Desde hace varios años, el mercado laboral se viene enfrentando a diferentes necesidades que se han ido transformando con la llegada de las nuevas tecnologías, los nuevos puestos de trabajo y las modalidades de empleo que arrojó la pandemia.

Debido al constante cambio en el sector profesional, los empleadores se han visto en la obligación de adaptarse a estas nuevas oportunidades, apuntando hacia una formación laboral alternativa a la que se encuentra en la educación tradicional.

Esta actualización ha sido denominada educación para el trabajo y desarrollo humano, la cual cada día se hace más notoria en las instituciones, empresas y plataformas online de educación.

Para explicar lo que es la formación para el trabajo y su importancia en el mercado laboral, desde Xposible hablamos con Sonia Durán, gerente de educación, cultura y productividad de Colsubsidio, una compañía que constantemente está adaptando sus modelos de negocio a las necesidades actuales que enfrenta el mercado.

 

Xposible: ¿Cómo define la educación para el trabajo?

Sonia Durán: La formación para el trabajo es la educación que se sale del esquema formal académico, que busca desarrollar en los estudiantes competencias para el ‘hacer’ que respondan a lo que requieren los distintos sectores productivos; competencias que permitan que todo el conocimiento que tienen los estudiantes se traduzca en saber y en aprender permanentemente, para así generar los resultados que requieran los distintos sectores de producción.

 

Un claro ejemplo de formación para el trabajo se encuentra en las plataformas académicas online, como Platzi, una compañía fundada en Colombia por Freddy Vega y Christian Van Der Henst en 2014.

Esta empresa líder en educación virtual, ofrece programas enfocados en las ofertas y habilidades actuales que requieren las compañías como el manejo de bases de datos, marketing digital, programación, desarrollo de aplicaciones y demás aptitudes que no se estudian a profundidad en las instituciones tradicionales y que están alineadas con la revolución digital que vive el mundo del trabajo.

“12 a 18 meses después de estar en Platzi, el 84% de los alumnos incrementan su salario de tres a 10 veces, y eso es de por vida. Personas que cobraban entre 200 y 500 dólares al mes, y estaban al borde o por debajo de la línea de pobreza, un año después pasan a 1.000, o a 3.000, y están en la clase media”, declaró Freddy Vega, fundador de Platzi, para El País.

*Descubre el portafolio de servicios de Platzi aquí

 

Xposible: ¿Cómo puede contribuir la educación para el trabajo al desarrollo empresarial y productivo en Colombia?

Sonia Durán: La educación para el trabajo puede contribuir al desarrollo empresarial y productivo del país a través del capital humano, que es uno de los factores de producción más importantes para que pueda darse un desarrollo virtuoso. En este sentido, hay un reto importante y es que el mismo sector productivo logre identificar qué requiere a nivel de capital humano, para poder así mismo responder con programas adaptados a esto. Eso suena muy sencillo, sin embargo, existe un reto grande y es que por ejemplo las empresas más pequeñas, o las mipymes, que son el gran consolidado de empresas de nuestro país, de pronto no tienen todavía herramientas para definir muy bien las competencias que ellas mismas requieren. Ahí hay un trabajo muy interesante por hacer. En la medida que entendamos mejor las necesidades, vamos a aportar muchísimo a los distintos sectores y al aparato productivo, ya que vamos a poder entregar un capital humano acorde a las necesidades que él tiene.

 

Xposible: ¿Cuáles desafíos enfrenta Colombia con relación a la educación para el trabajo?

Sonia Durán: Existen tres grandes desafíos. El primero es institucional. Colombia ha realizado unos avances muy grandes en términos de normativa, de regular el sistema nacional de formación y el sistema nacional de cualificaciones. No obstante, ahora el reto está en concretar el marco nacional de cualificaciones dentro de ese subsistema nacional, ya que son marcos que permiten tránsitos del estudiante entre un tipo de formación y otro, reconocer el conocimiento y las habilidades que ha adquirido desde la formación para el trabajo, por ejemplo, en el ámbito académico, y que así pueda él eventualmente continuar un proyecto académico el día que quiera continuarlo. Esto requiere también una articulación muy grande entre las distintas entidades como el Ministerio de Educación y Ministerio del Trabajo.

El otro desafío se encuentra en la necesidad de cambio permanente. Desde el punto de vista de la realidad de la educación para el trabajo y el sector productivo, es estar al día con los cambios tecnológicos que están sucediendo; cambios de digitalización, de tecnologías de la información y comunicaciones, de la agroindustria, etc. Cómo la formación y los programas para el trabajo que se ofrecen están al día con todo lo nuevo que hay que adquirir. También, por supuesto, estar al día con cuáles son las nuevas competencias que se requieren que de pronto típicamente no se habían previsto en sectores particulares. Debemos leer qué está sucediendo en el mercado permanentemente, no solo a nivel digital sino a nivel de todas las competencias que se necesitan en las distintas formaciones.

Por último, está el desafío sociocultural. Colsubsidio está haciendo una apuesta muy importante para que en el momento en el que el estudiante que se gradúe de educación para el trabajo, logre agregarle valor a la empresa, para que así ésta reconozca lo que representa esa persona dentro de la organización y le dé valor con mejores salarios.
Esto va a llevar a que una persona que ha tenido una formación para el trabajo pueda revalorizarse como profesional con un mejor posicionamiento en la organización y un costo adecuado a sus capacidades.

 

Xposible: ¿Qué oportunidades está brindando el país frente a este tema?

Sonia Durán: Las oportunidades que está ofreciendo Colombia en este momento para la educación y formación para el trabajo son muy grandes, porque este trabajo de recorrido institucional ya está dando sus primeros frutos. Ya tenemos una normativa que nos permite a las instituciones de formación para el trabajo tener mucha más flexibilidad para ofrecer nuestros programas y que nuestros estudiantes sean reconocidos en las certificaciones específicas, en los distintos sectores y marcos nacionales de cualificaciones. Eso facilita muchísimo la vida, tanto para las instituciones de formación como para los empleadores, porque van a ser mucho más claras las reglas del juego y va a ser mucho más claro para un empleador saber qué representa una certificación en X competencia, en X sector. Eso de entrada es un gran momento en el que estamos.

Por otro lado, hay sectores que están pidiendo formación para el trabajo de manera acelerada. TIC está pidiendo programadores, está pidiendo competencias digitales de manera vertiginosa, el crecimiento es geométrico por lo que está pasando en nuestro esquema y en nuestro aparato productivo a nivel mundial y a nivel país. Entonces esa demanda es maravillosa porque lo que está haciendo es que nos está forzando a formar, y si logramos eso, a generar empleo. Más que una oportunidad, es una obligación de la formación para el trabajo, de producir programas acorde con esta necesidad y de formar estudiantes que efectivamente sean de toda la calidad y que tengan unas competencias muy bien formadas a nivel de cuidado.

Por último, yo creo que eso permite también tener distintas vocaciones. El hecho de que ahora se abren espacios nuevos para áreas del conocimiento nuevas o para espacios profesionales donde yo puedo desempeñar un proyecto de vida que me apasiona y que no encaja en esas profesiones tradicionales, pero que el mercado está pidiendo, es maravilloso. El universo de profesiones o de formaciones que se empieza a abrir es increíble porque nos permite, dentro de la diversidad que tenemos como seres humanos y como sociedad, ofrecer caminos profesionalizados, con competencias que se requieren y que le aseguran al estudiante que con eso se va a desenvolver mucho mejor en el mercado laboral para ser productivo.

Te puede interesar: Descubre los programas de la Cámara de Comercio de Bogotá enfocados en liderazgo femenino

En Colombia, el Estado y el sector privado vienen esforzándose en construir ofertas que mediante la educación de calidad fomenten el trabajo decente y el crecimiento económico, metas consignadas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas.

Actualmente, existen varias instituciones que le apuntan no solo a brindar competencias enfocadas en las necesidades de mercado, sino también a generar un puente entre las organizaciones y los profesionales para que puedan así obtener este talento calificado y especializado.

