Gracias a sus características y al bajo riesgo que representa, el ecoturismo se perfila como la primera alternativa de reactivación del sector.

Desde que comenzó la pandemia, la Organización Mundial de Turismo (OMT) promueve la iniciativa ‘Quédate en casa hoy, viaja mañana’, como apoyo a las campañas de prevención. Sin embargo, las medidas implementadas han tenido graves implicaciones económicas y han obligado al sector a pensar en adaptarse, innovar y recuperarse rápidamente después de la crisis. 

Es así como el ecoturismo podría ser una alternativa con menos riesgo de contagio, ya que propone destinos al aire libre en áreas rurales o parajes naturales sin aglomeraciones, en donde las personas pueden mantener el distanciamiento social preventivo.

En apoyo al sector del turismo, la OMT ha desarrollado un paquete de asistencia técnica que está estructurado alrededor de tres pilares: recuperación económica, mercadeo y promoción, y fortalecimiento institucional en términos de salud, seguridad y restauración de la confianza del consumidor. 

Este paquete tiene en cuenta las cifras que evidencian que el turismo es un segmento económico muy importante. Antes de la pandemia representaba el 30 % de las exportaciones mundiales de servicios y 1 de cada 10 puestos de trabajo en todo el mundo. 

Te puede interesar: El sector TIC, un ejemplo de transformación productiva en la pandemia

Así las cosas, las actividades de marketing se deberán enfocar en difundir el mensaje de seguridad y las campañas de sensibilización deberán familiarizar a la población local sobre la importancia del turismo interno para estimular la economía e incentivar el empleo.

Por su parte, Colsubsidio ha seguido las disposiciones gubernamentales para alinearse con la política nacional alrededor de la situación y se encuentra desarrollando estrategias que incluyen una campaña educativa para que los usuarios solo viajen si cuentan con buena salud y han realizado obras de adecuación para contar con espacios seguros.

También jornadas de capacitación al personal, refuerzos en los procesos de limpieza y desinfección, monitoreo de temperatura, puntos de atención para huéspedes con sintomatología, y un nuevo modelo de servicio de alimentos y bebidas para controlar el aforo y evitar aglomeraciones.

Estamos ubicados en zonas estratégicas, de fácil acceso y a una distancia ideal desde Bogotá y alrededores para disfrutar de unos días de desconexión de rutinas laborales, e incluso las del mismo hogar, producidas después de tantas semanas de aislamiento”, asegura Juan Camilo Rodríguez, gerente de Hotelería y Turismo de Colsubsidio, la caja de compensación que cuenta con 7 hoteles (1 en Villavicencio, 2 en Girardot y 4 en Paipa).

Mira: 10 consejos para regresar a la oficina

La apuesta por el ecoturismo en Colombia

La restricción de la circulación de personas con medidas como el cierre de fronteras, la suspensión del ingreso de extranjeros, la prohibición del arribo de vuelos de pasajeros y la orden de aislamiento han causado un grave impacto económico. Sin embargo, para los expertos en el tema, el país puede salir fortalecido de la crisis gracias a su oferta de biodiversidad. 

Según una encuesta realizada por Parques Nacionales Naturales a 3.923 personas, del 21 de mayo al 1 de junio de 2020, los tres principales motivos por los que realizarían un viaje después de la pandemia son: contacto con la naturaleza, salud y relajación e historia y cultura y las principales actividades a realizar incluyen sol y playa, senderismo terrestre y observación de fauna y flora.

Por esta razón, proveedores del servicio de ecoturismo como Colsubsidio se preparan para ofrecer alternativas manteniendo un compromiso activo con la sostenibilidad. 

“El contacto directo con la naturaleza es uno de los pilares de nuestra oferta de turismo, pero también, nuestro compromiso activo con la sostenibilidad es un factor de diferenciación inmenso”, dice su gerente de Hotelería y resalta el caso del hotel El Alcaraván.

Allí se le permite al huésped estar en contacto con la flora y la fauna típicas de los Llanos Orientales, a través de senderos para el avistamiento de aves y especies exóticas de la región. Además, la energía eléctrica necesaria para el hotel se genera a través de paneles solares.

