Desarrollo sostenible, protección medioambiental, digitalización, conectividad y empleabilidad juvenil fueron temas centrales en la edición 61 de la Asamblea del Banco Interamericano de Desarrollo, que, con Barranquilla como ciudad anfitriona, dejó en claro la importancia de la cooperación en la recuperación económica.

1.361 millones de dólares. Ese es el saldo que le dejó a Colombia la Asamblea BID 2021, el evento económico más importante del hemisferio, en términos de créditos aprobados y de cooperación no reembolsable. Los fondos buscan transformar la calidad de vida en el país y configurar, desde ya, una apuesta que permita el bienestar futuro económico, social y medioambiental.

El evento —que se llevó a cabo entre el 15 y el 21 de marzo— emitió nuevas hojas de ruta para la recuperación nacional y dio luces sobre lo que vendrá en la post pandemia y sobre cómo, desde distintas orillas, todo tipo de actores puede aportar para salir de la crisis. La lucha contra la desigualdad y el papel de las ciudades fueron de los primeros tópicos de la Asamblea BID.

“Los gobiernos están aprendiendo a construir mejores ciudades resilientes, pero deben esforzarse por realizar inversiones que permitan ciudades más incluyentes en Latinoamérica, que permitan una reactivación económica óptima y se conviertan en mitigadoras de los flagelos ambientales”, advirtió Aziza Akhmouch, jefa de Ciudades de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico – OCDE.

Lee también: El futuro será sostenible o no será

Bienestar: propósito común

La protección medioambiental fue protagonista: 20 millones de dólares serán capital semilla, otorgado por el BID, para fomentar el desarrollo económico sostenible de los 34 millones de personas que habitan la Amazonía, en cuatro ejes prioritarios: bioeconomía, gestión responsable de la agricultura y ganadería, bosques y capital humano, y ciudades e infraestructura. El país, además, recibió un crédito de USD $600 millones para fortalecer y resguardar sus recursos naturales.

La meta de reducir en 51 por ciento la emisión de gases de efecto invernadero —GEI— para 2030 sigue vigente. Según lo pactado en la asamblea, el BID y la Asociación Colombiana de Ciudades Capitales —Asocapitales— buscan aportar al cumplimiento de ese propósito a través de una alianza que vincula al banco con los 32 alcaldes de las capitales colombianas.

Los centros urbanos son responsables del 70 por ciento de las emisiones GEI a nivel mundial. Por eso, sus mandatarios tienen un rol clave en la transformación de las ciudades y la de sus dinámicas cotidianas: la reducción y el aprovechamiento de residuos, la inclusión de economías circulares, el fomento de la movilidad sostenible y la democratización de energías renovables deben incluirse en las políticas distritales de toda Colombia.

“Hay ciudades que han avanzado poco y otras que han dado pasos gigantes. Queremos, con el apoyo del BID y del gobierno, volverlas ciudades sostenibles, que miran a sus ríos, que reforestan, que tienen zonas de protección, que cuidan sus humedales y utilizan transportes multimodales con energías sostenibles”, comentó Carlos Ordosgoitia, presidente de Asocapitales y alcalde de Montería.

Río Magdalena navegable

A través de una Alianza Público-Privada entre el BID y el Gobierno nacional, cuya inversión ronda el billón y medio de pesos, se busca convertir el río Magdalena en un afluente navegable en 686 kilómetros, a lo largo de los 69 municipios entre Barranquilla —Atlántico— y Barrancabermeja —Santander—.

Se espera que este proyecto se traduzca en el aumento de entre 100 y 200 por ciento del transporte de carga, en la generación de 16.300 empleos directos y cerca de 2.000 indirectos, y en la mejora de la calidad de vida de aproximadamente 6.6 millones de habitantes de las zonas de incidencia.

Por su impacto, esta iniciativa —que contará con un plazo de preconstrucción de un año y medio, cinco años de construcción y una concesión total de 15 años— se perfila como una estrategia decisiva en la recuperación económica de la zona norte del país frente a la crisis de la COVID-19.

Un país digitalizado y conectado

180 millones de dólares serán invertidos, por BID Invest, para aportar a la conectividad rural de Colombia y acercarse a la meta gubernamental de que la red digital llegue al 70 por ciento de los colombianos.

Además, 500 millones de dólares adicionales fueron prestados por la entidad financiera para reformular el sector justicia en Colombia a través de su transformación digital. Entre otros beneficios, según el presidente Iván Duque, tan solo en en el primer año de ejecución este proyecto se reduciría el uso de papel en 60 por ciento gracias al expediente electrónico, lo que implica una disminución de 80 por ciento en el presupuesto de transporte de insumos para las altas cortes.

