burbuja 6 gradiente
logo xposible

Sostenibilidad y género, el reto de los países Latinoamericanos

5 febrero, 2020

Sostenibilidad y género, el reto de los países Latinoamericanos
burbuja 3 gradiente

Latinoamérica le está apostando a la sostenibilidad desde diferentes campos de acción como la movilidad, la arquitectura, la moda, la industria de los plásticos, el uso de energías renovables, el ecoturismo, el empleo y la agricultura.

A estas prácticas empresariales que promueven el consumo consciente y la responsabilidad ambiental, se suman iniciativas como la inclusión de género, empoderamiento de la mujer y oportunidades laborales a través de las tecnologías, la transformación digital y el sector energético (BID – 2018. Género y Energía: un tema de todos).

De acuerdo con el BID, la participación de la mujer en Latinoamérica y El Caribe representa menos del 50% de la fuerza laboral en el sector energético, por lo que su aporte en el desarrollo social de sus comunidades es mínimo.

“Se necesita una mayor participación de las mujeres en el sector energético para una transición exitosa hacia un sector más sustentable”.

Virginia Snyder, Especialista de la División de Energía del BID.

Es así como la inclusión laboral y la equidad de género trascienden a un primer plano como pilares para el desarrollo de soluciones innovadoras, aporte a las habilidades, conocimientos y la generación de empleo.

Prácticas sostenibles e inclusivas

Colombia ha avanzado en legislar normas que garanticen el bienestar, calidad de vida y equidad de la mujer, esto se refleja en leyes como los Lineamientos de la Política Pública para la Equidad de Género para las Mujeres (2012), el Plan Integral para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia (2012) o el reciente Plan Nacional de Igualdad y Equidad de Género 2018-2030 (PLANEG III), para promover los derechos de la mujer en todos los campos económicos y sociales del país.

Sin embargo, aún existen brechas por cerrar para favorecer a toda la sociedad. Desde el campo académico, las mujeres registran niveles de educativos más altos que los hombres, pero el acceso a oportunidades laborales para ellos es más alto que para las mujeres (56,9% contra 43,1%). Frente a la tasa de desempleo, ellas se encuentras en el 12,6% de desocupación laboral mientras que los hombres reportan el 7,6% (DANE, 2019).

Conscientes de la importancia de generar desarrollo en el país, familias y comunidades, junto con entes públicos y privados se han puesto en la tarea de contribuir con este progreso creando programas que rescatan las tradiciones, conocimientos y cultura de la región.

El primer caso de éxito tiene que ver con la unión de las Mujeres Emprendedoras por el Medio Ambiente y la Salud (Mesmas), un modelo de negocio creado por un grupo de madres de la tercera edad en Quibdó, Chocó que vio en una problemática ambiental del Río Atrato una oportunidad de crecimiento económico.

Fotos: Cortesía “Mesmas”.

Xposible habló con Libia Gamboa, Representante Legal de las Mesmas, quien narró que esta iniciativa nació en el 2010 con la alianza de un grupo de mujeres víctimas del conflicto armado que llegaron a Quibdó sin oportunidades de empleabilidad ni ingresos para sus familias.

Las 12 mujeres que integran este emprendimiento identificaron que el río recibía los residuos de aceite para cocinar. Desde entonces, empezaron a reciclar el aceite para limpiarlo de forma artesanal y mezclarlo con caña agria, una planta nativa del Chocó que les permite elaborar jabón biodegradable.

“A través de este emprendimiento encontramos desarrollo económico para nuestras familias, convirtiéndonos en una cadena de empleo para los jóvenes que no tienen oportunidades laborales en nuestro municipio”.

Libia Gamboa, Representante Legal de las Mesmas.

Esta idea que hoy transforma el modo de vivir de 12 familias, genera empleo para jóvenes y adultos mayores, dignifica a la mujer, impulsa el aprendizaje y promueve la protección del medio ambiente.

Otro caso de éxito que demuestra que la inclusión de género de la mano de la sostenibilidad son sinónimos de progreso es el programa Del Mar a la Olla, una iniciativa creada en la Comuna V del municipio de Tumaco, Nariño, región en la que habita un grupo de mujeres con limitadas oportunidades de desarrollo para sus familias.

