El nuevo entorno económico, político, social y técnico obliga a las compañías a repensar sus metodologías del trabajo y los modelos de negocio. En medio de esto, las empresas sociales se convierten en una alternativa de transformación. 

Como se asegura en el reporte de Tendencias de capital humano (2018) de Deloitte, en los últimos años se ha redefinido la estrategia de negocio de las compañías más reconocidas a nivel mundial, al realizar programas y estrategias que impacten positivamente a la sociedad.

Para este informe, la consultora Deloitte entrevistó a 11.000 líderes empresariales y gerentes de Recursos Humanos en los cinco continentes. De estos, el 65% resaltó que una de las preocupaciones estratégicas es el “crecimiento inclusivo”, evidenciando la necesidad de convertirse en una empresa social. 

Puede interesarte: Empresas B: el movimiento mundial que mejora la competitividad

Muhammad Yunus, Nobel de Paz en 2006, define la empresa social como la organización que nace con el propósito de solventar una necesidad económica, ambiental o social y al mismo tiempo, de manera secundaria, genera ingresos para lograr su sostenibilidad. 

En Colombia, empresas como Natura, Hybrytec, Portafolio Verde, Crepes & Waffles, Terramarte, Heincke o Cine Colombia son reconocidas por impactar positivamente a las comunidades con sus estrategias de negocios.

Ahora bien, ¿cómo una compañía puede transformarse en empresa social? Xposible le presenta la guía inicial para la reinvención.

Camino hacia la empresa social

En definitiva, la tendencia de la conciencia global trae disrupciones en las dinámicas del mercado.

Como lo demostró el Informe de Tendencias de Ford (2017), más del 80% de la población mundial asegura que apoyan más a las empresas que priorizan el propósito por encima de las ganancias, lo cual es una de las razones para optar por la transformación.

Y para llegar a esto, Cristina Cubera, directora de Consultoría de Deloitte para Latinoamérica, aclara que las compañías que buscan transformarse como empresa social deben entender que “es una estrategia basada en la simbiosis entre empresa, gobierno, sociedad y personas (…) para beneficiarse mutuamente en su desarrollo vital”. 

Por medio del informe  Liderando la Empresa Social: Reinventándose con un enfoque hacia lo Humano, se postulan cinco principios básicos como guía de la reinvención de las compañías hacia una empresa social:

  1. Propósito y significado: establecer un sentido al trabajo que realiza la compañía y a las labores que cada colaborador tiene asignadas, resaltando en todo momento que la razón de ser de la empresa es generar productos y/o servicios positivos para los individuos, clientes y sociedad.
  2. Ética y justicia: hacer uso de herramientas tecnológicas y de la data correctamente, para generar confianza y justicia en el lugar de trabajo. Asimismo, contar con roles que tengan como principal función el monitoreo de las decisiones que correspondan a una cultura equitativa y diversa.
  3. Crecimiento y pasión: establecer estrategias, cargos y funciones que promuevan el crecimiento personal; brindando un espacio de trabajo creativo, abierto a nuevas ideas.
  4. Colaboración y relaciones personales: desarrollar equipos de trabajo, en los cuales se construyan relaciones personales para generar mayores conexiones humanas. 
  5. Transparencia y apertura: transmitir la información de manera constante, teniendo en cuenta los aspectos positivos y los desafíos que puede enfrentar la compañía.  

Por otro lado, Cubero sintetiza que el proceso de conversión se basa en dos movimientos: desarrollar la habilidad para entender las nuevas dinámicas del entramado social y transformar las estrategias de ejecución en una simbiosis con las partes interesadas. Así, “generan verdaderos cambios sociales e impactan los objetivos de desarrollo del país”, asegura.

Reconocimientos para empresas sociales

Organizaciones como B Corporation o Sistema B en Latinoamérica trabajan para certificar y reconocer la labor de las empresas B (como son usalmente llamadas las empresas sociales).

Actualmente, 3.214 empresas en 71 países cuentan con el Certificado B, otorgado por Sistema B. Para que las empresas logren la certificación deben cumplir una serie de requisitos y pagar anualmente un monto que varía según la facturación de la organización.

También, deben ser evaluadas las acciones de las compañías en cinco aspectos: gobernanza (transparencia), trabajadores, clientes, comunidad (proveedores y distribuidores) y medio ambiente.  

A nivel nacional, existen plataformas como Xposible —creada por el Centro de Innovación de Colsubsidio—, una comunidad de empresas que se dedican principalmente a conectar y reconocer a las empresas que creen que es posible desarrollar negocios haciendo el bien social, económico y ambiental, que fomente el progreso de Colombia.

Para su segunda versión, la plataforma abrió su convocatoria, desde noviembre del 2019 hasta el 10 de febrero. Los resultados estarán disponibles en unos meses; entre tanto, la comunidad Xposible está a la expectativa de quiénes serán las empresas reconocidas para 2020.