“Primero, con la digitalización de los expedientes hay transparencia, trazabilidad y acceso en tiempo real para advertir y facilitar todas las instancias procesales ante las altas cortes; segundo, permite sistematizar todos los precedentes jurisprudenciales para la consulta de quienes administran justicia; y, tercero, permite ahorros estructurales en cuanto a la reducción de emisiones dentro de la función administrativa de la rama judicial”, explicó.

Juventud con oportunidades

Fortalecer este nicho poblacional —uno de los más afectados por la pandemia, con una tasa de desempleo de 29,7 puntos en el tercer trimestre de 2020— es un aspecto esencial para la recuperación económica en el país. A través de un crédito de 50 millones de dólares, el programa Sacúdete busca impactar positivamente la vida de 400.000 jóvenes con el fomento de su educación, su empleabilidad y sus habilidades emprendedoras.

Además, durante la Asamblea BID —el 17 de marzo— se instalaron los cinco primeros puntos de acceso gratuito a internet en colegios de Baranoa, Atlántico, para facilitar la educación virtual de aproximadamente 1.200 estudiantes. Este modelo busca replicarse en cerca de 15.000 instituciones educativas adicionales para lograr un total de 1.3 millones de beneficiados.

Apoyar hoy a la juventud para potenciar el mañana de todos: “En los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el número cuatro es educación para todos. Es el objetivo más importante de todos porque por medio de la educación resolveremos todos los demás problemas”, concluyó Jeffrey Sachs, economista de la Organización de Naciones Unidas, sobre el programa Sacúdete.

Con su programa ‘Agua limpia para los Niños’, P&G ha llegado a las regiones más olvidadas del mundo y ha llevado el poder de una planta de tratamiento en un sobrecito de 4 gramos. Esta es su historia de éxito y RSE.

A orillas del río Tutunendo, en el Chocó (Pacífico colombiano), dos niños de 3 y 4 años, se enfermaban tres veces a la semana y no podían ir a estudiar. Luego de que, en su casa y en su colegio, recibieron el purificador de agua que les provee P&G, pasaron a enfermarse dos veces en un periodo de seis mesesdestaca Mónica Fernández de Soto, gerente de Comunicaciones y Asuntos de Gobierno de la multinacional.

“Este ha sido uno de los casos que más me marcó. Los datos salieron del análisis de impacto que hicimos”, añade. “Nuestro programa es muy robusto: llega a las comunidades más vulnerables, impacta la salud de los niños, su entorno educativo, y también a las mujeres que -en muchos de los casos- son quienes buscan el agua para cocinar y son las cabezas del hogar”, asegura.

¿Qué hace el purificador de P&G?

El purificador es un polvo dentro de un sobrecito de 4 gramos, que limpia hasta 10 litros de agua sucia en media hora. ¿Cómo funciona? “Metes el agua sucia en un balde, le echas el polvo, lo revuelves en un mismo sentido por 5 minutos, luego lo dejas reposar otros 5 minutos, se cuela con una camiseta o una tela de algodón (como el café) y, después de eso, se deja reposar nuevamente por 20 minutos. Al cabo de este tiempo, el agua ya es apta para nuestro consumo”, explica Mónica, responsable del programa en Colombia.

En promedio, una familia de 4 personas debería consumir 10 litros de agua al día. Para lo que alcanza un sobrecito del purificador. Cabe aclarar que este polvo no desaliniza ni le quita el petróleo al agua contaminada.

¿Quieres ver más historias sobre innovadores? Visita nuestra sección de innovación

¿Cómo se creó este producto al interior de P&G?

Procter & Gamble cuenta con cerca de 8.000 profesionales con estudios académicos de PhD, encargados de sus áreas de Investigación y Desarrollo en todo el mundo. En 2004, uno de sus investigadores en Reino Unido buscaba que el agua que botan las lavadoras en los ciclos finales, se pudiera reutilizar en otro ciclo, limpiándola de alguna manera.

“Y en uno de esos experimentos descubrió que el agua no solo se limpiaba, sino que quedaba 99,9 % libre de bacterias y apta para el consumo humano”, explica la gerente, quien añade “nosotros no nos lucramos en absoluto de este programa, lo donamos a través de instituciones aliadas”.

¿Desde cuándo están en Colombia?