Esta población encontró en sus habilidades culinarias el camino para ser financieramente independientes, mientras rescatan sus tradiciones y cultura por medio del turismo gastronómico.

Foto: Fundación Verde Humano.

Del mar a la Olla es un programa liderado por la Fundación Verde Humano, junto con el Programa Mundial de Alimentos (WFP) y la Gobernación de Nariño, que impulsa la capacitación de 30 mujeres de Tumaco, transformando su talento en un servicio turístico que genera ingresos económicos y rescata las tradiciones de esta comunidad.

(También le puede interesar: Gastronomía sostenible, el camino hacia la productividad del campo)

Así mismo, esta iniciativa brinda soluciones que facilitan la reconstrucción del tejido social, la difusión de las tradiciones culinarias a través de la capacitación, la autonomía económica, la inclusión de la mujer en el desarrollo social y la calidad de vida de la comunidad.

Mujeres líderes en América Latina

Chile es otro de los países que le apuesta a la equidad de género. De acuerdo con Las políticas y el cuidado de América Latina (CEPAL, 2015), este país identificó que la tasa de desempleo de las mujeres frente a la de los hombres es más alto, debido a que muchas de ellas tienen hijos menores de seis años y no cuentan con la cobertura de cuidado infantil.

Ante esta problemática, el gobierno desarrolló el programa “Chile Crece Contigo” del Ministerio de Desarrollo Social y Familia, el cual garantiza que las madres cabeza de familia puedan recibir un servicio de cuidado para sus hijos mientras trabajan. Además de brindar una solución inmediata a las mujeres, esta iniciativa vela por la salud de los menores que hacen parte de familias vulnerables.

Chile también diseñó el Plan de Acción Público Privado 2022, el cual promueve la inclusión de la mujer en el sector energético como primer paso para generar equidad e igualdad en las condiciones laborales desde la capacitación.

Por su parte, Nicaragua también impulsa acciones que favorecen la equidad de género. Esto se ve reflejado en el Índice de Brecha de Género del Foro Económico Mundial, en el que ocupó en el 2019 el quinto lugar, siendo el primer país Latinoamericano en reducir en una década esta cifra.

Para conocer a fondo la gestión de Nicaragua, el Foro “Ciudades Sostenibles” 2019 desarrollado en el Comité Permanente de Finanzas de la Convención Marco de Cambio Climático, identificó que dicho gobierno impulsó la participación de hombres y mujeres en los procesos de decisión y gestión del país.

Además, las mujeres de escasos recursos recibieron por medio del programa “Hambre Cero”, insumos que les permitiera desarrollar su capacidad productiva e independencia financiera. Así mismo, se crearon cooperativas integradas por 8,186 mujeres de todo el país, como iniciativa para fortalecer su economía y acceso a oportunidades de crecimiento para sus familias.

“Usura Cero” es otro programa insignia en el cual 10,640 mujeres artesanas, comerciantes y emprendedoras han podido acceder a micro-créditos.

Este país también trabaja en la creación de redes inteligentes que ayudan a cerrar las brechas sociales por medio de la generación de energías renovables. Para lograrlo, capacitan a madres cabeza de familia en la instalación de sensores inalámbricos controlados por un panel electrónico en las casas y en pequeños negocios.

Este desarrollo tecnológico les permite disminuir el consumo de energía e identificar a través de datos, el gasto que generan los equipos electrodomésticos para crear alternativas de ahorro.

Así como Colombia, Chile y Nicaragua desarrollan acciones que aportan al ODS de igualdad de género, otros países Latinoamericanos promueven la inclusión de la mujer como estrategia para impulsar el desarrollo económico, reducir los índices de pobreza y aumentar el bienestar de la sociedad.

En Xposible nos unimos a estas buenas acciones. Si su empresa o emprendimiento aporta a la construcción de un país sostenible y equitativo lo invitamos a que se una a nuestra Comunidad.

5 tendencias empresariales para el 2020

5 febrero, 2020

burbuja 3 gradiente

Para el 2020 la innovación, la tecnología, el valor compartido, el capitalismo consciente, la economía circular, el blockchain y las industrias 4.0 se posicionarán como las tendencias que aportarán a la transformación de Colombia desde los negocios.

