La moda sostenible es la tendencia que promueve la producción, distribución, consumo y eliminación de prendas de vestir que afectan la salud, los entornos naturales y las especies animales (The Sustainable Fashion Blueprint 2018).

Esta práctica empresarial es aplicada en las compañías textiles que buscan generar valor agregado en su cadena de producción, maximizando el tiempo de vida de cada prenda, impulsando una cultura consciente en el consumo y reduciendo el impacto en los recursos medioambientales.

Esta industria es la séptima economía más grande del mundo, generando ganancias anuales de 1 billón de euros (2016) y promoviendo el empleo para más de 300 millones de personas, de acuerdo con el informe The Sustainable Fashion Blueprint 2018 de la escuela de negocios Cambridge Judge Business School.

El informe refleja que la industria textil aporta millones de ganancias a la economía mundial y es el segundo sector más contaminante al implementar prácticas que afectan al medio ambiente y la salud de la población.

Sin embargo, algunas compañías textiles han sido conscientes del impacto que han generado y han modificado en los últimos años sus procesos, apropiándose de la sostenibilidad como estrategia de negocio para generar economías circulares que promueven el desarrollo ambiental y social.

Colombia se apuntó a la transformación sostenible

Colombia no es ajena a estas prácticas empresariales sostenibles. Un claro ejemplo por trabajar en estos temas de sostenibilidad son las ferias de Colombiamoda, Colombiatex, BCapital o El Bulevar, escenarios donde empresarios, emprendedores y diseñadores nacionales e internacionales se reúnen para marcar tendencias bajo los parámetros de la sostenibilidad.

Distintas compañías nacionales se han destacado por trabajar la moda sostenible desde sus prácticas empresariales, una de estas es Yumajai, empresa caleña dedicada a la producción de joyas artesanales.

Sus creadores vieron en las comunidades indígenas que se dedicaban a vender accesorios en las calles de Cali una oportunidad para formalizar y dignificar su trabajo. Desde entonces exportan sus productos a base de materiales naturales hasta ciudades como París (Francia) y Tel Aviv (Israel).

Economía circular, un aporte a la sostenibilidad

La economía circular también toma fuerza en estos procesos de transformación  y es implementada en las prácticas empresariales de las grandes, medianas y pequeñas empresas.

Lorenzo Velásquez, director de innovación de Inexmoda explica la importancia de desarrollar en la producción textil acciones que permitan reciclar y reutilizar los insumos que se usan para la confección de prendas de vestir.

Así mismo, recalca el papel de los empresarios y emprendedores al vincular estos procesos en el comportamiento de los consumidores, quienes además de fijarse en la etiqueta del precio de una prenda, se preocupan por verificar los materiales con los que fueron hechas, el país donde se creó o si la marca donde compran promueven el respeto por las condiciones laborales.

Estas prácticas empresariales construyen negocios conscientes y responsables con su procesos de producción, mientras fomentan el consumo inteligente en la sociedad. Si su compañía o emprendimiento está en este proceso de transformación, cuéntenos qué prácticas desarrolla para promover la sostenibilidad ambiental, social y económica en el país.

El mundo está en constante transformación y el progresivo cambio en las conductas de consumo de la población ha llevado a que las organizaciones se replanteen sus estrategias de mercadeo y la gestión de sus negocios.

René Rojas, CEO de HubBog, la aceleradora de más de 300 startups y emprendimientos colombianos, explica que la innovación también se transforma. En los últimos 10 años las organizaciones han encontrado en la digitalización y las nuevas herramientas tecnológicas una oportunidad de crecimiento y desarrollo.

Por ende, la innovación y la transformación digital están directamente relacionadas con la manera en la que empresas se reinventan, sin importar el sector económico al que pertenezcan.

Casos de éxito como Amazon, la compañía de comercio electrónico que en 1996 empezó a vender libros en línea, revolucionó los métodos de compra y venta. El impacto de esta organización provocó el cierre de cientos de librerías físicas y la apertura de nuevos negocios en línea. Hoy Amazon cuentan con 647 mil empleados alrededor del mundo (Statista, 2019).

Otro caso de éxito es Netflix, la plataforma que transformó el consumo del entretenimiento llevando a las audiencias a cambiar la televisión y el cine por las plataformas de streaming. Hoy Netflix tiene 139 millones de suscriptores a nivel mundial (Netflix, 2019).