El SENA, por ejemplo, cuenta con una plataforma denominada Agencia Pública de Empleo (APE), la cual brinda diferentes oportunidades de trabajo para cualquier persona, permitiendo que los empleadores puedan encontrar el mejor talento humano acorde a las necesidades de su empresa.

Hoy en día, el SENA es un operador autorizado por el Servicio Público de Empleo del Ministerio de Trabajo para generar el contacto entre empleados y empleadores, mediante una intermediación laboral dentro y fuera del país.

“Actualmente, podemos decir con satisfacción que seis de cada diez egresados de la entidad logran acceder a un empleo en los seis meses siguientes a su certificación, es decir, superamos la meta al llegar al 60 por ciento, la cifra más alta reportada en los últimos cinco años”, puntualizó Carlos Mario Estrada Molina, director del SENA, para Semana.

*Visita la Agencia Pública de Empleo del SENA aquí

Lee también: La importancia de la salud mental para las empresas y sus trabajadores

 

Xposible: ¿Cuál cree que es el futuro de Colombia con relación a la educación para el trabajo?

Sonia Durán: Primero, terminar de consolidar los puentes y la institucionalidad como una mínima plataforma para operar bien. Yo creo que va a tener que ser muy rápida en poder entender cuáles son los sectores más jalonadores de la economía. Un ejemplo: el turismo se reconvirtió, se recompuso después de la pandemia, y ahí en la formación para el trabajo vamos a tener que entender cómo es ese nuevo turismo. Ya el turista no se quiere quedar en su hotel; ahora quiere salir, quiere estar en contacto con la naturaleza, pero también con las comunidades. También está el sector de tecnologías con todos los nuevos negocios, las ‘fintech’, todo el tema de producción audiovisual, que son sectores que en Colombia están empezando a jalar. Entonces para Colombia el reto y lo bonito va a estar en cómo nos sintonizamos rapidísimo, porque los cambios son muy rápidos en esos sectores más jalonadores de la economía.

Selia es una plataforma digital que conecta a usuarios particulares y a colaboradores de empresas con servicios para el cuidado y bienestar en su salud mental, incluyendo psiquiatría, terapia psicológica y coaching. Su misión principal es lograr que el acceso a esta especialidad se haga de manera simple, asequible y libre de etiquetas.

Desde la comunidad Xposible de Colsubsidio hablamos con Alberto Reales, uno de los cofundadores de Selia, quien resolvió diferentes dudas sobre los beneficios y herramientas que ofrecen a todas las compañías que se preocupan por el bienestar de sus trabajadores.

¿Cómo nació Selia?

Alberto Reales: Somos una empresa que surgió en la pandemia. Mi socio y yo no somos psicólogos ni psiquiatras, somos empresarios; yo trabajo en datos y él ha trabajado en producto y tecnología toda su carrera. Los dos hemos ido a terapia desde hace mucho tiempo y pudimos presenciar, por medio de nuestras situaciones personales y por allegados del sector de la salud, cómo se presentó un desbalance con relación a las herramientas que tenía el sector de la salud para cuidar una sociedad que de la noche a la mañana se vio urgida de herramientas virtuales. Debido a esto, la sociedad entendió que cuidar la salud mental era algo absolutamente necesario, sobre todo en el confinamiento, en la incertidumbre, en la escasez. 

Para nosotros la pandemia ha sido el lienzo en el que encontramos la respuesta para nuestros propios problemas, eso fue exactamente lo que hicimos. Pensamos en soluciones que nosotros personalmente necesitábamos y lo llevamos a la realidad, construyendo el producto que existe hoy.

¿Cuál es el servicio que brinda Selia para las empresas?

AR: En primer lugar, proporcionamos acceso a citas con especialistas certificados para tratamiento en psicología clínica, psiquiatría y coaching. Además, ofrecemos un servicio de contenido bajo demanda, que incluye meditaciones, ejercicios de respiración y demás prácticas que se pueden realizar todas las mañanas o todas las noches desde la comodidad de la casa, el trabajo o de donde el usuario desee; todo alrededor del cuidado de salud mental, bajar los niveles de ansiedad, subir los estados de ánimo, etc.

¿Qué beneficios trae este servicio para las empresas?

AR: Un colaborador que lleva una vida sana y feliz se queda más tiempo en su sitio de trabajo, tiene más compromiso con sus labores, va más allá del día a día, tiene una afinidad con la cultura de su empresa y muy seguramente no va a ser solamente productivo, sino que va a ser un embajador de los valores de la empresa. Una organización que está conformada por personas que piensen y se sienten así, se mantiene más unida, llega más lejos, trabaja en equipo y no sufre de estos detractores que vienen por la falta de cuidado en salud mental.

¿Cómo se pueden vincular las empresas con Selia?

AR: Una empresa que quiera brindar este servicio a sus empleados simplemente se comunica con nosotros y le hacemos un estudio muy rápido sobre el número de colaboradores que tiene. Basado en esto, le presentamos un plan similar a un seguro de fácil acceso, para que así la empresa brinde esta cobertura a las diferentes áreas o a toda la empresa. Estos planes tienen un mínimo de cita por colaborador al mes, acceso ilimitado a la plataforma y puede incluir a los dependientes y familiares de los usuarios y de los colaboradores, si así la empresa lo desea.

¿Por qué es importante que las empresas se preocupen por la salud mental de sus trabajadores? 

AR: Una empresa rinde más si brinda estos servicios a sus colaboradores. Desde la parte pragmática, bajan los costos de ausentismo por temas de salud mental. Muchísima gente se queda en casa o no acude a sus labores por las vivencias y los retos que existen en la vida de cada quien. Retos profesionales, sobre todo en los colaboradores más jóvenes que tal vez no tienen el apoyo que necesitan para ese crecimiento profesional. 

Desde el lado personal, usualmente los usuarios se sienten más afines con la empresa si brindan este tipo de servicios que actualmente no son tradicionales. Compañías que ofrecen esto ven más retención en sus colaboradores, simplemente por el hecho de que existe una mayor afinidad con el empleador.

Y finalmente es un tema cultural. Todos tenemos el compromiso con la sociedad de ir avanzando frente al tema del cuidado en salud mental, de desestigmatizar la conversación que lleva a que esto se vuelva un derecho, y que todos tengamos acceso a los servicios de cuidado que necesitamos para vivir vidas más felices y más sanas.

¿Cómo ve a Colombia y Latinoamérica en temas de sostenibilidad empresarial en relación con la salud mental? 

AR: Se está moviendo en la dirección correcta. El hecho de que nosotros existamos como empresa y de que se nos haya dado el espacio para cada día abrir mercados, cerrar contratos, brindar este servicio, quiere decir que existe una demanda, en especial en las empresas conformadas por personas más jóvenes. 

Como país, todavía no estamos tan adelantados como en otras regiones como Europa, o países como Estados Unidos. En Latinoamérica, en Chile y Argentina nos llevan años luz en la manera en que involucran la salud mental en los servicios de salud integrales. Nosotros ahora lo vemos como un añadido. 

El reto ahora mismo está en las empresas tradicionales más grandes, que han limitado su cobertura y el cuidado de bienestar de sus empleados a salud y temas más tradicionales ligados con el sector clínico y no tanto al de salud mental. 

Sin embargo, la pandemia, para bien o para mal, ha abierto la conversación, ha quitado el tabú y ha expuesto las falencias que existen en este tipo de cuidados. Mucha gente se cambió de trabajo porque no podía balancear su vida laboral con la personal. Millones de colaboradores con familias vivieron no solamente su situación laboral, sino la educación de sus hijos en casa, y un sin fin de situaciones en las que todos tuvimos vivencias únicas que exacerbaron y dejaron un poco más a la luz la necesidad de este tipo de servicios.