 1. Valor compartido

Xposible, E-commerce, comercio electrónico, innovación empresarial, Colombia, economía, sector económico, negocios, modelo de negocio, Banco de la República, tecnología, oportunidades, internet, desarrollo, crecimiento, inversión, aportes, región, educación, nuevos negocios, oportunidades comerciales

Michael Porter, profesor de la Escuela de Negocios de Harvard y líder de estrategias empresariales, junto con Mark Kramer, autor de publicaciones influyentes sobre valor compartido, filantropía catalítica (unión entre gobiernos y empresas para contribuir con una causa), impacto colectivo, evaluación estratégica e inversión de impacto, idearon una estrategia que guiara a las organizaciones a reconcebir sus modelos de negocio en pro de fomentar el progreso económico y social reduciendo el impacto de sus procesos productivos.

De allí que el valor compartido nace como todas las políticas y las prácticas operacionales que mejoran la competitividad de una empresa a la vez que ayudan a mejorar las condiciones económicas y sociales en las comunidades donde opera.

Los expertos plantearon tres principios claves desde las cuales las organizaciones pueden construir oportunidades para crear valor compartido:

  1. Al reconcebir los productos y mercados.
  2. Al redefinir la productividad en la cadena de valor.
  3. Al permitir el desarrollo de un cluster local.

La implementación de estas iniciativas se enfoca en expandir el valor económico y social generando una relación de gana- gana entre las partes involucradas, potencializando las técnicas para el crecimiento de los negocios y las comunidades, fortaleciendo los clusters locales, las instituciones y garantizando la sustentabilidad de los modelos de negocio.

Al fortalecer las prácticas que involucran el valor compartido las organizaciones generan más ingresos, impulsan la productividad, aporta al desarrollo de las comunidades, el cierre de brechas sociales, el crecimiento profesional de los trabajadores y la calidad de vida de las familias a las que impacta.

  • Reconcebir los productos y mercados

Aquellas organizaciones que inicialmente diseñaban productos o servicios con el único fin de satisfacer las necesidades de la sociedad sin medir sus impactos y fortaleciendo una conducta de consumo transforma su visión de negocio, apostándole al desarrollo de productos y servicios que además de cubrir una necesidad aporta al bienestar de quien lo consume.

Caso de éxito:

La compañía canadiense Thomson Reuters llevó a la comunidad de ganaderos de la India un servicio de información en el que suministra trimestralmente datos sobre el clima, precios de cultivos y asesoría agrícola por un precio mínimo que les ha ayudado a incrementar sus ingresos hasta en un 60%.

Esta organización partió de identificar las necesidades de dicho país que estuvieran asociados con el servicio que brindaban que les permitiera impactar positivamente en esa comunidad. Es así como los negocios se van transformando de acuerdo con las necesidades que hay en la sociedad, rediseñando sus productos e identificando nuevos mercados en los que antes no veían una oportunidad de crecimiento.

  • Redefinir la productividad de la cadena de valor

Llevar la innovación y la tecnología a sectores vulnerables ha reflejado que es posible fomentar oportunidades de desarrollo económico y progreso social con prácticas que además de hacer crecer a una compañía, garantiza que otros sectores de la sociedad puedan mejorar sus condiciones de vida.

De esta forma también se ha dimensionado el uso de los recursos, la energía, la cadena de proveedores, la distribución y la productividad de los empleados para fomentar el valor compartido ayudando a que las economías crezcan reduciendo el consumo y aportando al aprovechamiento consciente de los recursos que están a disposición de las compañías.

Casos de éxito:

Xposible, E-commerce, comercio electrónico, innovación empresarial, Colombia, economía, sector económico, negocios, modelo de negocio, Banco de la República, tecnología, oportunidades, internet, desarrollo, crecimiento, inversión, aportes, región, educación, nuevos negocios, oportunidades comerciales

La compañía de almacenes estadounidense Wal-Mart, disminuyó sus emisiones de dióxido de carbono reduciendo el uso de empaques y recortando las rutas de entrega de sus camiones, logrando incrementar la venta de productos y ahorrar 200 millones de dólares en costos.