Te puede interesar: ¿Qué viene en el futuro laboral tras la Covid-19?

Por otro lado, en Boyacá, la Caja cuenta con una estrategia de enriquecimiento forestal con más de 80 especies de árboles nativos en las zonas verdes que rodean los cuatro hoteles del sector.

Su más reciente lanzamiento el Glamping Cantú es un formato de alojamiento eco-amigable donde los huéspedes pueden vivir una experiencia de turismo, sumergidos en la naturaleza, con la posibilidad de disfrutar actividades náuticas, senderismo y aventura, sin dejar de lado el confort. 

En definitiva, el efecto psicológico de la cuarentena hará que las personas busquen las opciones de bienestar que ofrece el ecoturismo. 

Miguel Torres, cofundador de Awake Travel, start-up ganadora del premio Booking Booster 2017, afirma que Colombia tiene una gran ventaja competitiva al ser el país con mayor biodiversidad por metro cuadrado del mundo, un destino con 67 etnias diferentes y una convergencia sin igual de culturas ancestrales vivas y paisajes maravillosos.

El potencial del sector está enfocado hacia un consumidor que, más que viajar como un observador, estará buscando vivir experiencias.

Estos hallazgos le dan fuerza a la premisa que afirma que el ecoturismo será uno de los ganadores después de la crisis y que la pandemia actuará como catalizador de esta tendencia mundial para transformarlo de un segmento de nicho a uno lo suficientemente grande como para impulsar la economía nacional.

*En la foto: Glamping Cantú/cortesía Colsubsdio

Colombia es el segundo país más biodiverso a nivel Latinoamérica después de Brasil, según el Centro de Monitoreo de Conservación del Medio Ambiente de la ONU y ha sido un atractivo turístico a nivel internacional por su diversidad cultural, riqueza en fauna y flora, y la variedad en actividades de aventura que ofrece.

Estas características han permitido generar oportunidades de empleo y un fortalecimiento de la economía nacional. De acuerdo con ProColombia, el ecoturismo es una modalidad de turismo sostenible que ha sido aprovechada por pequeñas y grandes empresas para atraer turistas nacionales y extranjeros que desean conocer las riquezas del país.

También te puede interesar: Gastronomía sostenible, el camino hacia la productividad del campo

Este modelo de negocio se ha transformado en una fuente de empleo, conservación de ecosistemas y protección de los hábitats a través de las comunidades del territorio nacional. Actualmente, Colombia cuenta con 10 destinos turísticos sostenibles con certificación de calidad turística emitida por ProColombia:

Prácticas sostenibles a nivel internacional

Las ciudades han encontrado en el turismo una oportunidad para impulsar sus economías y fomentar la protección de los recursos naturales. Estas son algunas capitales mundiales que han implementado prácticas sostenibles:

Nueva York atrajo para el 2016 alrededor de 60 millones de turistas y en la búsqueda de promover la sostenibilidad y la protección del medio ambiente, la ciudad fomenta la agricultura urbana como una estrategia que incentiva la producción de alimentos sanos y la educación ambiental.

Un ejemplo de estas prácticas es el emprendimiento liderado por Gwen Schantz, cofundadora de Brooklyn Grange, un huerto ecológico ubicado en un tejado de Nueva York que produce alimentos, agrega zonas verdes a la ciudad, refresca el aire, produce oxigeno limpio, retira el dióxido de carbono, emplea técnicas de la agricultura ecológica, recolecta agua lluvia reutilizable e incentiva a la población a aprender sobre estas prácticas sostenibles para aplicarlas en su cotidianidad.

Fuente: ONU.

Ámsterdam creó un programa para transformar a la ciudad en una metrópolis verde. Para lograrlo creó cuatro pilares que brindan a los turistas la oportunidad de respirar aire limpio, movilizarse de forma segura y con cero gases contaminantes:

Entre tanto, países como Dinamarca recibieron en el 2018 un total de 27.4 millones de turistas según la Red de Oficinas Económicas y Comerciales de España en el Exterior. Copenhagen, su capital, se ha caracterizado por preservar sus espacios públicos y la calidad de vida, posicionándose como “La ciudad de la gente”.