Si eres empresario o cuentas con una compañía que piensa en el bienestar y la salud de sus trabajadores, puedes ponerte en contacto con Selia a través de su sitio web www.selia.co

Ambientalmente es una compañía comprometida con la sostenibilidad, cuyo propósito principal es ayudar a las empresas de Colombia a ser más responsables en su producción y consumo, e impactar de forma positiva el medio ambiente y el país.

Su oferta de valor está enfocada en convertir a sus aliados en un referente de compromiso ambiental en el sector empresarial, basado en dos frentes principales: el desarrollo sostenible y el cumplimiento legal relacionado con una administración consciente.

“Tenemos una amplia experiencia en temas de cumplimiento legal relacionados con gestión ambiental. Acompañamos a las empresas que generan vertimientos, emisiones, residuos peligrosos y consumo de sustancias químicas”, destaca Alberto Mejía Restrepo, gerente general de Ambientalmente.

Además, esta compañía con sede en Medellín y Bogotá se dedica a analizar las inversiones de sus clientes con el objetivo de descubrir las posibilidades que no solo generan unos beneficios tributarios para la compañía, sino que también favorecen el medio ambiente.

Descubre aquí los programas de la Cámara de Comercio de Bogotá enfocados en el liderazgo femenino empresarial

Ruta de La Sostenibilidad

Ambientalmente trabaja bajo un proceso cíclico, denominado la ‘Ruta de la Sostenibilidad’, enfocado en obtener resultados económicos y medibles que desencadenan una gestión ambiental más responsable. Este modelo está dividido en tres dimensiones específicas:

Gestión del riesgo: enfocada en evitar los peligros de una organización ligados a temas ambientales, compenetrado con un cumplimiento legal, operacional, financiero y reputacional.

Eficiencia: basado en optimizar los procesos consumiendo menos materias primas, implementando una economía circular y una producción más limpia, buscando acceder a  incentivos tributarios.

Reconocimiento: en este punto, Ambientalmente se alinea con la compañía para definir los grupos de interés y generar así un sistema de gestión, que dará origen a diferentes galardones en temas de sostenibilidad como el Reconocimiento Xposible.

Herramientas para las empresas

Si usted o su empresa está interesada en trabajar bajo la sostenibilidad, Ambientalmente brinda diferentes herramientas y servicios en su página web. Uno de estos es el diagnóstico en línea, donde se ofrece una calificación que despliega tres opciones alineadas con sus necesidades.

La primera opción es un plan de acción ‘Beginner’, donde se determinan unos pendientes para la compañía; posteriormente se abre camino hacia un plan ‘Advanced’, en el que “paso a paso se le dice cómo puede cerrar las brechas que tiene”, según manifiesta el gerente.

Este proceso concluye en un servicio ambiental por outsourcing, en el que Ambientalmente comienza su acompañamiento para guiar a la empresa solicitante hacia una producción y consumo responsable.

¿Estás transformando positivamente el país? Postúlate aquí al Reconocimiento Xposible 2022

 

Clientes

Ambientalmente cuenta con más de 16 años de experiencia en los cuales ha atendido a más de 500 empresas y más de 1.000 proyectos con soluciones que impactan positivamente el medio ambiente.

Uno de sus casos de éxito es la empresa Colpagro, que genera vertimientos, emisiones, sustancias químicas y residuos sólidos peligrosos y no peligrosos. Gracias a la contratación con Ambientalmente, esta empresa dedicada a la producción y venta de cárnicos logró aumentar en un 74% su cumplimiento legal; un 61% su gestión ambiental y mejoró en un 71% su operación e infraestructura.

Descubre aquí las herramientas que Ambientalmente le brinda a las empresas que buscan transformar el país con sostenibilidad:

“Hacer empresa en Colombia y en la región es para mujeres muy valientes”, es el argumento de Carolina Nieto, gerente de asuntos corporativos de la Cámara de Comercio de Bogotá, quien habló con Xposible – Colsubsidio sobre las diferentes oportunidades para emprendedoras y empresarias.

La Cámara de Comercio de Bogotá se ha esforzado por convertirse en un aliado para las mujeres que están buscando emprender o potenciar su idea de negocio, mediante diferentes servicios y cursos totalmente gratuitos y de fácil acceso para ellas.

“Desde la Cámara de Comercio queremos que no se sientan solas (…) Creemos en la equidad de género y el poder de la mujer”, manifiesta Nieto, quien ha enfocado su labor en la entidad en apoyar a las mujeres emprendedoras y empresarias, con un portafolio de servicios compuesto de múltiples programas como:

¡Postula tu proyecto sostenible al Reconocimiento Xposible 2022 y recibe grandes beneficios!

Bazzarbog

Considerado como uno de los “programas estrellas” de la Cámara de Comercio, esta plataforma digital fue creada con el objetivo de que las empresarias pudieran exponer sus productos en internet, para así beneficiarse del comercio electrónico

Mujeres TECH

Este programa está enfocado en las emprendedoras y empresarias dentro del sector de la tecnología, una de las áreas más rezagadas en participación de las mujeres. En este espacio, la institución brinda mentorías y trabajo en equipo para que las empresas inscritas sean más sostenibles y escalables en un corto periodo de tiempo.

CREAR

Es una línea de crédito en la que no solo brindan apoyo financiero a las empresas, sino que además acompañan a sus líderes en todo el proceso del manejo de capital y la aceleración de los negocios.

Adicionalmente, la Cámara de Comercio de Bogotá cuenta con una línea de atención totalmente gratuita (#3830330), donde diferentes expertos del ecosistema de negocios brindarán asesoría en temas de emprendimiento, mercadeo, sostenibilidad, innovación y demás áreas vinculadas con el desarrollo empresarial.

Para Nieto es de vital importancia continuar fomentando la inclusión de mujeres en las empresas de Colombia, gracias a los resultados que han arrojado diferentes estudios mundiales sobre el liderazgo femenino empresarial.

(VIDEO) Conoce Sientochenta, la marca de moda consciente que llegó hasta la Semana de la Moda en París

“Las empresas que tienen mayor diversidad y participación de mujeres son más innovadoras, más sostenibles, piensan más en tener más Objetivos de Desarrollo Sostenible y protocolos de equidad de género”, declaró la gerente.

Revive aquí los programas de la Cámara de Comercio de Bogotá enfocados en el liderazgo femenino empresarial: 

En busca de crear una marca que trascendiera y diera un giro en la industria textil, las manizaleñas Mariantonia Ramírez y Silvana Mejía decidieron fundar, en 2018, su propia empresa de moda consciente: Sientochenta.

Después de una amplia investigación sobre el mercado de la moda sostenible, el cual se encuentra en auge debido a las necesidades constantes del planeta y el equilibrio entre la economía y el cuidado del medio ambiente, estas dos jóvenes decidieron establecer su propia empresa bajo tres principios esenciales: procesos limpios que no tengan repercusiones negativas para el medio ambiente; dignificación del trabajo de las personas que realizan las prendas, e implementación de materiales de origen natural o reciclados como el ‘’denim’ y el algodón recuperado, las botellas pet, el lino, el cáñamo y demás elementos que facilitan la degradación de los productos.

 

“Quisimos dar un giro de 180 grados en la industria; educar sobre los diferentes hábitos de moda y el posconsumo de las prendas. Hicimos un trabajo para enseñar a consumir de manera consciente”, manifestó Mariantonia Ramírez, cocreadora y diseñadora de Sientochenta.

Tras cuatro años de trayectoria dentro de la industria de la moda sostenible, esta compañía recibió una oportunidad que marcó un hito en su carrera: participar en la Semana de la Moda en París 2022, uno de los eventos más importantes del mundo dentro de este mercado.

Descubre aquí las tendencias para los negocios sostenibles en 2022

“Para estar en la Semana de la Moda de París contamos con una excelente oportunidad que nos dio una tienda multimarca de Nueva York, que nos ofreció hacer parte de su desfile con nuestra marca”, relató Ramírez.

