Colombia ha encaminado esfuerzos para fortalecer la economía desde el sector rural y fomentar a su vez ” la promoción de la agricultura y el comercio sostenible como punto clave para desarrollar la competitividad del sector a nivel nacional”, de acuerdo con la viceministra de Asuntos Agropecuarios, Marcela Urueña Gómez. 

Así mismo, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural ha puesto en marcha acciones para que los productores nacionales sean promotores del equilibrio entre el crecimiento económico y el uso racional de los recursos ambientales.

Desde el sector cafetero, ya se han desarrollado proyectos enfocados en la gestión inteligente del agua, el desarrollo forestal y el mejoramiento de las tecnologías para la generación de energías limpias.

Otro sector que se ha unido a esta iniciativa es la palmicultura. Desde allí, se han puesto en marcha estrategias para fomentar la sostenibilidad como la certificación RSPO (Roundtable on Sustainable Palm Oil) que busca garantizar que los procesos de producción del aceite de palma no generen afectaciones a la biodiversidad ni a las comunidades involucradas en el proceso.

Carlos Enrique Cavelier, Coordinador de Sueños de Alquería, explica que desde el sector lácteo se fomenta la ganadería sostenible como modelo de negocio “en conjunto con proveedores, comercializadores y consumidores; lo que permite estar a la vanguardia de la producción responsable de nuestros productos, las estrategias de mitigación y adaptación al cambio climático y la protección y conservación de nuestro patrimonio cultural y natural”.

Sostenibilidad en las cadenas de producción

Cavelier explica que la deforestación de bosques naturales y la transformación de los ecosistemas es uno de problemas que tiene Colombia para convertirse en un líder en el desarrollo de la agricultura sostenible, por lo que plantea la necesidad de “integrar esfuerzos que permitan construir y consolidar planes de acción, modelos productivos sostenibles y alianzas público-privadas en defensa del patrimonio natural”.

Así mismo, desde Alquería se desarrolló la estrategia de Sostenibilidad de Planeta Larga Vida, que está encaminada con la tendencia de la ganadería sostenible para evitar la deforestación en la cadena de suministro de la compañía.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), implementar la agricultura sostenible en los procesos de producción aporta múltiples beneficios tanto para el fortalecimiento de una economía como para la conservación de recursos naturales:

Finalmente, esta tendencia empresarial contribuye a la construcción de la equidad social y económica de las naciones. Si aún no sabe cómo poner en práctica la agricultura sostenible en su modelo de negocio, conozca cómo lo están haciendo otras empresas colombianas aquí.

Cargando...