Por otro lado, Booking innovó el mercado de las agencias de turismo al unificar en una plataforma digital todos los servicios de turismo, hotelería y vuelos. Esta organización permitió a los usuarios migrar a la era digital aterrizándolos en un solo lugar para encontrar todo lo que necesitan.

Si bien, la digitalización llegó para ser una oportunidad de crecimiento en las organizaciones, surge una incógnita alrededor de este proceso de transformación: ¿Qué pasa con las empresas que no se reinventan y continúan por el camino tradicional y análogo?

Sears es una compañía estadounidense creada en 1886, pionera en el desarrollo de centros comerciales y líder en el mercado minorista de ese país. Con 132 años operando, la empresa se resistió al cambio de la era digital y cuando quiso entrar al mercado de las ventas en línea, sus competidores ganaban terreno llevándose a sus usuarios.

Ante la crisis, Sears se declaró en quiebra en el 2018. Con mil tiendas y 89 mil trabajadores, la empresa ha cerrado alrededor de 380 locales y despedido a 21 mil empleados (2019).

El Internet y su impacto en la innovación empresarial

De acuerdo con la consultora internacional Deloitte, el núcleo de la innovación exponencial se centra en la unión entre las habilidades de las personas, las soluciones tecnológicas y las innovaciones existentes para crear productos, servicios y prácticas empresariales que transformen la manera de hacer negocios.

Esta innovación exponencial se evidencia en las prácticas que desarrollan aquellas organizaciones que ven en el Internet, las redes sociales, las plataformas de E-commerce, la inteligencia artificial, el blockchain, el Internet de las cosas (IoT), el big data y la realidad virtual, un potencial de crecimiento para sus modelos de negocio.

René Rojas asegura que las compañías deben tener la capacidad de transformarse y apropiarse de las nuevas herramientas digitales. Solo de esta forma podrán expandir sus negocios y llegar de forma acertada a las audiencias.

“Todas las empresas son tecnología, son datos, son más bits que átomos y por eso la necesidad de que todo emprendimiento y empresa adapte las nuevas tecnologías a su modelo de negocio”.

René Rojas, CEO de HubBog

Estos cambios se evidencian en el comportamientos que tienen las audiencias con el Internet. Según el “Resumen Digital 2020” de Hootsuite, a nivel global hay 4.54 billones de usuarios en la red, 4.18 billones de usuarios conectados desde un teléfono celular y el tiempo promedio que se consume contenido e información en línea es de 6 horas 43 minutos.

Desde el panorama de América Latina, hay 1.2 billones de personas, pero existen 1.5 billones de teléfonos que están conectados a la red, mientras que hay 776 millones de usuarios en Internet.

Según el Observatorio eCommerce y la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (CCCE), la tendencia en Colombia de migrar a la era digital es cada vez más acelerada. Esto se refleja en las compras y consultas que realizan los colombianos desde plataformas digitales.

El 91% de la población realiza actividades de comercio electrónico, 80% consulta en Internet antes se hacer una compra en línea y tan solo el 19% compra y paga productos por Internet (2019). Así mismo, el país ocupa el cuarto lugar a nivel global en permanecer más tiempo en Internet consumiendo contenidos e información (Hootsuite, 2020).

Los canales más consultados son Google, Yahoo y Bing con el 74%, las redes sociales más utilizadas para conocer la opinión y calificación de un producto o servicio son Facebook, Instagram y Whatsapp con el 50%, los Market Place más utilizados son Amazon, Mercado Libre, Dafiti, OLX y Linio con el 37%. Los medios tradicionales como las tiendas físicas y la publicidad fuera de línea pierden impacto e influencia en los consumidores.

La innovación exponencial es una oportunidad ideal para que su modelo de negocio haga parte de las empresas que transforman a Colombia y el mundo con nuevas ideas. Cuéntenos a través de nuestras redes sociales si su organización ya aplica esta tendencia empresarial y cómo lo hacen.El mundo está en constante transformación y el progresivo cambio en las conductas de consumo de la población ha llevado a que las organizaciones se replanteen sus estrategias de mercadeo y la gestión de sus negocios

René Rojas, CEO de HubBog, la aceleradora de más de 300 startups y emprendimientos colombianos, explica que la innovación también se transforma. En los últimos 10 años las organizaciones han encontrado en la digitalización y las nuevas herramientas tecnológicas una oportunidad de crecimiento y desarrollo.

Por ende, la innovación y la transformación digital están directamente relacionadas con la manera en la que empresas se reinventan, sin importar el sector económico al que pertenezcan.