 

En el evento, al cual asistieron más de 60 diseñadores de todo el mundo tanto de ropa como de joyería, calzado y demás, Sientochenta tuvo la posibilidad de mostrar ocho atuendos completos de su línea femenina, compuestos de múltiples prendas como blusas, pantalones, faldas, chaquetas, entre otras.

“Tuvimos la oportunidad de mostrar nuestra esencia, nuestro origen, por medio de unos tocados en los que a través del follaje y las botellas plásticas pudimos comunicar nuestra misión como empresa de moda consciente, y pudimos llevar el nombre de Colombia a un escenario de la moda tan grande como este”, expresó Ramírez.

De acuerdo a Ramírez y Mejía, creadoras de Sientochenta, esta oportunidad de participar en la Semana de la Moda de París las motivó a continuar con su ardua labor de consciencia y sostenibilidad dentro del mundo de la moda, ya que lograron ampliar su público y darse a conocer dentro y fuera de Colombia.

Actualmente Sientochenta cuenta con dos canales principales para la venta. El primero es su página web y redes sociales, donde realizan envíos nacionales e internacionales, y el segundo son las tiendas multimarca en cinco ciudades de Colombia: Manizales, Pereira, Medellín, Cali y El Retiro.

 

Como objetivo a corto plazo, sus fundadoras esperan llegar a mercados más amplios y reconocidos como el europeo o el estadounidense, donde la moda sostenible ya es una realidad dentro de la industria textil, considerada como la segunda más contaminante del mundo.

Conoce las empresas destacadas en el Reconocimiento Xposible 2021

“Queremos seguir evolucionando en este amplio camino de la sostenibilidad, que es cambiante todo el tiempo. Queremos recorrer todos sus aspectos, desde el modelo de producción, el uso de los materiales y el postconsumo de la prenda. Esto es una evolución constante y el futuro de Sientochenta está en eso, en el cambio persistente y la evolución en el tema sostenible”, puntualizó la cocreadora de la marca.

 

 

Tendencias de negocios sostenibles en 2022 

A pesar de que la pandemia por el covid que empezó a finales de 2019, moldeó cientos de comportamientos laborales y cotidianos, las rutinas de lo que solíamos ser encuentran de a poco su curso. Sin embargo, muchas preocupaciones que teníamos como sociedad y como planeta tomaron vigencia en las agendas de los gobiernos y las empresas, principalmente aquellas asociadas al cambio climático y a la implementación de prácticas económicas más amigables con el medio ambiente.

Por esta razón, te contamos acerca de las principales tendencias en negocios sostenibles para este 2022 según la empresa mexicana Blackbot, que se encarga de ayudar a generar valor a las compañías mediante el diseño, la tecnología y la educación. Te presentamos tendencias en el mercado de vivienda, de alimentación, de moda y otras dos transversales a todo: la industria del empacado y la actividad laboral en sí misma. Comencemos.

 

Arquitectura y vivienda

Cada vez más surgen iniciativas para articular la solución de dos problemas: la abundancia de desechos plásticos al servicio de suplir la deficiencia de las viviendas en algunas partes del mundo. Además, en el segmento de vivienda encontramos construcciones de complejos enteros de casas impresas en 3D, las cuales son considerablemente más baratas que una vivienda tradicional. 

Asimismo, se están construyendo casas de materiales alternativos, como café y ladrillos de plástico reciclado. En el caso del café, las cáscaras se desprenden cuando los granos se tuestan, las cuales se combinan con cáscaras de plástico reciclado, para crear un material resistente que soporta las paredes.

Revive aquí el Webinar que tuvimos con Fernanda Rocha sobre las tendencias de 2022 y la historia que contaremos en el futuro sobre los acontecimientos de esta era. 

 

Comida sostenible

Conforme la producción de alimentos no cambie, no será posible cumplir con los objetivos del acuerdo de París. Con la visibilidad que han adquirido las dietas veganas, las cadenas mundiales de restaurantes de comida rápida como McDonald’s y PepsiCo están ofreciendo dietas a base de plantas mediante una alianza con Beyond Meat. 

En sintonía con esta tendencia, una empresa japonesa llamada Kemple ha fabricado huevos revueltos hechos de soya y la eslovena Juicy Marbles desarrolló un equivalente vegetal cercano al filet mignon. 

Nutrapharma, del Reino Unido, y la multinacional Danone, le han apostado a alimentos fabricados a partir de desechos. La primera desarrolló proteínas en polvo del desecho de frutas y vegetales, con el propósito de mitigar las emisiones de carbono que estos producen, mientras proporciona una solución a base de plantas para la industria de los productos proteicos. Danone produjo Two Good Yogurt, que utiliza limones Meyer de granjas de California, que de no utilizarse en el proceso terminarán en vertederos orgánicos.

 

Moda sostenible

En el caso de la industria de la moda, menos es más. Es viable que las empresas de moda reduzcan su huella contaminante mediante la implementación de modelos comerciales circulares, que mitigan el desperdicio y maximizan el uso de recursos disponibles, tanto para ellos como para sus clientes.

Como el poliéster, el nylon, el spandex y la licra provienen de combustibles fósiles no biodegradables, Pangala Gym fabrica ropa deportiva hecha de plantas. Al menos el 90 % de sus leggins, camisetas, ropa para ciclismo y sujetadores deportivos son de base biológica.

En el caso de las marcas históricas, Ralph Lauren es una marca de lujo que ofrece servicio de suscripción para rentar ropa, por US$125 al mes. Por su parte, Levi’s lanzó un sitio de recompra, para ofrecer y adquirir Levi’ s usados anteriormente por clientes de la marca.

 

Empaques solubles y compostables

Ante la proliferación de los empaques de plástico, se presentan soluciones como empaques circulares y sostenibles. Entre ellos, la StartUp ‘On Repeat’ desarrolló empaques de recarga fácil y rentables, para almacenar líquidos, polvos y bálsamos. Los materiales de los empaques se pueden desechar fácilmente en el hogar, pues están compuestos de una película no tóxica que se disuelve en agua caliente.

Dove se asoció con A Plastic Planet y VanBerlo para crear un desodorante recargable: es una caja de acero recargable y ecológica, que viene en un empaque de papel 100 % biodegradable. En esa misma medida, la empresa Hipill ha creado paquetes hechos para reutilizarse hasta 100 veces. Asimismo, Bioplastic Skin  ha creado envases de bioplástico, hechos de pieles de animales desechadas y jarrones de huesos de animales molidos.

Conoce cuáles son las 5 macrotendencias de gran impacto para el 2022 en nuestro Webinar con Paula Riveros.

 

Prácticas laborales sostenibles.

Muchos seres humanos están cansados de rutinas exhaustivas, hilos de correo interminables y gerentes desconfiados. Así es como jornadas laborales de cuatro días han comenzado a cobrar vigencia en la discusión pública. Esto, debido a que la productividad de los trabajadores disminuye conforme se acerca el fin de semana. 

Con el propósito de optimizar las horas de trabajo, algunas organizaciones en distintos lugares del mundo están experimentando con una semana laboral más corta. España, por ejemplo, comenzará con pruebas piloto de semanas laborales de cuatro días o 32 horas durante este año. Los incentivos para las empresas que implementen los pilotos están por los 250.000 euros.

Asimismo, el Parlamento de la Unión Europea solicitó una ley que otorgue a los trabajadores a desconectarse digitalmente sin sufrir repercusiones. De hecho, en Colombia recién se aprobó la Ley desconexión laboral, que establece “el derecho que tienen todos los trabajadores y servidores públicos a no tener contacto, por cualquier medio o herramienta, bien sea tecnológica o no, para cuestiones relacionadas con su ámbito laboral en horarios por fuera de la jornada”.

Este año en nuestro reconocimiento, nuevamente resaltaremos a 12 proyectos colombianos que, en términos de sostenibilidad, destacan por sus aportes a la productividad e innovación. El evento será un punto de encuentro para conocer el poder que tienen las ideas, las cuales son el primer paso para generar una verdadera transformación del país.