En 2009, durante la emergencia nacional a causa de las inundaciones que dejaron las aguas lluvia, P&G decidió apoyar con el purificador para que estas aguas se aprovechen. Y, a partir de entonces, siguieron atendiendo las emergencias en Colombia hasta 2015.

“En ese momento, decidimos implementar el programa de manera permanente en el país y escogimos a la Fundación Juego y Niñez para distribuirlo en algunas zonas del país”, cuenta Mónica Fernández de Soto.

Actualmente, y a través de aliados como el ICBF y United Way, P&G distribuye los sobrecitos del purificador a familias, colegios y hogares comunitarios en Bolívar, Sucre y Chocó. También han atendido a la población vulnerable de la frontera con Venezuela.

¿Conoces a las otras empresas que fueron reconocidas en 2020 por su impacto social? Mira el video del reconocimiento Xposible en esta categoría

La agenda de ciudadanía corporativa de P&G

Ética y Responsabilidad Corporativa, Diversidad e Inclusión, Sostenibilidad Ambiental, Equidad de Género, e Impacto a la comunidad son los cinco pilares de la agenda de ciudadanía corporativa de la multinacional.

Frente al tema ambiental, P&G tiene la meta que, para 2030, todas sus plantas de producción y oficinas generen cero residuos a rellenos sanitarios. En Colombia, su planta de Medellín y las oficinas en Bogotá ya cumplieron este indicador.

Respecto al pilar de Diversidad e Inclusión, tienen claro que sus consumidores son tan diversos como los productos que deben ofrecer, una idea que se gesta al interior de la compañía misma.

Internamente, P&G garantiza el 50-50 en todos las funciones de la compañía. Su pipeline se llama ‘Growth from within’, una carrera desde adentro para reclutar más mujeres. “Con nuestras marcas, queremos generar movimientos que hablen de los temas de equidad de género y compartir la carga en el hogar. Por lo general la mujer consumidora es la que compra en la casa, por eso es tan importante para nosotros”, asegura la gerente de Comunicaciones.

Y en cuanto al Impacto a la comunidad cuentan con varios programas para acabar con la deserción escolar, y a este pilar es al que pertenece también su programa de Agua Limpia para los Niños, pero su impacto recorre a todos los pilares de la agenda de ciudadanía de la multinacional.

“Impacta a las mujeres que son las que recogen el agua con la que alimentan a su familia; favorece a la educación porque la enfermedad más común en niños, después de las enfermedades respiratorias, es la diarrea. Y al tener el agua limpia, los niños se van a enfermar menos, van a ir más al colegio. Y logramos romper este ciclo”, afirma Mónica.

Este purificador está disponible en Amazon, pero “lo vendemos exactamente al mismo precio que nos cuesta a nosotros producirlo”, concluye la vocera.

*Foto: Cortesía P&G

El pasado 13 de septiembre se llevó a cabo el VI Foro de Sostenibilidad Colsubsidio, un encuentro que reunió a líderes empresariales y del sector público para conocer el avance de Colombia y la región en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030.

María Fernanda Quijano, Jefe del Departamento de Investigaciones Sociales de Planeación Colsubsidio, explicó que el Foro nació como una iniciativa para crear un espacio de promoción del conocimiento y la investigación donde organizaciones públicas, privadas y de la sociedad civil contaron de qué forma han contribuido con el logro de los ODS

Durante el Foro, se desarrollaron temáticas como el cumplimiento de los ODS en América Latina y en Colombia, el aporte de Colsubsidio a estas metas, los Objetivos para Vivir Mejor, una herramienta creada por el World Business Council for Sustainable Development (WBCSD) implementada por CECODES y las prácticas que actualmente desarrollan organizaciones como ProBogotá, la Gobernación de Cundinamarca y Postobón para ser parte de la transformación de Colombia.

 

Colsubsidio, comprometido con los ODS

Quijano explicó que a través de los años la Caja de Compensación Familiar ha sido parte de la transformación de Colombia desarrollando programas sociales que aportan al cumplimiento de 14 de los 17 ODS de la Agenda 2030: 

Así mismo, Colsubsidio cuenta con un Modelo de gestión ambiental corporativo que le permite contribuir al logro de otros siete ODS:

Resultados y logros Colsubsidio

Desde la creación de los ODS en el 2015, Colsubsidio ha fortalecido sus esfuerzos por ser parte del crecimiento de la región y aportar al cierre de brechas sociales de los colombianos. Estas son algunas cifras de su gestión:

Así como Colsubsidio, otras organizaciones, a través de su gestión, continúan contribuyendo al desarrollo sostenible de Colombia.