Casos de éxito como Amazon, la compañía de comercio electrónico que en 1996 empezó a vender libros en línea, revolucionó los métodos de compra y venta. El impacto de esta organización provocó el cierre de cientos de librerías físicas y la apertura de nuevos negocios en línea. Hoy Amazon cuentan con 647 mil empleados alrededor del mundo (Statista, 2019).

Otro caso de éxito es Netflix, la plataforma que transformó el consumo del entretenimiento llevando a las audiencias a cambiar la televisión y el cine por las plataformas de streaming. Hoy Netflix tiene 139 millones de suscriptores a nivel mundial (Netflix, 2019).

Por otro lado, Booking innovó el mercado de las agencias de turismo al unificar en una plataforma digital todos los servicios de turismo, hotelería y vuelos. Esta organización permitió a los usuarios migrar a la era digital aterrizándolos en un solo lugar para encontrar todo lo que necesitan.

Si bien, la digitalización llegó para ser una oportunidad de crecimiento en las organizaciones, surge una incógnita alrededor de este proceso de transformación: ¿Qué pasa con las empresas que no se reinventan y continúan por el camino tradicional y análogo?

Sears es una compañía estadounidense creada en 1886, pionera en el desarrollo de centros comerciales y líder en el mercado minorista de ese país. Con 132 años operando, la empresa se resistió al cambio de la era digital y cuando quiso entrar al mercado de las ventas en línea, sus competidores ganaban terreno llevándose a sus usuarios.

Ante la crisis, Sears se declaró en quiebra en el 2018. Con mil tiendas y 89 mil trabajadores, la empresa ha cerrado alrededor de 380 locales y despedido a 21 mil empleados (2019).

El Internet y su impacto en la innovación empresarial

De acuerdo con la consultora internacional Deloitte, el núcleo de la innovación exponencial se centra en la unión entre las habilidades de las personas, las soluciones tecnológicas y las innovaciones existentes para crear productos, servicios y prácticas empresariales que transformen la manera de hacer negocios.

Esta innovación exponencial se evidencia en las prácticas que desarrollan aquellas organizaciones que ven en el Internet, las redes sociales, las plataformas de E-commerce, la inteligencia artificial, el blockchain, el Internet de las cosas (IoT), el big data y la realidad virtual, un potencial de crecimiento para sus modelos de negocio.

René Rojas asegura que las compañías deben tener la capacidad de transformarse y apropiarse de las nuevas herramientas digitales. Solo de esta forma podrán expandir sus negocios y llegar de forma acertada a las audiencias.

“Todas las empresas son tecnología, son datos, son más bits que átomos y por eso la necesidad de que todo emprendimiento y empresa adapte las nuevas tecnologías a su modelo de negocio”.

René Rojas, CEO de HubBog

Estos cambios se evidencian en el comportamientos que tienen las audiencias con el Internet. Según el “Resumen Digital 2020” de Hootsuite, a nivel global hay 4.54 billones de usuarios en la red, 4.18 billones de usuarios conectados desde un teléfono celular y el tiempo promedio que se consume contenido e información en línea es de 6 horas 43 minutos.

Desde el panorama de América Latina, hay 1.2 billones de personas, pero existen 1.5 billones de teléfonos que están conectados a la red, mientras que hay 776 millones de usuarios en Internet.

Según el Observatorio eCommerce y la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (CCCE), la tendencia en Colombia de migrar a la era digital es cada vez más acelerada. Esto se refleja en las compras y consultas que realizan los colombianos desde plataformas digitales.

El 91% de la población realiza actividades de comercio electrónico, 80% consulta en Internet antes se hacer una compra en línea y tan solo el 19% compra y paga productos por Internet (2019). Así mismo, el país ocupa el cuarto lugar a nivel global en permanecer más tiempo en Internet consumiendo contenidos e información (Hootsuite, 2020).

Los canales más consultados son Google, Yahoo y Bing con el 74%, las redes sociales más utilizadas para conocer la opinión y calificación de un producto o servicio son Facebook, Instagram y Whatsapp con el 50%, los Market Place más utilizados son Amazon, Mercado Libre, Dafiti, OLX y Linio con el 37%. Los medios tradicionales como las tiendas físicas y la publicidad fuera de línea pierden impacto e influencia en los consumidores.

La innovación exponencial es una oportunidad ideal para que su modelo de negocio haga parte de las empresas que transforman a Colombia y el mundo con nuevas ideas. Cuéntenos a través de nuestras redes sociales si su organización ya aplica esta tendencia empresarial y cómo lo hacen.