 

Te invitamos a recorrer cada una de las ideas que tuvieron las empresas elegidas. Porvenir, Credirural, Naturleche y Suyo desarrollaron proyectos enfocados en transformar a la ruralidad colombiana, mejorando y formalizando las condiciones de vida de los habitantes de dichas zonas del país. Porvenir creó unas clases radiales de ahorro y finanzas en zonas rurales, para enseñar sobre emprendimiento, ahorro y finanzas mediante la emisora del Ejército Nacional y emisoras comunitarias.

 

Para mejorar la productividad del agro, Credirural desarrolló ‘CrediFomento’, una ágil plataforma tecnológica que capacita a los pequeños y medianos productores del campo para que puedan estructurar un proyecto agrícola rentable y planificar el crédito para, posteriormente, financiarlo. De esta manera, este sector puede optimizar las rentas de sus agronegocios, al tiempo que aumentan los índices de bancarización en el país.

 

Por su parte, Naturleche propone una certificación grupal orgánica de leche para producir yogur premium, con el fin de beneficiar a los productores lácteos primarios en Samacá, Boyacá. Impulsando el comercio justo en el sector y aumentando hasta un 80 % el retorno de cada litro de leche producido.

 

Teniendo en cuenta que el 55 % de las familias en condición de pobreza en zonas urbanas y rurales no tienen registradas sus viviendas, Suyo presta servicios de formalización de propiedades. Así, las familias de bajos recursos pueden superar su situación: acceden a servicios públicos y productos financieros, aseguran la tenencia de la tierra y transfieren sus derechos por un valor mayor.

 

También reconoceremos proyectos que impactan mediante el reciclaje y la gestión adecuada de los residuos. Estas son propuestas impulsadas por empresas como Esenttia, Te Sirve, Más Compost y Rebobina. Por ejemplo, Esenttia implementó PoliHábitat, por donde ha incorporado más de 1’300.000 kilos de plástico reciclado en viviendas, muelles, puentes, parques, infraestructura de transporte y aulas educativas en Cartagena y Bogotá, donde benefician a más de 800 mil personas.

 

De la misma forma, Te Sirve Biorecicla ha instalado máquinas captadoras de envases posconsumo en varios portales de Transmilenio que permiten que la gente ahorre en su pasaje reciclando botellas plásticas tipo PET, latas de aluminio y cajas de Tetra Pak, que, posteriormente, se convierten en polialuminio para techos, pisos, paredes destinados a crear mobiliario escolar y urbano.

 

Más Compost, desde el manejo de residuos orgánicos, propone al compostaje como la solución para la más grande problemática ambiental de Bogotá. La empresa acompaña a compostar a más de 2.000 familias y 20 empresas, que logran evitar que 60 toneladas de residuos orgánicos ingresen a Doña Juana mensualmente.

 

Por otra parte, Rebobina hace un tratamiento adecuado de los residuos electrónicos de los equipos que empresas y particulares dejaron de utilizar, mitigando sus impactos ambientales. Además, genera nuevas tecnologías y productos y ha evitado que 97 mil kilogramos de dióxido de carbono lleguen a la atmósfera.

 

En nuestra gala de reconocimiento, también estarán presentes los proyectos de Coopmente, Levapan, Securitas Colombia y Fundación Cardio Infantil Lacardio, que quisieron implementar mejoras para algunos de los grupos menos favorecidos de la sociedad. 

 

Coopmente constituyó el proyecto Frutos del Parche, conformado por jóvenes emprendedores con discapacidad intelectual, capacitados en la producción y venta de fruta deshidratada 100 % artesanal, sin químicos ni conservantes. Este producto se comercializa a través de canales digitales y físicos para promover hábitos de nutrición saludables a empresas y universidades. 

 

Levapan, por medio del programa  ‘Hacemos pan, hacemos paz’, ha tecnificado a más de 1.500 víctimas del conflicto, entre militares privados de la libertad, excombatientes, jóvenes y mujeres en situación vulnerable y pospenados, en la preparación de distintos productos de panadería de la mano de expertos en todo el país. 

 

Securitas tiene el Programa de Vigilancia Inclusiva, el cual emplea a más de 7.000 personas, en su mayoría en condición de vulnerabilidad. Entre sus empleados, 82 tienen algún tipo de discapacidad física. Ellos prestan diferentes servicios de vigilancia de 29 departamentos y 177 municipios de Colombia.

 

Por último, la Fundación Cardio Infantil busca mejorar la calidad de la vida de los niños y niñas colombianos mediante la iniciativa ‘Regale Una Vida’, que desde 1996 ha hecho valoraciones cardiovasculares pediátricas para diagnosticar enfermedades cardiacas congénitas impactando a 54.383 menores y atendiendo integralmente a 16.450 niños y niñas en 350 municipios. 

Ellos reciben, junto con su acompañante, hospedaje, alimentación, transporte, atención médica y psicosocial durante sus procedimientos en la Fundación Cardio Infantil en Bogotá.

Ya conociste las ideas que transforman el país. Este es el comienzo de cara a 2022, donde reconoceremos otras 12 ideas de negocio de quienes hacen las cosas bien. Gracias por hacer parte de nuestra comunidad empresarial. En caso de que todavía no hagas parte, ingresa aquí e inscríbete.

Así como existen arquitectos e ingenieros civiles para casas, edificios y obras de infraestructura, desde hace algunas décadas el mercado laboral demanda otro tipo de arquitectos: los desarrolladores web. 

Estos estructuran el entramado de los sistemas de información de millones de páginas, aplicaciones y conjuntos de datos que consultamos diariamente en Internet.

Esta profesión ha adquirido tal relevancia en el mercado laboral actual que, según cálculos del Banco Interamericano de Desarrollo, para 2025 Latinoamérica requerirá 1,2 millones de desarrolladores de software. Estos serán necesarios para suplir la demanda de empleo en la industria de la economía digital, que todos los días crece en un mundo más interconectado.

Sin embargo, a pesar de ser una oferta atractiva respecto a otras profesiones, existe un déficit en el país de talentos relacionados con la industria de la economía digital y las tecnologías de la información. 

A 2020, según la Sociedad Colombiana de Ingenieros, hay un faltante de 80 mil ingenieros informáticos en el país, mientras que, según el MinTic, hay más de 60 mil ofertas laborales en el sector que se pierden por falta de aspirantes.

“Colombia podría convertirse en mano de obra para compañías de base tecnológica, tanto para Colombia como para mercados extranjeros”, asegura Yesica Andrea Pulido, desarrollada web en Tory Technologies, Inc, una compañía que ofrece soluciones innovadoras para el mercado de gas y petróleo en Latinoamérica.

Yesica se formó como desarrolladora en Bictia, institución dedicada al fomento para la adopción tecnológica, enfocada en generar un impacto positivo en la economía nacional.

En este contexto, conocemos los retos que implica vincular los nuevos talentos y formarlos a la velocidad que se requiere o demanda el mundo o económica. También estamos conscientes de las oportunidades de la economía digital y de las posibilidades de crecimiento de los profesionales al interior de la industria.

Por estas razones, Xposible te invita al evento que te conecta con las últimas tendencias de esta industria: Conexiones Xposible, que será el próximo 7 de octubre, de 4:00 a 6:00 pm.

“En Bictia aprendí desarrollo web. Fue a través de Bictia que tuve la oportunidad de tener una entrevista con Masiv, empresa de tecnologías de la información”, asegura Mateo Aponte, desarrollador Front-End.

“Me esforcé en presentar una prueba excelente y cuando me dijeron que estaba contratado mi perspectiva de lo que podía hacer con mi vida cambió completamente”, complementa Mateo, resaltando su paso por Bictia, institución aliada del evento. 

