradores fortalezcan sus capacidades y gocen de un clima laboral óptimo.

 

 

El proyecto SENA Emprende Rural nació como un programa que trabaja de la mano de los campesinos colombianos en la gestión de iniciativas productivas desde la capacitación.

Esta iniciativa ha llegado a los 32 departamentos del país impactando desde la formación académica el sector agrícola, pecuario, agroindustrial, forestal, turístico, ambiental y servicios asociados.

El programa ha sido promotor del valor compartido como modelo de negocio para fomentar la sostenibilidad de la vida en el campo, el desarrollo alrededor de la empresa rural y el fortalecimiento de los ingresos de las familias.

En Xposible, reconocemos al programa ‘Sena Emprende Rural’ por llevar la semilla del emprendimiento y la equidad a los lugares más apartados de Colombia.

El emprendimiento en Colombia está en auge gracias al incremento de personas dispuestas a crear su propia empresa y a las oportunidades que ofrece la región para consolidar un modelo de negocio. Estos generadores de empresa son promotores de la economía nacional, el empleo y el desarrollo de proyectos con un alto impacto social.

De acuerdo con el Estudio de la Actividad Empresarial de Colombia (GEM 2017) la actividad económica en Colombia se ha dinamizado en los últimos años gracias a la participación de las mujeres y los jóvenes a través de la creación de nuevos negocios que aportan al crecimiento de la economía en la región.

Según el estudio, la brecha de emprendimiento entre mujeres y hombres se ha cerrado desde el 2013, reflejando un incremento en la creación de negocios liderados por mujeres de 18,2%, frente a la participación de los hombres 19,2%.

Adicionalmente, en el 2017 el 70% de los nuevos negocios generaron entre 1 a 19 empleos en la región, lo que convierte a los emprendedores como fuente de generación de oportunidades para el crecimiento económico de las familias y del país.

Según la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB) en el 2017 la ciudad cerró con 728.784 unidades productivas, de este total el 38,7% de unidades tiene mujeres como representantes legales.

Emprendimientos que aportan a la transformación del país

Natura Foods Enterprise SAS es un emprendimiento creado en el 2012 por tres mujeres del Valle del Cauca, quienes identificaron en el mercado exterior la oportunidad de vender pulpa de fruta y alimentos tradicionales de la región listos para servir.

Beatriz Helena Londoño, Gerente de este emprendimiento explica que su modelo de negocio tuvo un crecimiento exponencial, lo que las llevó a aumentar su infraestructura y el número colaboradores, pasando de 4 a 60 personas y de estas 80% son mujeres madres cabeza de familia.

Este emprendimiento exporta el 80% de sus productos a EE.UU, el 5% a Europa y el 15% es distribuido en territorio nacional.

Printslab es un emprendimiento creado por la paisa Diana Oviedo quien diseña vestidos de baño, zapatos y accesorios con estampados. Llevar su modelo de negocio a eventos como Colombiamoda o macrorruedas de negocio, le permiten ser hoy uno de los negocios con presencia a nivel internacional.

Los países a los que ha llegado esta empresaria y emprendedora son Canadá, Perú, Puerto Rico, Costa Rica y Guatemala.

D’hylos es una mypime que nació en San Jacinto, en el departamento de Bolívar,  por la emprendedora Yaneth Vásuez quien a través del diseño de hamacas rescata la tradición de su región llevando este producto a países como Holanda y Costa Rica.

Esta emprendedora encontró en el mercado internacional la oportunidad de llevar la tradición del uso de las hamacas y expandir su negocio vendiendo hasta 100 tejidos por mes generando empleo para 40 artesanos víctimas del conflicto armado.

Estos negocios impactan positivamente a otras mujeres y familias y  generan una economía sostenible, el desarrollo económico en la región, la creación de empleo y de la misma forma rescatar la cultura del país. Mujeres que son ejemplo a seguir por liderar ideas de negocio con impacto social.