Durante el Foro La Agenda de Desarrollo Sostenible 2018-2022 de la Universidad de Los Andes, líderes del Gobierno Nacional y la comunidad educativa se dieron encuentro para conocer los retos a los que se enfrenta Colombia para lograr el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible ODS desde un enfoque ambiental.

Se conversó sobre nuevas tendencias como la bioeconomía un modelo de negocio que le apuesta a la utilización de recursos, procesos y métodos biológicos para proporcionar bienes y servicios de forma sostenible desde todos los sectores de la economía, así como la implementación de prácticas empresariales eficientes y amigables con el ambiente como el uso de energías renovables no convencionales; la transformación y eficiencia energética; el uso eficiente de recursos como el agua y el suelo; el fomento la economía circular y finalmente impulsar la movilidad sostenible para construir un tejido empresarial formal y sostenible que contribuya al crecimiento de la región.

Así mismo, se analizaron las principales problemáticas a las que se enfrenta el país para dar soluciones sostenibles que contribuyan a disminuir y mitigar el impacto que sobre los recursos naturales por cuenta del ser humano con estrategias como el Plan Nacional de Desarrollo, las alianzas empresariales y el fortalecimiento de las comunidades rurales y urbanas.

Para conocer más sobre las estrategias que el país desarrollará para cumplir con la Agenda de Desarrollo Sostenible ingrese aquí.

En la búsqueda de implementar prácticas empresariales que aporten al desarrollo de la sociedad, la protección de los recursos naturales y el crecimiento económico de las regiones, los organismos internacionales en alianza con los países y empresas, han puesto en marcha diferentes acciones, una de estas es la generación de empleos verdes, que crea nuevas oportunidades en el mercado laboral.

Después de la firma del Acuerdo de París en el 2015, donde las naciones se unieron para reducir las emisiones de Gases Efecto Invernadero (GEI), se idearon prácticas para que agentes de cambio como los gobiernos, trabajadores y empleadores, promuevan la sostenibilidad.

Moustapha Kamal Gueye, coordinador del Programa de Empleos Verdes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), explica que los empleos verdes corresponden a trabajos ecológicos que contribuyen a la preservación de los recursos naturales o su restauración. Esta nueva forma de generar empleo aporta desde diferentes puntos:

Esta forma de empleabilidad también garantiza el trabajo decente para comunidades vulnerables, y reduce los índices de pobreza y la desigualdad de oportunidades para hombres y mujeres.

Desarrollo y equidad laboral

Fotos: ONU.

El coordinador del programa de la Organización Internacional del Trabajo afirma que los empleos verdes que se han generado hasta el momento incluyen entre otros, los sectores de la construcción y de manufacturas, en donde se han implementado tecnologías digitales para reducir los desechos y mejorar la eficiencia.

En regiones como Zambia, en África, se capacita a las mujeres para que adquieran conocimientos sobre la construcción de viviendas. Así, ellas hacen parte de la elaboración de sus propias casas y ayudan a otras familias en la construcción de sus espacios habitacionales.

Otro empleo verde que se genera en esa parte del mundo tiene que ver con la instalación de paneles solares, donde las comunidades pueden acceder a la electricidad de forma económica y sostenible.

En Colombia, las empresas de reciclaje, las tiendas o restaurantes que venden comida ecológica, la agricultura sostenible o los consultores ambientales, son algunas de las oportunidades de empleo que actualmente tienen auge gracias al valor que se le ha dado a la protección del medio ambiente.

Además de la generación de empleos verdes como estrategia para fomentar la sostenibilidad, la reducción de la pobreza, el crecimiento económico de las regiones y la protección del medio ambiente, las naciones son conscientes de la importancia de fomentar la economía verde como modelo de negocio.

De acuerdo con Catherine Saget, autora del Informe sobre Perspectivas sociales y del empleo en el mundo – Tendencias 2018, para el 2030 se crearán 24 millones de empleos relacionados con la economía verde, beneficiando a 163 sectores económicos.

“La economía verde puede permitir que millones de personas más superen la pobreza, y proporciona mejores medios de subsistencia para esta generación y las futuras. Este es un mensaje muy positivo, una oportunidad en un mundo de opciones tan complejas”.

Ahora que conoce las oportunidades para generar empleo, usted y su negocio pueden poner en práctica estas acciones y ser parte de la transformación económica, social y ambiental de Colombia.