Para el 2020 la innovación, la tecnología, el valor compartido, el capitalismo consciente, la economía circular, el blockchain y las industrias 4.0 se posicionarán como las tendencias que aportarán a la transformación de Colombia desde los negocios.

 1. Valor compartido

Michael Porter, profesor de la Escuela de Negocios de Harvard y líder de estrategias empresariales, junto con Mark Kramer, autor de publicaciones influyentes sobre valor compartido, filantropía catalítica (unión entre gobiernos y empresas para contribuir con una causa), impacto colectivo, evaluación estratégica e inversión de impacto, idearon una estrategia que guiará a las organizaciones a reconcebir sus modelos de negocio en pro de fomentar el progreso económico y social reduciendo el impacto de sus procesos productivos.

De allí que el valor compartido nace como todas las políticas y las prácticas operacionales que mejoran la competitividad de una empresa a la vez que ayudan a mejorar las condiciones económicas y sociales en las comunidades donde opera.

Los expertos plantearon tres principios claves desde las cuales las organizaciones pueden construir oportunidades para crear valor compartido:

  1. Al reconcebir los productos y mercados.
  2. Al redefinir la productividad en la cadena de valor.
  3. Al permitir el desarrollo de un cluster local.

La implementación de estas iniciativas se enfoca en expandir el valor económico y social generando una relación de gana- gana entre las partes involucradas, potencializando las técnicas para el crecimiento de los negocios y las comunidades, fortaleciendo los clusters locales, las instituciones y garantizando la sustentabilidad de los modelos de negocio.

Al fortalecer las prácticas que involucran el valor compartido las organizaciones generan más ingresos, impulsan la productividad, aporta al desarrollo de las comunidades, el cierre de brechas sociales, el crecimiento profesional de los trabajadores y la calidad de vida de las familias a las que impacta.

Aquellas organizaciones que inicialmente diseñaban productos o servicios con el único fin de satisfacer las necesidades de la sociedad sin medir sus impactos y fortaleciendo una conducta de consumo transforma su visión de negocio, apostándole al desarrollo de productos y servicios que además de cubrir una necesidad aporta al bienestar de quien lo consume.

Caso de éxito:

La compañía canadiense Thomson Reuters llevó a la comunidad de ganaderos de la India un servicio de información en el que suministra trimestralmente datos sobre el clima, precios de cultivos y asesoría agrícola por un precio mínimo que les ha ayudado a incrementar sus ingresos hasta en un 60%.

Esta organización partió de identificar las necesidades de dicho país que estuvieran asociados con el servicio que brindaban que les permitiera impactar positivamente en esa comunidad. Es así como los negocios se van transformando de acuerdo con las necesidades que hay en la sociedad, rediseñando sus productos e identificando nuevos mercados en los que antes no veían una oportunidad de crecimiento.

Llevar la innovación y la tecnología a sectores vulnerables ha reflejado que es posible fomentar oportunidades de desarrollo económico y progreso social con prácticas que además de hacer crecer a una compañía, garantiza que otros sectores de la sociedad puedan mejorar sus condiciones de vida.

De esta forma también se ha dimensionado el uso de los recursos, la energía, la cadena de proveedores, la distribución y la productividad de los empleados para fomentar el valor compartido ayudando a que las economías crezcan reduciendo el consumo y aportando al aprovechamiento consciente de los recursos que están a disposición de las compañías.

Casos de éxito:

La compañía de almacenes estadounidense Wal-Mart, disminuyó sus emisiones de dióxido de carbono reduciendo el uso de empaques y recortando las rutas de entrega de sus camiones, logrando incrementar la venta de productos y ahorrar 200 millones de dólares en costos.

El crecimiento de las organizaciones está directamente relacionado con las alianzas, proveedores, empresas relacionadas, instituciones académicas y asociaciones de comercio con las que se vinculan. Estos clusters fomentan la innovación, productividad y competitividad potencializando las economías y creando oportunidades de negocio donde todos los involucrados se unen para generar desarrollo económico, social y ambiental.

2. Capitalismo consciente

Raj Sisodia, profesor y líder en el desarrollo de transformación cultural a nivel organizacional junto con John Mackey, CEO de la cadena de supermercados Whole Foods Market, crearon el concepto sobre capitalismo consciente como “la filosofía que sugiere que los negocios tienen un propósito más alto, que va más allá de las utilidades”.