Para conocer las oportunidades de las industrias digitales, ingresa a este enlace, llena tus datos y crea tu perfil como persona o empresa. Así conocerás, mediante nuestros paneles, todo sobre economía digital, desarrollo y manejo de talento humano de este sector. 

Además, podrás participar en espacios de conexiones virtuales en vivo con otras empresas o personas con tus mismos intereses, afinidades o necesidades. Conecta con otros como tú, entérate de las últimas tendencias y encuentra el talento tecnológico que tu empresa necesita. Te esperamos este 7 de octubre, para que conozcas casos de éxito empresarial en la economía digital.

Comparte tu talento con los demás y ofrece tus servicios, para que tengas más oportunidades de crecer y proyectarte en el mercado actual.

Si tienes dudas, escribe al correo electrónico productividad@xposible.com.

Zero Project comparte modelos que mejoran la vida diaria y los derechos de las personas en condición de discapacidad en todo el mundo.

La historia de la austriaca Zero Project se remonta a octubre de 2008. La Fundación Essl, dedicada a apoyar la innovación y el emprendimiento social y a las personas en condición de discapacidad, hizo un estudio preliminar con los datos disponibles de las personas en condición de discapacidad en el mundo

Tras una ardua investigación transversal sobre el tema entre 2008 y 2010, en febrero de 2011 Michael Fembek y Tom Butcher presentaron Zero Project al Consorcio Europeo de Fundaciones de Derechos Humanos y Discapacidades en Bruselas. 

En diciembre de ese año se publicó el primer reporte de Zero Project, el día internacional de las Personas con Discapacidad.

En los años siguientes, Zero Project expandió su operación en el mundo y llegó a los cinco continentes. Organizó eventos anuales relacionados con las necesidades de personas en condición de discapacidad, participando incluso en la presentación de las Olimpiadas Especiales de Invierno en Graz, Austria, en 2017.

Anualmente, Zero Project organiza una conferencia en la sede de Naciones Unidas en Viena y reúne a cerca de 800 participantes de más de 90 países. Allí se presentan prácticas y políticas innovadoras que reciben los premios Zero Project. También incluye presentaciones de tomadores de decisiones internacionales que tienen que ver con emprendimientos sociales y temas relacionados con la discapacidad.

Artículo relacionados Droguerías Colsubsidio: una apuesta 360 por la inclusión de personas con discapacidad

La metodología de Zero Project se basa en tres pilares: selecciona prácticas innovadoras sobre la base de innovación, impacto y replicabilidad, involucra la red de Zero Project en todas las etapas del proceso de selección y difunde los resultados mediante la organización de la conferencia de Zero Project. 

La investigación de Zero Project se centra en la innovación social: soluciones novedosas para un problema social que son más efectivas, eficientes, sostenibles o justas que las soluciones que ya existen y de la cuales el valor creado se acumula en la sociedad en su conjunto más que en los particulares. 

Puede ser un producto tangible, un proceso o una tecnología, pero también un principio, una idea, una legislación o una intervención. Provienen de la sociedad civil, del sector empresarial o del sector público.

Entre  2014 y 2020, Zero Project ha recibido 1.967 propuestas de innovación, de las cuales 468 llegaron entre 2019 y 2020. Estas acciones pueden  impactar en la calidad, cantidad, disponibilidad y asequibilidad de los servicios proporcionados. También puede impactar en el número de usuarios atendidos, especialmente aquellos en comunidades desfavorecidas y postergadas.

Asimismo, las acciones pueden generar servicios sostenibles, lograr cambios en políticas y regulaciones y alcanzar múltiples regiones, países o contextos. Para Zero Project, el impacto es el criterio más importante. 

De cara a 2022, Zero preseleccionó una lista de proyectos para los premios Zero Project 2022 en el campo de la accesibilidad. Son 160 prácticas y políticas innovadoras de 54 países. 

El proceso de preselección ocurrió entre mayo y junio de 2021, con el propósito de buscar prácticas innovadoras de la sociedad civil, el sector público, el empresariado y las tecnologías de la información y la comunicación.

A partir de agosto, el ecosistema de Zero Project podrá votar por los proyectos preseleccionados, que serán premiados en septiembre de 2021. El propósito es seleccionar hasta 75 prácticas y políticas innovadoras para publicar en el reporte Zero Project 2022 sobre accesibilidad y premiarlos durante el #ZeroCon22.

En el caso colombiano, Zero Project preseleccionó a INCIRadio, La Radio Incluyente, la emisora del Instituto Nacional para Ciegos.

Zero Project está comprometido con el cierre de las brechas laborales que experimentan personas en situación de discapacidad laboral en todo el mundo. Lo logra mediante la formulación de metodologías inclusivas y la formación técnica de grupos desfavorecidos, procurando un mundo sin barreras.

Video Relacionado

FuckUp Nights nació en Ciudad de México en 2012. Cinco amigos emprendedores estaban cansados de escuchar historias de éxito, por lo que decidieron crear un espacio para compartir sus historias de fracaso emprendiendo y lo que habían aprendido de ellas.

Con el tiempo, FuckUp Nights comenzó a crecer. Ahora está en 90 países y más de 300 ciudades en todo el mundo. El objetivo es ayudar a las personas a romper los paradigmas sociales que limitan sus vidas.

FuckUp Nights es un ‘encontrón con la realidad’ para los emprendedores, quienes en ocasiones tienen expectativas muy altas de lo que esperan de su negocio, que no necesariamente sale como esperaban al primer intento. “El fracaso duele pero instruye”, es uno de los lemas del proyecto.

Uno de los casos expuestos en el podcast de FuckUp Nights es el de Sylvia Barrero, una pintora apasionada por el arte que desde muy pequeña incursionó en el mundo del emprendimiento. Fundó un negocio de venta de bolsos a los 14 años, que tuvo hasta los 28. El negocio le permitía ayudar en la casa, pagar parte de la universidad y comprarse sus cosas.

Te puede interesar: 3 distritos creativos colombianos que potencian la cultura

Cuando vio que algunas señoras que compraban los bolsos para usarlos como pañaleras, cambió el núcleo del negocio para vender productos para bebés y niños pequeños. Se puso a vender pañaleras, morrales para niños y cargadores de bebés. Sin embargo, era un mercado que no conocía.

Aunque aparentemente empezó a irle bien, Sylvia no revisaba los números, sabía calcular los márgenes del producto sin saber de finanzas. Pagaba materiales de los productos con la tarjeta de crédito y los almacenes se demoraban hasta seis meses en pagar los productos. De a poco, abrió una deuda de la cual no era muy consciente.

Tras 14 años de negocio, pagó una consultoría de la Cámara de Comercio de Bogotá. Así pudo concluir, tras hacer inventario y establecer flujo de caja, que el negocio no era rentable.

Cerró el negocio de su vida sintiéndose un fracaso, para luego entender que ese fracaso precisamente era lo que más la beneficiaba. Luego comenzó a aprender más sobre negocios y se sentó juiciosa a hacer cursos gratuitos de finanzas, mercadeo y contabilidad.

Ya casada y rozando los 30, le dio una oportunidad a la pintura, su gran pasión. Los clientes comenzaron a aparecer. Tomó cursos de mercadeo digital y montó una plataforma de venta de arte, El Coleccionista.

Recién comenzó, pudo subastar vía Facebook dos esculturas para clientes de España. Esta nueva faceta laboral fue mucho más coherente con su proyecto de vida.

También puedes escuchar nuestro podcast; en este episodio, Agrapp

Mediante El Coleccionista conoció a su competencia, Artrade.co. Los visitó y les propuso que montaran un evento juntos, pues en últimas eran proyectos similares, galerías de arte digitales pioneras en Colombia.

Ambas empresas asistieron a una consultoría, en la que les sugirieron que posicionaran una sola plataforma. Los proyectos se fusionaron y se quedaron con el nombre de Artrade.co.

