Tres instituciones educativas de Latinoamérica se unieron para desarrollar el primer Certificado Internacional de Emprendimiento en las Industrias Creativas.

La Tríada, una alianza entre la Universidad de Los Andes en Colombia, el Tecnológico de Monterrey y la Pontificia Universidad Católica de Chile, crearon una estrategia para fortalecer las competencias y el desarrollo de emprendimientos en la región.

Para Patricia Zalamea, Decana de la Facultad de Artes y Humanidades de la Universidad de los Andes “este certificado está pensado para las personas interesadas en desarrollar competencias de emprendimiento y competencias creativas para elaborar modelos de emprendimiento en las industrias creativas desde distintos campos”.

Los participantes del primer Certificado Internacional de Emprendimiento en las Industrias Creativas tienen la oportunidad de desarrollar proyectos que involucran la creatividad desde el enfoque de la música, arquitectura, cine, diseño, videojuegos, animación, escritura creativa, moda, medios digitales, arte y tecnología.

Alianzas académicas para el desarrollo

La alianza entre estas tres instituciones nació con el objetivo de trascender a nivel continental desde el campo de la educación, compartiendo prácticas, conocimientos y recursos para fortalecer acciones que aporten al desarrollo económico, social y ambiental de Latinoamérica.

La Triada ofrece cerca de 100 cursos y 10 programas especializados en la modalidad virtual, ampliando la oferta académica para aquellos que buscan capacitarse en áreas como liderazgo, negocios, mercadeo y emprendimiento, gestión de proyectos, videojuegos, programación en Java y Python y desarrollo de aplicaciones y análisis de datos, entre otros cursos.

Sobre estas instituciones, el QS World University Ranking, entidad que posiciona a las mejores universidades de América Latina, ubica a la Pontificia Universidad Católica de Chile en el primer lugar, a la Universidad de los Andes en el quinto puesto y a la Universidad Tecnológico de Monterrey en el sexto sitio.

Para conocer más sobre el certificado que impulsa el emprendimiento y el desarrollo en Colombia y Latinoamérica, ingresa aquí.

Las industrias creativas y culturales nacieron como un sector de la economía para fomentar la innovación y la creatividad en el desarrollo de los negocios. 

Según la Unesco, las industrias creativas y culturales son “aquellos sectores de actividad organizada que tienen como objeto principal la producción o la reproducción, la promoción, la difusión y/o la comercialización de bienes, servicios y actividades de contenido cultural, artístico o patrimonial”.

En Colombia, estas industrias toman fuerza gracias a programas y políticas que impulsan los emprendimientos y las Pymes. Algunas de ellas son la Ley Naranja, la Ruta del Emprendimiento Naranja Rural o la Red de Industrias Creativas. Cada una de estas iniciativas brinda apoyo a pequeñas, medianas y grandes empresas que aportan al desarrollo económico, social y ambiental de la región.

Para Adriana Padilla, directora de Industrias Creativas y Culturales en la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB) la “economía del conocimiento no solo genera identidad cultural, sino también valor económico”. Partiendo de esto se plantearon acciones estratégicas que llegan a comunidades que desde sus habilidades emprenden y transmiten conocimientos.

En Colombia existen entidades como la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), el Sena y los ministerios del Gobierno que apoyan la creación de las Industrias Creativas y Culturales para garantizar el desarrollo de nuevos emprendimientos como estrategia para impulsar el empleo, la innovación, el crecimiento de la economía y la transformación social y ambiental de la región.

Si su negocio hace parte de estas empresas que impulsan la economía de la región cuéntenos cómo lo hace y de qué forma impacta a la sociedad.

Las industrias creativas y culturales nacieron como un sector de la economía para fomentar la innovación y la creatividad en el desarrollo de los negocios. 

Según la Unesco, las industrias creativas y culturales son “aquellos sectores de actividad organizada que tienen como objeto principal la producción o la reproducción, la promoción, la difusión y/o la comercialización de bienes, servicios y actividades de contenido cultural, artístico o patrimonial”.

En Colombia, estas industrias toman fuerza gracias a programas y políticas que impulsan los emprendimientos y las Pymes. Algunas de ellas son la Ley Naranja, la Ruta del Emprendimiento Naranja Rural o la Red de Industrias Creativas. Cada una de estas iniciativas brinda apoyo a pequeñas, medianas y grandes empresas que aportan al desarrollo económico, social y ambiental de la región.

Para Adriana Padilla, directora de Industrias Creativas y Culturales en la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB) la “economía del conocimiento no solo genera identidad cultural, sino también valor económico”. Partiendo de esto se plantearon acciones estratégicas que llegan a comunidades que desde sus habilidades emprenden y transmiten conocimientos.

En Colombia existen entidades como la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), el Sena y los ministerios del Gobierno que apoyan la creación de las Industrias Creativas y Culturales para garantizar el desarrollo de nuevos emprendimientos como estrategia para impulsar el empleo, la innovación, el crecimiento de la economía y la transformación social y ambiental de la región.

Si su negocio hace parte de estas empresas que impulsan la economía de la región cuéntenos cómo lo hace y de qué forma impacta a la sociedad.

Cargando...