De allí nacen cuatro principios claves para el desarrollo del capitalismo consciente en los modelos de negocio:

1.Propósito superior: cada compañía cuenta con unos objetivos direccionados hacia el crecimiento de la organización, pero cuando estos buscan el bien común y son transmitidos a los colaboradores y clusters, estos propósitos se convierten en una meta superior que inspira a otros a cumplirla y a trabajar por el mismo logro.

2.Orientación integral: los miembros de las empresas son los voceros del propósito que desea cumplir cada compañía y desde las relaciones internas y externas estas deben focalizarse en crear valor y transmitir el propósito de la empresa.

3.Liderazgo consciente: los líderes de las compañías son quienes encaminan las acciones que aportarán a la transformación tanto de su empresa como de las comunidades que impactan.

4.Cultura consciente: partiendo de acciones que fomentan el valor compartido en las organizaciones y la sociedad, se construye una cultura consciente alrededor de crear modelos de negocio que aporten al bienestar y calidad de vida.

3. Economía circular

De acuerdo con el Foro de Economía Circular, define este modelo económico como aquellas prácticas que apuntan al “ecodiseño, la simbiosis industrial, la economía de la funcionalidad, reuso, reparación, remanufactura y valorización”, migrando a un sistema que impulsa la innovación fomentando el desarrollo de nuevos modelos de negocio.

Esta tendencia empresarial le apunta a la reducción del uso de recursos naturales y energías fósiles con el objetivo de mitigar los impactos ambientales, de allí que se plantearon tres principios que buscan concientizar a los sectores públicos y privados, prácticas responsables con el medio ambiente y la sociedad:

– Preservar y mejorar el capital natural, regenerando, desmaterializando y compartiendo.

– Optimizar el rendimiento de los recursos, promoviendo la circulación de los productos, componentes y materiales hasta su máxima utilidad, minimizando pérdidas.

– Fomentar la eficiencia del sistema productivo reduciendo los riesgos de generar externalidades negativas o fallas en el mercado.

A nivel global la economía circular se ha convertido en una de las tendencias empresariales y gubernamentales para fortalecer el desarrollo social, ambiental y económico de las naciones.

4. Blockchain

El Blockchain es una herramienta digital que ha sido implementada por los modelos de negocio para construir cadenas de información seguras, desde la cual se pueden tranzar negocios. De acuerdo con el Centro de Innovación del Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones (MinTIC), este innovador sistema consiste en una cadena de bloques que “plantea otra forma de proveer seguridad de manera colaborativa y a bajo costo”.

En Colombia esta tecnología es utilizada por tan solo el 1% de las organizaciones y el 3% está en proceso de implementación, según el Observatorio de Economía Digital del MinTIC.

A medida que avanza el desarrollo tecnológico, es posible mejorar lo métodos de pago y la oportunidad de consolidar negocios en plataforma digitales. El Blockchain aporta beneficios como:

-Reducir sistemas e infraestructuras operacionales, acelerando los procesos de transacción.

-Garantiza transacciones confiables y reduce el riesgo de fraude.

-Garantiza información completa, oportuna, precisa y disponible para quienes integran las operaciones dentro de los bloques de información que se van creando.

-Elimina los intermediarios, reduce gastos para las organizaciones y facilita el intercambio de activos entre compañías.

-Facilita la verificación y control en tiempo real de la información y las transacciones realizadas. Los bloques de información no se pueden modificar garantizando la transparencia de estos.

5. Industrias 4.0

Klaus Schwab, economista alemán, fundador del Foro Mundial Económico y precursor de la Cuarta Revolución Industrial, explica a través de su libro La Cuarta Revolución Industrial (2016) el impacto del desarrollo de las tecnologías, la innovación, la realidad virtual, la inteligencia artificial, la nanotecnología, el Internet de las cosas al desarrollo de nuevos modelos de negocio.

Desde la economía, esta tendencia promueve la creación de nuevos empleos, incrementa el consumo sostenible, la productividad y el crecimiento económico.

Desde los negocios, se consolidan procesos ágiles en las cadenas de producción, nuevos hábitos de consumo, nuevas oportunidades de negocio, desarrollo de productos y servicios avanzados gracias al análisis de datos, innovación colaborativa y migración de modelos operativos a digitales.

Por su parte, la implementación de las Industrias 4.0 en las organizaciones ha demostrado que Xposible aportar al crecimiento económico, social y ambiental de las comunidades más vulnerables de la sociedad.

Este es el caso de la compañía estadounidense Jhon Deere, dedicada a la fabricación de maquinaria agrícola, la cual migró a los servicios digitales ofreciendo asesoramiento sobre cultivos, alertas meteorológicas e información que favorezca a los productores del sector del agro quienes no contaban con acceso a estas herramientas digitales.