Reinventarse es una de las claves para llegar al éxito empresarial, sin embargo, la visión de crecimiento y desarrollo de las compañías se ha unido a la necesidad de direccionar la mirada hacia el cumplimiento de metas que aporten a la calidad de vida de las comunidades desde un enfoque ambientalmente responsable

En Colombia el compromiso de las organizaciones se maximiza especialmente porque el país es la segunda región más biodiversa del mundo (Inventario Básico de Diversidad – UN 2019) por lo que urge la necesidad de reducir el impacto y deterioro al que se han expuesto en los últimos años los entornos naturales.

¿Qué se ha hecho por la protección de la biodiversidad en Colombia?

De acuerdo con el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) firmado en 1993 por 193 naciones del mundo, las acciones del ser humano deben priorizar la conservación de la diversidad biológica, la utilización sostenible de sus componentes y la participación justa y equitativa de los recursos genéticos.

Para lograr este propósito, el Estado junto con pequeñas y grandes empresas que tienen un alto impacto ambiental en sus procesos de producción, han unido sus esfuerzos para gestionar prácticas sostenibles en pro del bienestar de la población y de la biodiversidad.

Algunas prácticas empresariales que su modelo de negocio puede poner en práctica son:

Negocios verdes, aliados de la biodiversidad

En Colombia las pequeñas y medianas empresas también se han unido a la gestión de prácticas empresariales a favor de la protección de la biodiversidad. De acuerdo con la Oficina de Negocios Verdes del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, en el país existen 1.414 negocios verdes que generan 21.053 empleos a nivel nacional que a su vez generan un impacto medio ambiental positivo.

Uno de estos emprendimientos es Bichópolis, un negocio que produce ácaros como insumo para el control de plagas y que evita el uso de pesticidas y químicos dañinos para el suelo y contaminantes para el humano.

Este negocio se consolidó en Tabio, Cundinamarca, donde inicialmente se generaban plagas para el sector floricultor, sin embargo, la idea de crear bichos que evitaran las plagas en otros cultivos creció y hoy este modelo de negocio ha consolidado alrededor de 70 alianzas estratégicas con pequeños y grandes productores mientras genera empleo para 34 profesionales de diferentes disciplinas en la región.

El Cerrejón y sus prácticas medioambientales

El Cerrejón Minería Responsable, es una compañía nacional dedicada a la explotación de carbón desde hace más de 30 años en el departamento de La Guajira. Por su alto impacto en el medio ambiente con acciones como la exploración, extracción, transporte, embarque y exportación de carbón, decidieron transformar su visión de negocio retribuyendo al suelo, el aire y el agua los recursos que por años fueron explotados para el beneficio de la nación.

Algunas acciones aplicadas por El Cerrejón involucran la creación del Programa de Monitoreo y Seguimiento de Fauna en el que, previo a los procesos de explotación de minerales, localizan e identifican las especies animales para reubicarlas.

En materia de protección del agua, Gabriel Bustos, Gerente de Gestión Ambiental de Cerrejón, explica que al estar ubicados en una región de escasez hídrica, la compañía estableció procesos de almacenamiento de agua, uso eficiente del agua en sus procesos y soluciones sostenibles para las comunidades más necesitadas.

Producción de palma sin contaminantes para la biodiversidad

Del Llano es una compañía nacional que desde hace 26 años ha producido aceite vegetal puro. En sus procesos de producción ha involucrado prácticas sostenibles a favor de la protección del suelo, las fuentes hídricas y el aire generando a su vez altos ingresos económicos para el país.

La compañía ha destinado sus esfuerzos en implementar tecnologías para evitar la generación de aguas residuales industriales con equipos de vacío limpio (evaporación de líquidos contaminantes), proceso en el que reutilizan el agua procesada reduciendo el consumo.

Los residuos generados en la siembra y cultivo de palma son reutilizados como material orgánico para el suelo. Para proteger el aire la compañía emplea gas natural que genera calor en sus procesos así no produce partículas sólidas contaminantes para la atmósfera y de esta forma reduce GEI.

Cada uno de estos modelos de negocio son un ejemplo a seguir por aplicar a sus prácticas empresariales acciones que, además de generar desarrollo económico y social de la región, preservan la biodiversidad del país.

Si su empresa aún no hace parte de esta tendencia a favor del medio ambiente, lo invitamos que se una a la gestión de ideas transformadoras para su comunidad y a la biodiversidad del planeta.

Cargando...