  • Desarrollo de cluster locales

El crecimiento de las organizaciones está directamente relacionado con las alianzas, proveedores, empresas relacionadas, instituciones académicas y asociaciones de comercio con las que se vinculan. Estos clusters fomentan la innovación, productividad y competitividad potencializando las economías y creando oportunidades de negocio donde todos los involucrados se unen para generar desarrollo económico, social y ambiental.

2. Capitalismo consciente

Raj Sisodia, profesor y líder en el desarrollo de transformación cultural a nivel organizacional junto con John Mackey, CEO de la cadena de supermercados Whole Foods Market, crearon el concepto sobre capitalismo consciente como “la filosofía que sugiere que los negocios tienen un propósito más alto, que va más allá de las utilidades”.

De allí nacen cuatro principios claves para el desarrollo del capitalismo consciente en los modelos de negocio:

1.Propósito superior: cada compañía cuenta con unos objetivos direccionados hacia el crecimiento de la organización, pero cuando estos buscan el bien común y son transmitidos a los colaboradores y clusters, estos propósitos se convierten en una meta superior que inspira a otros a cumplirla y a trabajar por el mismo logro.

2.Orientación integral: los miembros de las empresas son los voceros del propósito que desea cumplir cada compañía y desde las relaciones internas y externas estas deben focalizarse en crear valor y transmitir el propósito de la empresa.

3.Liderazgo consciente: los líderes de las compañías son quienes encaminan las acciones que aportarán a la transformación tanto de su empresa como de las comunidades que impactan.

4.Cultura consciente: partiendo de acciones que fomentan el valor compartido en las organizaciones y la sociedad, se construye una cultura consciente alrededor de crear modelos de negocio que aporten al bienestar y calidad de vida.

3. Economía circular

De acuerdo con el Foro de Economía Circular, define este modelo económico como aquellas prácticas que apuntan al “ecodiseño, la simbiosis industrial, la economía de la funcionalidad, reuso, reparación, remanufactura y valorización”, migrando a un sistema que impulsa la innovación fomentando el desarrollo de nuevos modelos de negocio.

Esta tendencia empresarial le apunta a la reducción del uso de recursos naturales y energías fósiles con el objetivo de mitigar los impactos ambientales, de allí que se plantearon tres principios que buscan concientizar a los sectores públicos y privados, prácticas responsables con el medio ambiente y la sociedad:

– Preservar y mejorar el capital natural, regenerando, desmaterializando y compartiendo.

– Optimizar el rendimiento de los recursos, promoviendo la circulación de los productos, componentes y materiales hasta su máxima utilidad, minimizando pérdidas.

– Fomentar la eficiencia del sistema productivo reduciendo los riesgos de generar externalidades negativas o fallas en el mercado.

A nivel global la economía circular se ha convertido en una de las tendencias empresariales y gubernamentales para fortalecer el desarrollo social, ambiental y económico de las naciones.

4. Blockchain

E-commerce, comercio electrónico, innovación empresarial, Colombia, economía, sector económico, negocios, modelo de negocio, Banco de la República, tecnología, oportunidades, internet, desarrollo, crecimiento, inversión, aportes, región, educación, nuevos negocios, oportunidades comerciales

El Blockchain es una herramienta digital que ha sido implementada por los modelos de negocio para construir cadenas de información seguras, desde la cual se pueden tranzar negocios. De acuerdo con el Centro de Innovación del Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones (MinTIC), este innovador sistema consiste en una cadena de bloques que “plantea otra forma de proveer seguridad de manera colaborativa y a bajo costo”.

En Colombia esta tecnología es utilizada por tan solo el 1% de las organizaciones y el 3% está en proceso de implementación, según el Observatorio de Economía Digital del MinTIC.

A medida que avanza el desarrollo tecnológico, es posible mejorar lo métodos de pago y la oportunidad de consolidar negocios en plataforma digitales. El Blockchain aporta beneficios como:

-Reducir sistemas e infraestructuras operacionales, acelerando los procesos de transacción.

-Garantiza transacciones confiables y reduce el riesgo de fraude.

-Garantiza información completa, oportuna, precisa y disponible para quienes integran las operaciones dentro de los bloques de información que se van creando.