Colombia es uno de los países en Latinoamérica con los índices más altos de intención de crear empresa, según el Estudio de la Actividad Empresarial de Colombia (GEM), en el que el 52% de la población considera tener las habilidades, los conocimientos, la experiencia y las oportunidades para crear un negocio, superando a otros países de Latinoamérica y el Caribe.

De acuerdo con un estudio realizado por iNNpulsa y la Universidad Nacional de Medellín, la capital del país es la ciudad que crea más emprendimientos, registrando un total de 1.356 startups y representando el 50,2% a nivel nacional. La segunda región que desarrolla más ideas de negocio es el departamento de Antioquia, con un total 544 startups (20,1% a nivel nacional).

Estas ciudades se convierten en los principales centros de desarrollo de emprendimiento, gracias a factores como la presencia de entidades gubernamentales, la conectividad con el mundo, la infraestructura y las habilidades con las que cuenta la población. Generando a su vez 7.933 empleos en su etapa inicial; componente que aporta al desarrollo social del país.

Si usted está pensando en crear empresa y ser parte de la transformación de Colombia, estos son los 5 pasos que debe tener en cuenta para hacer realidad su idea de negocio:

En Colombia existen varios proyectos que apoyan la generación de Emprendimientos de Alto Impacto (EAI). Estas oportunidades lideradas por el sector privado y público, buscan financiar y consolidad ideas de negocio que aporten al crecimiento económico, social y ambiental de Colombia.

Colombia es uno de los 193 países a nivel mundial que firmó y se comprometió a cumplir con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

Uno de los principales objetivos es acabar con la pobreza de la región teniendo en cuenta que para el 2018 el país cerró con el 27% de la población en esta condición (13’073.000 personas según el DANE). Ante estas cifras Colombia se propuso reducir estos índices para el 2030 con el respaldo de estrategias y compañías que aporten al logro de esta meta.

Como medida se propuso en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) estrategias que involucran la innovación, la tecnología, la transformación digital, el emprendimiento, los recursos minero-energéticos, los servicios y la economía naranja para mejorar la calidad de vida de la población.

Lee también: El campo colombiano como una oportunidad para el desarrollo

Desde la innovación y la tecnología, el PND identificó que las pequeñas y medianas empresas no aplican a sus procesos de producción tecnologías avanzadas como la robótica, la impresión 3D o el internet de las cosas, por lo que plantearon impulsar en este sector el programa Industrias 4.0 y Fábricas de Productividad, proyectos que fomentan el uso de las tecnologías de punta como pilar para aumentar la productividad y empleo.

Estos programas brindarán servicios de asistencia a 4.000 empresas colombianas para mejorar sus procesos de producción, aumentando a su vez el porcentaje de empresas innovadoras.

Para el sector del emprendimiento, se destinarán alrededor de 7.888 millones de pesos para la creación de empresas del sector textil, audiovisual, software de contenidos y espectáculos. El apoyo a estos proyectos también fomentan el desarrollo y el crecimiento de la región desde la ruralidad.

Como estrategia para fomentar las industrias creativas, el Ministerio de Cultura junto con iniciativas de Bancóldex, el Fondo Emprender del SENA y Reactiva de Findeter, se espera impulsar este sector aportando atención integral para la industria, la asistencia técnica al emprendimiento y la inclusión.

Para Gloria Alonso, directora del PND, se espera que en el 2022 se reduzca significativamente la pobreza de la mano de estas iniciativas, que generarán empleo y nuevas oportunidades de crecimiento en la economía nacional.

Ramo y Bancalimentos le apuestan al desarrollo

En Colombia, empresas como Ramo y Bancalimentos han implementado estrategias en sus modelos de negocios que aportan a la reducción de la brecha de desigualdad y pobreza en Colombia.

Ramo, por ejemplo, creó la Fundación Social Molano para empoderar a comunidades rurales  y a pequeños empresarios de Cachipay y Anolaima, Cundinamarca, generando empleo con la producción de huevos de alta calidad. Estos insumos son usados por la compañía como materia prima para preparar ponqués.

