Recursos Humanos ha pasado de ser el área encargada de manejar únicamente procesos operativos a tener un pensamiento más estratégico; por esa razón, debe ser liderada por un gerente con visión. Te contamos cuáles son esas competencias que deberías tener o potenciar para lograr el éxito en la gerencia de RR.HH.

Según el portal web empresarial Impulsa Popular, “un gerente de Recursos Humanos es clave para cualquier empresa, pues en él recae la gran responsabilidad de elegir al personal que va a trabajar para la organización, de coordinarlo, motivarlo, capacitarlo y supervisarlo”.

Pero eso no es todo, también es un profesional con una visión global de la organización, por lo que es necesario que acompañe y apoye la estrategia de la empresa para impactar directamente en los resultados de esta. Es decir, que sea un business partner de los CEO para mostrar resultados y generar un retorno de inversión a la organización.

En video: la lingüística es clave para liderar exitosamente.

En ese sentido, se debe trabajar por reunir diversas ‘competencias críticas’ que le permitirán a este líder triunfar en la administración del Recurso Humano. Según Carlos Roldán, Gerente de la División de Recursos Humanos de Michael Page, estas se refieren a:

Al requerir integralidad para liderar todos los frentes de esta área se requiere estar actualizado “a través de cursos y estudios que le permitan visualizar los cambios que tiene la legislación laboral y que se enfoquen en desarrollo del liderazgo, servicio al cliente, negociación, derecho laboral, salud ocupacional, entre otros temas que tienen que ver con el manejo de personas”, explica Roldán.

Te puede interesar: 4 lecciones del Mundial de Rusia 2018 sobre la gestión de RR.HH.

A esto agrega que, la oferta digital en formación para gerentes de RR.HH. es amplia. Sin embargo, la academia sigue liderando el tema y las diferentes universidades del país ofrecen programas cortos, especializaciones y maestrías que enriquecen su labor.

La formación que se elija está delimitada por el desempeño actual de la persona. Es decir, si se está liderando el área de RR.HH. en una industria manufacturerael profesional a cargo debe contar con conocimientos en derecho laboral que en determinado momento le permitan negociar con sindicatos. Ya no tienen que ser precisamente psicólogos como antes; ahora es posible encontrar abogados, ingenieros industriales, economistas, entre otros, porque el área se ha vuelto mucho más diversa y estratégica”, concluye Roldán.

Las cualidades ya mencionadas deben complementarse con habilidades comunicativas y facilidad de adaptación a los diferentes entornos, ya que uno de los grandes retos del nuevo siglo es la transformación digital, un acontecimiento que permea todas las áreas y sectores y que es necesario saber manejar para lograr mayor alcance y resultados.

Conoce aquí el perfil de un líder a cargo de un proceso de transformación digital.

*Contenido actualizado el 17 de agosto de 2018.

En 2019 cientos de libros de diferentes géneros han sido lanzados al mercado colombiano. Entre tantas opciones, los libros de gerencia y administración se toman los estantes de varias librerías. ¿Cuáles son los mejores y por qué vale la pena leerlos?

En el mercado siempre habrá nuevas lecturas por descubrir y lanzamientos que vale la pena llevarse a casa. En Xposible hicimos el top 5 que toda persona a la que le interese la gerencia debe leer. Toma nota:

1. Salón 8. Relatos de inspiración y liderazgo

Autor: Yokoi Kenji Díaz.

Este autor, hijo de padre japonés y madre colombiana, ha ganado reconocimiento gracias a sus exitosas conferencias sobre liderazgo y motivación. Este libro es un compilado de toda su experiencia, fruto de las vivencias cotidianas que le hicieron entender que para alcanzar el éxito y ser feliz hay que superar muchas barreras mentales. El objetivo de este libro es poder encontrar los motivos personales que lo inspiren a ir más allá y conseguir sus sueños.

Lee también: Revolución educativa: más carreras, menos tiempo

2. Monetízate. Cómo ganarte (bien) la vida con lo que eres y lo que haces

Autor: Andrés Pérez Ortega.