Tras el fracaso de su primer negocio, en su segundo intento Sylvia y su equipo han tenido más de 1.000 clientes. En Artrade entendió que muchos clientes no buscan obras de arte de artistas renombrados, sino más bien cuadros para la sala de su casa de artistas locales emergentes.

Las enseñanzas de la venta de productos para bebé son varias. Cuando se incursiona en un negocio es fundamental conocer al cliente y al mercado. Además, es importante saber de finanzas y mercadeo. Las aptitudes en mercadeo las aprendió en el segundo emprendimiento, cuando supo que no era suficiente con pintar, como tampoco lo era esperar a que los clientes llegaran.

La historia de Sylvia y de quienes cuentan su historia en FuckUp Nights es muy parecida: el fracaso es universal. A veces arranca en etapas tempranas de la vida. El fracaso puede ser dinámico: todo puede ir muy bien, pero podemos tropezar.

Sin embargo, al tener esa condición universal, el fracaso enseña que probablemente es una etapa obligatoria, por la que han pasado incluso Steve Jobs o Elon Musk.

Para aprender la historia de aciertos y procesos de emprendimiento de quienes hacen negocios haciendo el bien, no olvides seguir consultando Xposible. Aquí podrás encontrar historias destacadas del ecosistema emprendedor colombiano, de aquellos que están haciendo las cosas bien en productividad y sostenibilidad, guiados por la innovación.

Desde el punto de vista tecnológico, Arkangel AI consiste en una serie de algoritmos que utilizan redes para detectar enfermedades parasitarias, respiratorias, oculares y, más recientemente, algunos tipos de cáncer.

Con una imagen o un video de una muestra de sangre, una placa de tórax o una imagen de fondo de ojo, Arkangel Ai detecta múltiples patologías máximo en 19 segundos, con una precisión del 95 % en el diagnóstico.

Más allá de la implementación tecnológica, Arkangel se inspiró en una tragedia familiar. Tanto José Zea como Laura Velásquez, cofundadores de la empresa, perdieron a sus abuelos a causa de un diagnóstico tardío, que si se hubiera hecho a tiempo les habría salvado la vida.

Arkangel, fundada en Canadá por colombianos, es también un solucionador de problemas del ‘sur global’, en palabras de Laura, que reconoce las brechas tecnológicas y de salud entre países desarrollados y los que están en vía de desarrollo.

“Nuestro propósito es ayudar a las personas a tratar la desigualdad en el sistema de salud en el mundo, implementando la tecnología por una fracción del costo”, dice Laura.

Como alrededor del 56 % del mundo muere por enfermedades prevenibles que no se detectan a tiempo como la malaria, Arkangel comenzó a reclutar un grupo de ingenieros expertos en machine learning, científicos de datos, ingenieros, médicos, biomédicos y expertos en tecnología.

La empresa empleó una primera etapa en investigación exhaustiva y en afinar detalles de sus algoritmos para dar el salto definitivo durante la pandemia. Se conectaron con centros de innovación mundiales y accedieron a muchos datos, que les permitieron implementar su tecnología en la prognosis de Covid-19.

Al mismo tiempo, en 2020, Google For Startups escogió a Arkangel Ai entre las 11 StartUps canadienses de más alto potencial. Así pudieron participar en su programa de aceleración de tres meses diseñado para implementar lo mejor de la metodología de Google, su tecnología, programas y mentores.

Además, lograron hacerse aliados de Novartis, una farmacéutica con una capitalización bursátil de aproximadamente US$204.000 millones.

Te puede interesar: Científico de datos: el trabajo más sexi del siglo XXI

“En el mundo hay muchas empresas que hacen detección de enfermedades. Sin embargo, nosotros le dimos la vuelta: desarrollamos una infraestructura instalada, nos enfocamos en múltiples patologías”, asegura Laura Velásquez.

El plus es que es una tecnología que se puede implementar incluso en una Institución Prestadora de Salud de categoría I-1, es decir un puesto de salud sin médicos.

Eso quiere decir que Arkangel implementa la innovación al servicio de la medicina, asegurándose ser asequible para que todas las personas detecten las enfermedades a tiempo. Ofrece tecnología adaptable a cualquier zona rural o urbana

A la fecha, Arkangel ha realizado más de 21.000 detecciones en México, Colombia y Uruguay. Además, acabó de cerrar un contrato para implementar Arkangel en 250 hospitales de España y Europa.

Su tiempo máximo de detección es de máximo 19 segundos para las patologías que puede detectar. El promedio de calificación de los profesionales de la salud que la utilizan es de 4,87 sobre 5. Como la analítica de datos es tan importante para la empresa, las cifras la respaldan. Arkangel ha logrado todo eso a pesar de las barreras que hay en la regulación de los sistemas de salud en diferentes países.

“Hace falta educación sobre inteligencia artificial en el sistema de salud, que es burocrático y cerrado. Entrar es complejo. Como nacimos apenas hace 2 años y medio, quienes van a adquirir el servicio se preguntan cómo creernos”, cuenta Laura.

Para eso les ha servido mucho los artículos académicos. La investigación y respaldo de pares son credenciales de peso ante la comunidad médica.

Sin embargo, el mensaje que quiere enviar Arkangel es que, más allá de beneficiar al paciente mediante detección rápida de enfermedades, beneficia a los centros de salud que utilizan el servicio en términos económicos.

Arkangel se volvió rentable a mitad del año pasado. En los próximos cinco años, quiere impactar a más de 300 millones de personas, mediante la implementación tecnológica de punta que elimina brechas y contribuye a prevenir enfermedades en los habitantes de países en vías de desarrollo.

La verdadera función de Griky en el mercado de las empresas de aprendizaje en línea es la de curar el conocimiento, organizarlo en listas y compartirlo con millones de personas.

Como vivimos en un mundo globalizado, con millones de personas talentosas alrededor en todos lados que a su vez son creadoras de contenido, el e-learning o aprendizaje en línea ha cambiado las reglas de la forma en la que la gente se educa en los últimos años.

Incluso, según reportes de Research and Markets, se estima que el mercado del aprendizaje en línea podría estar valorado en US$350 mil millones hacia 2025

Sin embargo, ante ese aparente infinito mar de conocimiento, lo valioso es obtener lo más provechoso en cada área de aprendizaje. En este eslabón de la cadena Griky cobra importancia.

Griky selecciona recursos individuales, que se convierten en listas de aprendizajes. Esos recursos pueden ser pdf, podcast o videos sobre temas específicos. Por ejemplo, un módulo de un curso de Google gratuito o un texto sobre un tema de un curso universitario liberado.

También te puede interesar: Un mundo automatizado: el nuevo camino de la educación

Tras organizar listas de aprendizaje mediante curar y reseñar varios recursos, estas se convierten en cursos. Tras unir varios cursos, Griky puede ofrecer carreras universitarias completas.

De esta manera, Griky ha digitalizado alrededor de 70 carreras universitarias, de las cuales ofrece un semestre gratuito, con el propósito de mitigar la deserción estudiantil generada por la pandemia. 

El gancho para las universidades es que los estudiantes puedan empezar en el segundo semestre de Agronomía, Negocios Internacionales, Finanzas, etcétera, tras aprender en Griky y homologarlo en una institución.

Griky está dividido en nueve áreas del conocimiento. Una es agronomía, veterinaria y afines, otra es bellas artes, otra ciencias de la educación y otra ciencias de la salud. Además, tiene un núcleo de ciencias sociales y humanas, otro de economía, administración, contaduría y afines y otro de ingeniería, arquitectura y urbanismo. Por último, sus usuarios pueden aprender sobre Internet y nuevas tecnologías y matemáticas y ciencias naturales.

¿Quieres leer algo más? Esto te puede interesar: Cursos virtuales: una opción vigente, válida y en crecimiento

Es un currículo diseñado desde la demanda estudiantil y la pertinencia de algunos temas que son o se pueden convertir en tendencia en nuestro país. Algunos son la economía naranja, el conocimiento en temas agrícolas y del campo, el big data, la inteligencia artificial y el blockchain.