Te puede interesar: Totto y Starbucks, los negocios que impulsan el desarrollo económico

Por su parte, la empresa boyacense Bancalimentos, aporta a la reducción del hambre y la pobreza intercambiando residuos reciclados por alimentos y productos de aseo, garantizando a la comunidad del sector rural su seguridad alimentaria.

Estas compañías nacionales han unido sus esfuerzos para aportar a la reducción de la pobreza, sus prácticas empresariales son un ejemplo a seguir para aquellas compañías que desean aportar desde su gestión a la transformación social, ambiental y económica del país.

Colombia tiene un gran potencial para emprender, cada vez hay más personas dispuestas en hacer realidad su idea de negocio y crear su propia empresa. Aquí te contamos algunos emprendimientos que nacieron para generar transformación social, ambiental y económica en la región.

Foody.com.co, comida sana y a buen precio

Esta startup colombiana ofrece a través de un restaurante digital almuerzos saludables y a buen precio. Su modelo de negocio consiste en que sus usuarios se suscriben en línea y programan semanalmente el almuerzo que consumirán durante los siguientes días, de esta forma pagan anticipadamente para tener economía e inmediatez con sus alimentos.

Antonio Plata, CEO & Co- fundador de Foody.com.co, explicó para el portal PuntoCO, que esta idea de negocio nació de la necesidad de brindar al consumidor la oportunidad de acceder a platos altamente saludables, verificados por nutricionistas y a un precio justo.

La apuesta de valor de esta empresa se encuentra en ofrecer al público una herramienta que democratiza la comida saludable a través del uso de la tecnología y el Internet, como puente para conectar con el consumidor.

Liftit, la app de logística que facilita el transporte de carga

Fotos: Facebook Liftit.

Ante la necesidad de encontrar un lugar donde se pudiera acceder a un servicio de transporte rápido y de calidad, los colombianos Ángel Celis, Felipe Betancour y Brian York, crearon la aplicación móvil Liftit, una startup que conecta a equipos de transporte con empresas y usuarios para realizar acarreos, mudanzas y traslado de cargamentos pesados a nivel nacional e internacional.

En tan solo 3 años, estos emprendedores han llevado su modelo de negocio a países como Chile, Perú, Ecuador y México y esperan próximamente incursionar en el mercado brasileño.

Su éxito se debe a la aplicación de tecnología en el monitoreo de trayectos para optimizar las operaciones, eliminar los “tiempos muertos” y reducir los costos en el transporte de carga pesada.

Los datos:

Tappsi, una alianza que los llevó a toda Latinoamérica

Juan Salcedo y Andrés Gutiérrez, crearon en el 2012 la primera aplicación colombiana que brinda el servicio de solicitud de taxis. Esta startup tomó fuerza en el país hasta conquistar mercados internacionales consolidando alianzas con empresas como Easy Taxi de Brasil para llegar a toda Latinoamérica.

Con la alianza de estas dos compañías, la app ha sido descargada más de 3 millones de veces en dispositivos Android y iOS, operando a nivel nacional en 20 ciudades del país con la vinculación de 80 mil taxistas en la plataforma.

Hogaru, la app de servicios de limpieza

Fotos: Hogaru.com

En Colombia, el 90% de las personas dedicadas a la labor de la limpieza en los hogares son mujeres y 88% de los contratos son verbales (MinTrabajo), reduciendo la posibilidad de acceder a prestaciones sociales y calidad de vida.

Ante este panorama, nació Hogaru, una plataforma digital diseñada por el colombiano Oscar Peña, el italiano Matteo Cera y el español Gonzalo Úcar con el objetivo de dignificar y profesionalizar este oficio combinando la tecnología y el talento humano.

Actualmente, la plataforma cuenta con casi 800 trabajadores domésticos registrados en la app desde ciudades como Bogotá, Cali y Medellín mientras espera llegar a otros mercados internacionales garantizando empleo y desarrollo para las familias de la región.

Estos emprendimientos aportan hoy a la transformación del país, generando empleo, crecimiento económico para las familias y calidad de vida. Si usted es un emprendedor, cuéntenos a través de nuestras redes sociales de qué forma aporta al desarrollo de Colombia su modelo de negocio.

Cargando...