Ideal para aquellos que quieren emprender pero no están seguros de que su idea sea rentable. Este libro es el resultado de intentar monetizar las habilidades hasta lograrlo. El mejor consejo del autor es que se debe buscar el lugar donde la persona se sienta feliz y pueda potenciar sus habilidades, muchas veces este lugar no es su actual trabajo. A través de las páginas encontrará consejos para no ir a la quiebra durante los intentos de emprender.

3. La expedición hacia la innovación

Autor: Gijs van Wulfen.

El Holandés Wulfen se ha enfocado en intentar resolver cómo se puede innovar efectivamente. Es el creador de la metodología FORTH que ya ha sido probada por más de 50 empresas de diferentes tamaños con el fin de idear nuevos productos y servicios.

La expedición hacia la innovación es un libro que cuenta las historias de grandes personajes y sus exploraciones, por ejemplo, cómo es que Neil Armstrong llegó a ser el primer hombre en la Luna o el descubrimiento de América por Cristobal Colón. Este libro es una caja de herramientas para mejorar los procesos de innovación.

4. Eres un crack y, si todavía no lo sabes, éste es tu libro

Autor: Iván Malagón.

Este libro responde cuatro preguntas fundamentales: ¿Cómo puedes llegar a alcanzar tus sueños?, ¿cómo conseguir que los demás sientan que les aportas un valor único y necesario?, ¿cómo puedes crear la necesidad de tu producto? y ¿cómo puedes vivir haciendo lo que realmente te gusta? Esta es la herramienta perfecta para que vayas por delante de tu competencia, apostándole a aquello que te vuelve único.

5. Liderar en femenino para hombres y mujeres. Guía antigurús para las empresas del futuro

Autor: Txell Costa.

La autora cuenta con más de 10 años de experiencia en la consultoría estratégica de marketing y negocios. Se habla del liderazgo femenino cuando es neutral, ético, empático y humilde, todo lo anterior lleva a tener una cultura organizacional sana donde al mismo tiempo es más sencillo delegar tareas, atraer talento y hacer crecer a los colaboradores.

 

El nuevo liderazgo, el trabajo en equipo, el respeto por el otro y la planificación como estrategia para el éxito, son cuatro de las lecciones liderazgo que nos dejaron los diferentes equipos que hicieron parte de la FIFA World Cup 2018.

El Mundial de Rusia fue definitivamente un evento que cambió la rutina de muchos y los puso a celebrar y a llorar en ocasiones.

Pero además de eso, fue una oportunidad para aprender del fútbol, un deporte que exige que dentro del campo de juego el equipo funcione como una empresa y, por lo tanto, saca a relucir características clave que se requieren en una organización para perseguir sus objetivos y alcanzar grandes resultados.

Algunos aprendizajes importantes de esta competición fueron:

1. Liderazgo: dirigir pensando siempre en el equipo

Una de las grandes lecciones del Mundial de Rusia tiene que ver con saber liderar, tomar decisiones acertadas e inculcar respeto por el equipo.

Por ejemplo, el técnico de la Selección de Croacia, Zlatko Dalic, expulsó del equipo al jugador Nikola Kalinic, quien se negó a entrar al partido contra Nigeria (donde hacían su presentación en Rusia 2018) faltando 5 minutos para que terminara.

Y aunque era un jugador importante, lo dejó al margen y terminó llegando a la final. Este es un mensaje sobre lealtad y compromiso, dos aspectos que deben caracterizar a una persona independientemente de su cargo y el momento o la circunstancia por la que esté pasando. También, sobre el poder de decisión que debe tener un líder en momentos cruciales para lograr el bien común.

Lo mismo pasó con el técnico de Francia, Didier Deschamps, que dejó fuera de la lista del mundial a la figura del Real Madrid, Karim Benzema, en pro de la armonía de la selección gala, prefiriendo al equipo sobre un individuo.

Deschamps también se caracterizó, según sus jugadores, por preocuparse por conocerlos y saber transmitirles sus mensajes, además de que es un líder inspirador por toda su trayectoria en el fútbol.

Falcao García, capitán de la Selección Colombia, también fue un ejemplo de liderazgo, pues acompañaba a su equipo en todo momento, les daba indicaciones, les transmitía a sus compañeros instrucciones de Pékerman y trataba de conservar la tranquilidad en momentos de dificultad.