-Elimina los intermediarios, reduce gastos para las organizaciones y facilita el intercambio de activos entre compañías.

-Facilita la verificación y control en tiempo real de la información y las transacciones realizadas. Los bloques de información no se pueden modificar garantizando la transparencia de estos.

5. Industrias 4.0

Klaus Schwab, economista alemán, fundador del Foro Mundial Económico y precursor de la Cuarta Revolución Industrial, explica a través de su libro La Cuarta Revolución Industrial (2016) el impacto del desarrollo de las tecnologías, la innovación, la realidad virtual, la inteligencia artificial, la nanotecnología, el Internet de las cosas al desarrollo de nuevos modelos de negocio.

Desde la economía, esta tendencia promueve la creación de nuevos empleos, incrementa el consumo sostenible, la productividad y el crecimiento económico.

Desde los negocios, se consolidan procesos ágiles en las cadenas de producción, nuevos hábitos de consumo, nuevas oportunidades de negocio, desarrollo de productos y servicios avanzados gracias al análisis de datos, innovación colaborativa y migración de modelos operativos a digitales.

Por su parte, la implementación de las Industrias 4.0 en las organizaciones ha demostrado que Xposible aportar al crecimiento económico, social y ambiental de las comunidades más vulnerables de la sociedad.

Este es el caso de la compañía estadounidense Jhon Deere, dedicada a la fabricación de maquinaria agrícola, la cual migró a los servicios digitales ofreciendo asesoramiento sobre cultivos, alertas meteorológicas e información que favorezca a los productores del sector del agro quienes no contaban con acceso a estas herramientas digitales.

Lego es otra de las empresas que le apostó a la implementación de las Industrias 4.0, reinventando su modelo de negocio para posicionarse como una compañía de diseño que ayuda a minoristas, universidades y empresas creando experiencias de aprendizaje dinámicas de forma presencial y virtual.

Estas tendencias empresariales aportarán a la transformación desde diferentes modelos de negocio y sectores económicos. Si usted ya implementa alguna de estas tendencias, es momento de consolidar alianzas que permitan llegar a más comunidades y generar mayores impactos en Colombia y el mundo.

Desde Xposible nos unimos a estas prácticas empresariales reconociendo la labor de aquellas organizaciones que le apuestan al cambio y al bienestar de la población.

Emprendimientos sostenibles que transforman a Colombia

5 febrero, 2020

Xposible, sostenibilidad, tendencias empresariales, innovación, desarrollo, educación, valor compartido
burbuja 3 gradiente

En la búsqueda de generar nuevas alternativas que fomenten el uso de los residuos orgánicos y se reemplace el plástico por materias primas biodegradables, nacen en Colombia nuevos modelos de negocio que le apuntan a la transformación desde la innovación y la sostenibilidad.

Según la Oficina de Negocios Verdes del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, en el país se han creado 1.414 negocios verdes, que generan alrededor de 21.053 empleos.

Estas iniciativas promueven el crecimiento de bienes o servicios con impactos ambientales positivos, fomentan las buenas prácticas ambientales, sociales y económicas con un enfoque de ciclo de vida.

Así como los negocios sostenibles centran sus modelos de negocio en la búsqueda de soluciones de problemáticas ambientales, la sociedad empieza a identificar una oportunidad para ser parte de la transformación y el desarrollo a través de decisiones de consumo consciente y responsable.

(También le puede interesar: Negocios verdes, la economía que impulsa al campo colombiano)

De acuerdo con la consultora internacional Nielsen, aquellos productos o servicios que involucran prácticas sostenibles y brindan atributos como calidad, desempeño superior, singularidad y modernidad, son de mayor preferencia para los consumidores.

A nivel global el 73% de la población estaría dispuesta a cambiar sus hábitos de consumo para reducir el impacto en el medio ambiente por aquellos productos amigables con el planeta. En Colombia, el panorama también es positivo, puesto que el 47% de la población estaría dispuesta a cambiar aquellas marcas que no desarrollan prácticas sostenibles por productos ecológicos (Nielsen, 2019).

Purabox, una alternativa sostenible

Fotos: Cortesía Purabox.