Lego es otra de las empresas que le apostó a la implementación de las Industrias 4.0, reinventando su modelo de negocio para posicionarse como una compañía de diseño que ayuda a minoristas, universidades y empresas creando experiencias de aprendizaje dinámicas de forma presencial y virtual.

Estas tendencias empresariales aportarán a la transformación desde diferentes modelos de negocio y sectores económicos. Si usted ya implementa alguna de estas tendencias, es momento de consolidar alianzas que permitan llegar a más comunidades y generar mayores impactos en Colombia y el mundo.

Desde Xposible nos unimos a estas prácticas empresariales reconociendo la labor de aquellas organizaciones que le apuestan al cambio y al bienestar de la población.

De acuerdo con el programa de la ONU para el medio ambiente, las compañías han generado más de 8.300 millones de toneladas de plásticos desde 1950, y si no se toman medidas para reducir la producción y uso de plástico, se podrían generar hasta 34 millones de toneladas de estos residuos para el 2050.

Con este panorama, las organizaciones que utilizan plásticos en sus productos tienen la ardua tarea de cambiar las dinámicas de producción y educar a sus consumidores a través de prácticas sostenibles y conscientes con el medio ambiente.

El dato:

Una bolsa de plástico puede tardar 150 años en descomponerse (BID).

De acuerdo con el informe Estado de los plásticos (ONU para el medio ambiente, 2018), la economía global está adaptada a un sistema que fabrica, distribuye, comercializa y consume plásticos de un solo uso. Estas prácticas deben cambiar y es a través de la innovación y el uso de las nuevas tecnologías que se podrán rediseñar materiales amigables con el planeta y funcionales para el ser humano.

Pero ¿qué puede hacer para ser parte de esta transformación ambiental y disminuir el uso de plástico en su negocio?

1. Uso de materiales alternativos

Cambiar los polímeros sintéticos (plásticos a base de combustibles fósiles) por polímeros naturales (biomasa proveniente de plantas y animales). Estos materiales se biodegradan con más rapidez al llegar a las fuentes hídricas y océanos.

Los plásticos convencionales también se pueden reemplazar por materiales como el almidón que ya es utilizado para crear envases de plástico. Actualmente, se están haciendo estudios para usar el almidón de la yuca para otros usos sin que esto afecte la producción de alimentos.

El uso de estos materiales impactaría positivamente los suelos ya que sirven como compostaje y en los mares se biodegradan con mayor facilidad sin afectar la vida marina.

2. Reutilización

Por años los materiales empleados para envasar productos líquidos fueron la arcilla, el cuero, el metal y el vidrio. Sin embargo, con la llegada de los polímeros como una alternativa económica las compañías lo incluyeron en sus procesos productivos y esto generó que un millón de botellas PET sean usadas por minuto en el mundo (El estado de los plásticos, 2018).

Una alternativa para cambiar este hábito en los consumidores es brindar a la población agua potable incentivando el uso de envases reutilizables.

3. Suprareciclaje

Reinventar productos de plástico de un solo uso por materiales como el metal, el papel o la madera puede aportar a la economía circular y a su vez, generar nuevas alternativas para reemplazar los polímeros.

4. Re-empaquetamiento

Usar productos biodegradables para reducir el impacto sobre el medio ambiente es una de las alternativas sostenibles a la que le deben apostar las compañías alrededor del mundo.

El re-empaquetamiento es una práctica que permite aprovechar los envases plásticos en procesos de compostaje industrial y generación de energías. Es fundamental que los desechos de polímeros tengan un correcto método de reciclaje evitando que lleguen a las fuentes hídricas y océanos que tengan el menor impacto en los ecosistemas.

5. Producción de fibra

La industria de la moda es la séptima economía más grande y uno de los sectores que genera más ganancias y empleo alrededor del mundo (The Sustainable Fashion Blueprint 2018, Cambridge Judge Business School).

Esta industria también es la segunda más contaminante alrededor del planeta afectando al medio ambiente y la salud de la población. Las compañías textiles aplican prácticas sostenibles a favor de la economía circular generando productos con un ciclo de vida más largo, de mejor calidad y con un menor impacto para los suelos y el agua.

Ahora que conoce estas prácticas empresariales para reducir el uso del plástico, cuéntenos a través de nuestras redes sociales qué acciones realiza en su emprendimiento o negocio para aportar a la protección del medio ambiente.

Cargando...