Te puede interesar: 4 habilidades de liderazgo necesarias para 2020

2. Trabajo en equipo: de la teoría a la práctica

Un claro ejemplo de trabajo en equipo fue la Selección de Perú, que aunque ya había realizado entrenamientos y partidos de preparación para el mundial de fútbol, integró a Paolo Guerrero (estaba suspendido por la FIFA) unos días antes del inicio de este. El equipo se reacomodó para incorporarlo al juego y salir adelante juntos.

Los campeones de este evento también dieron claras muestras de trabajo en equipo, pues si bien, equipos como España, Portugal, Brasil y Argentina tenían grandes figuras, no bastaba con que estas invirtieran esfuerzos individuales para ganar. Mientras que Francia y Croacia entendieron que se trataba de complementarse uno al otro, de seguir instrucciones y lograr una sinergia al momento de jugar.

Así se debería trabajar en las organizaciones, dándole a cada colaborador una responsabilidad importante dentro de la estrategia y dejando claro que solo es posible obtener resultados efectivos si cada uno da lo mejor de sí, sin rivalidades y aprendiendo uno del otro durante el proceso.

3. Respeto por el otro: ningún contendiente es pequeño

El fútbol a pesar de ser un juego de contacto, también es un deporte en el que prima el respeto por el otro. Por ejemplo, en el mundial de Rusia brillaron quienes menos fueron sentenciados con tarjetas amarillas; incluso existe un reconocimiento que premia este buen comportamiento llamado Fair Play, que en esta oportunidad lo obtuvo España por recibir una sola tarjeta amarilla en el partido frente a Portugal.

En la ceremonia de cierre también se hizo evidente esta característica cuando Francia aplaudió a Croacia y le hizo un camino de honor para recibir la medalla. Su técnico también tuvo un gesto de respeto cuando felicitó a cada uno de los jugadores croatas por su participación en el mundial, lo mismo hizo la presidenta de Croacia, Kolinda Grabar, al abrazar a sus jugadores y a los franceses.

Por otra parte, los resultados del mundial dieron sorpresas, equipos como Japón que ante los ojos de muchos no prometían una actuación relevante, sorprendieron con su técnica y demostraron que ningún rival es pequeño y que en la cancha, como en las organizaciones, los prejuicios están mandados a recoger.

Lo anterior no solo sucede en el fútbol, aplica también para ámbitos como el laboral, en el que se debe promover desde la gerencia de Recursos Humanos el respeto por el otro y sus diferencias.

Además, que se valore a cada individuo de la compañía por sus particularidades, ya que todos tienen un potencial por explotar y es crucial que sean apreciados para que lo apliquen en su gestión diaria. Muchos de los resultados tienen que ver con la forma en la que se incentiva a los colaboradores y se crea una cultura organizacional que promueva el respeto, la honestidad y la importancia de ‘ponerse la camiseta’ para sacar adelante lo que parece imposible.

Lee: 3 lecciones de Steve Cadigan sobre cómo potenciar un negocio a través de redes sociales

4. Planificación estratégica: el éxito no es cuestión de suerte

Un equipo de trabajo necesita planear para llegar lejos, y aunque en este caso, México solo llegó a los octavos de final, sorprendió ganándole a Alemania.

Según su técnico Juan Carlos Osorio, aquel partido se planeó durante seis meses con diversos tipos de formación y de juegos, lo que les permitió llevarse la victoria y entender que más allá de las habilidades de cada una de las personas, una buena planificación permite estar preparados para cualquier situación y saber responder ante ello con el fin de alcanzar la meta.

Esta característica del deporte demuestra que los buenos resultados son solo la punta del iceberg, pero que detrás de ellos hay una gran cantidad tiempo y esfuerzos invertidos. En el fútbol como en las organizaciones los grandes logros no se consiguen de un día para otro, y mucho menos mirando al techo.

De entrada, la relación futbol – organización no es tan evidente, pero un análisis detallado permite resaltar muchos otros aprendizajes como la resiliencia croata y hasta el uso de la tecnología para la optimización de procesos como sucedió con el VAR. Se trata de mirar cada situación desde otras perspectivas para llevar enseñanzas de día a día al equipo de RR.HH.

Cargando...