Buscando una alternativa que mitigara el consumo de plástico, María Gómez se dio a la tarea de crear Purabox, consumo responsable, una empresa dedicada a la fabricación de utensilios como vasos, contenedores, tazones, pitillos o bowls a base de madera, hojas de palma, bambú y pulpa de papel como una opción innovadora capaz de biodegradarse.

Esta iniciativa que  hoy cuenta con las certificaciones internacionales de U.S. Food and Drug Administration (FDA) y Forest Stewardship Council (FSC), también le ha apostado a la educación como estrategia para fomentar en la sociedad un pensamiento responsable con lo que consumen.

Cumpliendo con este propósito, Purabox se ha dedicado a construir su oferta de valor alrededor de una cultura de reciclaje y compostaje con sus más de 300 clientes a nivel nacional.

“Como empresas debemos aportarle a la transformación de Colombia construyendo soluciones innovadoras que permitan mitigar el cambio climático y llegar a ser un país más sostenibles”.

María Gómez, gerente de Purabox, consumo responsable.

Innovación sostenible: Jáku, papel artesanal

Fotos: Cortesía Jáku, papel artesanal.

En el 2017 nació Jáku, papel artesanal, una iniciativa que vio en los residuos orgánicos una oportunidad para aportar a la sostenibilidad ambiental desde un modelo de negocio innovador y transformador para Colombia.

María Camila Moncada, artista plástica y fundadora de este emprendimiento compartió con Xposible el proceso artesanal por el que atraviesan los insumos orgánicos para transformarlos en papel con diseños, texturas y colores únicos.

Inicialmente recolectan materias primas como cáscaras de naranja, hojas de piña, tallos de astromelias, zanahoria, apio o amero de mazorca. Luego las seleccionan y lava para dar paso a un proceso mecánico en el que cortan, licúan y cocinan los materiales orgánicos hasta obtener una pulpa con textura liquida pero consistente.

Esta consistencia se expande sobre un marco en forma rectangular y tras varias horas de secado, deja como resultado un lienzo delicado y listo para usar como tarjeta de invitación, regalo corporativo, libreta o simplemente como lienzos para dibujar o pintar.

(Lea también: Prácticas empresariales para proteger la biodiversidad)

Con tres años en el mercado Jáku, papel artesanal, se ha caracterizado por implementar prácticas artesanales utilizadas hace varios siglos en China, pero con el diferencial de llevar esta técnica milenaria a otro nivel.

Moncada se alió con la Fundación Recojamos Semillitas, lugar que atiende alrededor de 50 niños de escasos recursos al sur de Bogotá, y que a través de Jáku encontró la oportunidad de generar ingresos adicionales aprovechando el talento y la creatividad de las madres cabeza de familia que integran a esta comunidad.

Ellas aprendieron el arte de forrar y cocer las libretas que crea Moncada, aportando al proceso final de cada producto. Para Moncada, la alianza con la Fundación ha sido una oportunidad de crecimiento, optimización de procesos, generación de empleo para madres cabeza de familia y una alternativa sostenible para la Fundación.

“Le apostamos a comercializar nuestro papel a emprendedores y empresarios que desean involucrar una mentalidad ecológica en sus procesos”.

María Camila Moncada, artista plástica y fundadora de Jáku, papel artesanal.

Este emprendimiento cuenta con 10 clientes aliados, por lo que se proyectan mejorar su capacidad de producción. Así mismo buscan aliarse con más entidades que les permita seguir trabajando por el crecimiento sostenible del país.

Estos modelos de negocio son un referente de que sí Xposible transformar a Colombia desde la innovación y la sostenibilidad con acciones contundentes que construyen oportunidades y crecimiento para el país.

E-commerce, el aliado de la innovación empresarial

15 diciembre, 2019

Xposible, E-commerce, comercio electrónico, innovación empresarial, Colombia, economía, sector económico, negocios, modelo de negocio, Banco de la República, tecnología, oportunidades, internet, desarrollo, crecimiento, inversión, aportes, región, educación, nuevos negocios, oportunidades comerciales
burbuja 3 gradiente

Colombia ha desarrollado esfuerzos por consolidar su economía, mejorar la productividad, impulsar el emprendimiento, crear estrategias que generen oportunidades de empleabilidad y llevar conectividad y tecnología a las zonas más vulnerables del país.