Hoy ha impulsado el turismo responsable en zonas rurales y urbanas unificado esfuerzos para generar ciudades limpias, recuperando vías fluviales e instalando corredores verdes para sus habitantes y turistas.

Así como estas ciudades han implementado acciones a favor del turismo sostenible, Colombia no se queda atrás en la búsqueda de acciones para consolidarse como una potencia mundial en este sector. Te invitamos a conocer en Xposible qué se ha hecho para impulsar el desarrollo ambiental, económico y social en Colombia.

La biodiversidad, la cultura, la gastronomía y la gente de Colombia son las razones por las que el país es un atractivo turístico a nivel mundial. De acuerdo con ProColombia estas características son ventajas competitivas para la región que pueden posicionar al país como una potencia ecoturística, y aportar al desarrollo de la economía desde la sostenibilidad.

Biodiversidad y aventura para generar desarrollo

Colombia cuenta con alrededor de 56 mil especies registradas entre aves, plantas, anfibios, reptiles, mamíferos, peces y especies endémicas según el Sistema de Información sobre Biodiversidad de Colombia (SIB);  esto es principal activo con el que cuenta la región para atraer turistas y promocionar al país como un destino de aventura y ecoturismo.

Según ProColombia “el ecoturismo es una modalidad de turismo sostenible” y en el país se han desarrollado programas y normas que fomenten buenas prácticas empresariales a favor de la protección de los ecosistemas, la generación de oportunidades de empleo y fortalecer este sector de la economía.

Actualmente, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo creó normas técnicas y guías para que las compañías dedicadas al ecoturismo en zonas naturales puedan implementar acciones positivas para el medio ambiente mientras se da a conocer la cultura y las tradiciones alrededor de cada territorio.

Modelos de negocio sostenibles

Gracias a la amplia oferta de turismo que hay en Colombia, pequeños y grandes empresarios se han dado a la tarea de compartir con visitantes nacionales e internacionales la diversidad que hay en la región de forma responsable y aplicando modelos de negocio sostenible.

Este es el caso de la corporación Mano Cambiada, una empresa dedicada al turismo comunitario en el departamento del Chocó donde le sacan provecho a los recursos ambientales que tienen para educar y transmitir a los turistas las tradiciones, cultura y conocimientos de las comunidades indígenas del territorio.

Allí hay un compromiso común entre este modelo de negocio, los habitantes de la región y los visitantes para conservar el territorio desde el turismo sostenible.

Josefina Klinger, directora general de la corporación Mano Cambiada asegura que los turistas extranjeros valoran las prácticas medio ambientales que se fomentan en la región, lo que agrega valor a su modelo de negocio cautivando a visitantes de países como España, Alemania, Italia, Francia y Canadá.

Un modelo de negocio amigable con todos

Esta empresa transformó la forma de relacionarse con la naturaleza y los habitantes de la región, pues quienes antes se dedicaban a la casa de paujiles, la captura y venta de loros y la tala de árboles, hoy son los guías turísticos que lideran más de 20 rutas para el avistamiento de aves.

Este modelo de negocio eliminó las prácticas ilegales que afectaban diferentes especies de aves y atrajo turistas nacionales e internacionales. Finalmente, generó nuevas oportunidades de capacitación y empleo mejorando la calidad de vida a varias familias.

Hoy el 70% de los turistas que llegan a Manakin Nature Tours son estadounidenses, y la empresa espera llegar al mercado europeo promoviendo el ecoturismo como una estrategia para preservar los recursos naturales del país e impulsar la economía.

Estas compañías nacionales son un ejemplo a seguir por ser promotores de la transformación ambiental, económica y social del país, rescatando la cultura, biodiversidad y tradiciones de las comunidades indígenas y rurales del país desarrollando sus modelos de negocio.

Si su empresa o emprendimiento es generador de cambios en la región, cuéntenos a través de nuestras redes sociales de qué forma ayuda en el desarrollo de Colombia.

Cargando...