“Queremos que todos juntos sumemos a esa causa y que por medio de la divulgación de los programas, logremos que haya más apoyo, más trabajo y sobre todo que se multipliquen las buenas prácticas de programas sociales, ambientales, sostenibles y que generen progreso económico en el país”, concluye María Camila García, gestora de Innovación y encargada de Xposible.

 

Con la bandera de Uno más todos, Postobón ha liderado acciones a favor del desarrollo sostenible en Colombia, llevando su modelo de negocio a otro nivel con impactos positivos en comunidades rurales, urbanas, educativas y a otras empresas.

Juan David Ramírez Correa, Gerente de Comunicaciones Corporativas de Postobón, compartió con Xposible las acciones que gestiona esta organización para generar valor compartido en Colombia.

1. ¿Por qué Postobón le apuesta a la sostenibilidad de Colombia?

Juan David Ramírez Correa (JR): Desde el nacimiento de Postobón la compañía le ha apostado a la sostenibilidad. Históricamente hemos tenido un enfoque sostenible, lo que nos ha llevado a desarrollar beneficios económicos y sociales equilibrados con los impactos ambientales que generamos.

Construimos un Modelo de Sostenibilidad alineado con lo que la compañía necesita en materia de desarrollo económico, ambiental y social, con prácticas globales, siempre pensando en las necesidades del país y los beneficios que obtendrán nuestros grupos de interés.

2. ¿En qué consiste el Modelo de Sostenibilidad Uno más Todos?

JR: Para Postobón la sostenibilidad es un objetivo estratégico que nos permite alcanzar las metas que nos hemos proyectado. Nuestro Modelo de Sostenibilidad Uno más Todos, es una iniciativa que articula a diferentes actores y acciones donde co-creamos para contribuir a todos nuestros grupos de interés. Contamos con focos de actuación como:

3. ¿Qué impactos ha logrado Postobón a través del modelo de sostenibilidad que desarrollan?

JR: Nos comprometimos con la cadena de valor creando un programa hace 23 años llamado Hit Social Postobón, una iniciativa creada bajo los criterios del valor compartido donde gana la sociedad y gana Postobón.

La sociedad gana permitiendo el desarrollo agrícola para las personas cultivadoras de fruta y nuestra empresa gana al garantizar el abastecimiento de fruta para sus bebidas.

En este proceso acompañamos a los productores campesinos en el mejoramiento de su productividad, herramientas organizaciones y formalización empresarial, bajo la garantía que les vamos a comprar su fruta.

Actualmente contamos con la alianza de 1.300 agricultores de Risaralda, Valle del Cauca, Tolima, Santander y Bolívar, departamentos que producen lulo, mora, mango y guayaba.

Estos productores cuentan con una relación comercial de largo plazo, mejorando su calidad de vida, impulsando el proceso de formalización y quitando los obstáculos para crecer como pequeños productores.

MiPupitre Postobón

Otra de las iniciativas que lidera esta organización es MiPupitre Postobón, un programa que le apuesta al foco del compromiso con el planeta y al compromiso social a través de la reutilización de cajas Tetra Pak, con las que construyen pupitres escolares.

Este programa les permite desarrollar una dinámica de economía circular, donde aprovechan los materiales posconsumo, transformándolos en herramientas útiles para el sector educativo.

JR: Hemos entregado más de 35 mil pupitres escolares, reciclado más de 1.600 toneladas de Tetra Pak, convirtiendo estos residuos en oportunidades de estudio para más de 50 mil niños a nivel nacional.

MiBici Postobón

A través de la entrega de bicicletas a familias campesinas, Postobón mejora la calidad de vida a niños que viven a más de una hora del colegio. Esta acción reduce los índices de deserción escolar en zonas rurales de Colombia.

La organización también desarrolló un modelo de colaboración comunitaria para que el uso de la bicicleta funcione de forma integral, por ejemplo, para que los niños puedan llegar a sus escuelas o los padres de familia puedan transportar sus cultivos.

4. ¿Aquellas organizaciones que aún no implementan prácticas sostenibles cómo pueden hacerlo?

 JR: Estas empresas deben hacer un alto en el camino y analizar qué acciones pueden aportar a través de sus modelos de negocio para ser parte de la transformación.

Por ejemplo, crear empleos de calidad que generen una vida estable en los trabajadores o si las empresas consumen recursos naturales, deben comprometerse con el cuidado del medio ambiente haciendo actividades de voluntariado donde unan a la comunidad para sembrar árboles o hacer jornadas de limpieza en zonas boscosas o fuentes hídricas.

Postobón se proyecta seguir generando impactos positivos en Colombia por medio de proyectos de alto alcance, beneficiando a las comunidades más vulnerables y apropiándose de tendencias que aportan al desarrollo como el valor compartido y el capitalismo consciente.

Cargando...