Griky tiene más de 120 mil estudiantes y un proyecto de crear una universidad corporativa con la Fundación Corona, que intenta reducir la inequidad y el desempleo en Colombia. Además, Griky también está al igual que una de habilidades en tecnologías de la información y las comunicaciones con Uniminuto, llamada Techminuto. 

Griky es, en parte, esa respuesta a la transformación digital que necesita vivir la educación, ante la cual en ocasiones no hay una respuesta rápida. También es una fuente de analítica de datos para que universidades y centros educativos sepan qué carreras están demandando los estudiantes en la actualidad.

Si te perdiste alguna sesión, aquí puedes encontrar el repositorio. Elige la sesión que quieres revivir:

Julio 8: María Victoria Riaño

Somos arquitectos de nuestro cerebro y, en esa medida, de gran parte de nuestra vida cotidiana, desarrollo profesional, productividad y bienestar. Así lo asegura Reyes Rite, quien durante 20 años ha desarrollado el talento de las personas y las compañías, con la precisión que le da construir desde una base neurocientífica: “La idea es dejar atrás opiniones, ideas, enfoques cualitativos o sesgos para entender que hay una base física que viene con el temperamento, que es fija y no cambia, pero que el carácter lo forjas tú con las decisiones que tomas, el entorno en el que te desenvuelves y la personalidad que esculpes”.

Esa búsqueda por la mejora constante ha llevado a Rite a desarrollar y trabajar con varias metodologías, como la de Kinemotion, que surgió aproximadamente en 2001 gracias al trabajo del fisioterapeuta y osteópata francés Manuel Reich y que propone tomar conciencia simultáneamente en los cinco polos de la persona, que están profundamente interconectados entre sí.

“Es una intervención puntual que da un gran empujón: los miembros de una empresa trabajan en grupos de entre 12 y 14 personas para tomar conciencia de su cuerpo, sus emociones, su mente, sus relaciones y su sentido de vida. Al conocer la base del ser humano, podemos desarrollarlo para tener el máximo resultado de eficiencia con el mínimo gasto de energía y disgustos. Uno de los resultados es trabajar con más alegría y proactividad”, explica la autora del libro ‘¡Aquí mando yo! Un espectacular viaje desde la resiliencia hasta la ilusión’.

Te recomendamos leer: Guiar a los demás desde la inspiración exige volver en sí mismo

Pretender ser unos durante las jornadas laborales y otros durante los fines de semana es una estrategia insostenible en el tiempo y peligrosa para el bienestar personal. Por eso, el Kinemotion busca prevenir y comprender la complejidad humana como un todo que no puede fragmentarse.

“Las culturas orientales y las medicinas tradicionales son más preventivas mientras que las nuestras son curativas. El Kinemotion busca que antes de que te rompas sepas cómo evitarlo desde tu salud física y psíquica”, dice la también directora ejecutiva de la consultora Integrando Excelencia. A esto, además, se suma el desarrollo de habilidades y del llamado know how para lograrlo. “Querer todos queremos: comunicarnos mejor, ser mejores personas, pero lo importante es saber cómo hacerlo”.

Los cinco polos que el Kinemotion propone trabajar simultánea, activa y constantemente son:

  1. Polo físico: “A veces creemos que el cuerpo da igual, no lo cuidamos y no lo respetamos. Es un error porque el cuerpo no es una casa en la que residimos, el cuerpo somos nosotros”, dice Rite. Honrarlo implica necesariamente entender sus necesidades de alimentación, descanso y movimiento —independientemente de la carga o la exigencia a la que esté expuesto— para energizarlo y relajarlo a través de prácticas como el ejercicio, el mindfulness, el sueño y la risa.
    “El cuerpo humano está hecho para correr, trotar, nadar, estar bajo el sol y tocar la tierra; no para que salgamos de madrugada en el carro, nos metamos a la oficina, todo en asfalto, y luego otra vez en el carro, un armatoste de hierro, y volvamos a casa de noche sin haber visto el sol”, agrega.
  2. Polo emocional: ver y entender la realidad actual desde afuera, entendiendo sus diversos ángulos, es una capacidad que debe trabajarse constantemente en pro del bienestar. Lograrlo exige usar nuestra libertad para descubrir, sentir, hablar y manejar positivamente las propias emociones.
    “Solo las personas somos capaces de soñar el futuro en el presente, de convertir esos anhelos en acciones y de llevar con nosotros el pasado en el presente, ya sea para deprimirse o para aprender. Es importante responder, y no reaccionar, frente a la realidad; lo que implica no dejarse llevar por las emociones sino entender el mensaje que cada una trae consigo: la ira se relaciona con lo injusto, el miedo con el peligro, el asco con el daño, la alegría con las aspiraciones, la tristeza con la pérdida”, explica la autora.
  3. Polo mental: traduce teorías científicas en ejercicios dinámicos y sencillos que fortalecen el autoconocimiento, el auto manejo, la autoaceptación y la autopercepción para, en palabras de Rite, pasar de las quejas a las propuestas.
    “Es necesario darnos cuenta de cuáles son los motores que están en nuestro subconsciente, impulsandonos repetitivamente a un comportamiento automatizado que nos aleja del resultado que queremos… Ser perfecto, ser fuerte, ser complaciente, sobre esforzarse, la idea de ser una víctima o un salvador”.
  4. Polo relacional: vincularse con otras personas de forma propositiva, respetuosa y asertiva exige una comunicación inteligente, que tenga en cuenta los sesgos personales y ajenos para tender puentes, y una actitud constante de disposición para verificar que estamos en sintonía con nosotros mismos y con los demás, y que ellos, efectivamente, nos comprenden. Al respecto, el Kinemotion propone fortalecer estas capacidades más allá de las esferas laborales, para llevarlas a las familiares y sociales.
  5. Polo del sentido: encontrar un fin y un propósito en lo que se hace cotidianamente es sinónimo de bienestar y productividad. Esto tiene una relación profunda con cómo entendemos el mundo desde nuestra infancia y en qué creemos. En esencia, el trabajo del Kinemotion en este aspecto invita a tener siempre presente que el desarrollo profesional, más allá de salarios, cargos o compañías, nutre quien sé es como persona.

“Nunca puede perderse de vista cuáles son los valores propios porque ellos son la gasolina de la automotivación. Cuando hay retos que no están conectados con los valores, se abandonan fácilmente. Trabajo para mí, para desarrollarme como persona, crecer como profesional, hacer un bien social y facilitarle la vida a los demás. Ese esfuerzo me enriquece a mí, esa innovación me mejora a mí”, explica Rite.

Kinemotion en práctica

El trabajo en estos cinco polos no se da espontáneamente, se practica en la cotidianidad y así, como hablar inglés o cualquier otra habilidad, se fortalece. Reyes Rite, propone dos ejercicios muy similares y sencillos para empezar:

Actualización agosto 23: ¡La etapa de postulación ha terminado!

¡Gracias por querer compartir la historia de tu proyecto! Las postulaciones para el Reconocimiento Xposible 2021 cerraron el 21 de agosto. Pronto conocerás a las empresas reconocidas. Por ahora, te invitamos a registrarte en www.xposible.com, para que podamos seguir en contacto.


¡Tu proyecto sostenible puede ser reconocido por Xposible Colsubsidio en 2021!

Al llenar el formulario y postular tu proyecto, puedes acceder a estos beneficios:

  1. A vuelta de correo, recibirás el diagnóstico de sostenibilidad hecho por nuestros expertos aliados.
  2. Si tu proyecto obtiene un puntaje superior al 70 %, tendrás acceso exclusivo a una oferta de capacitación.
  3. Las 12 empresas seleccionadas tendrán un reconocimiento público y una campaña de comunicación nacional para su proyecto.

¿Quiénes pueden participar?

¿Tienes dudas sobre algunos términos? Encuentra aquí un glosario para la postulación

¿Qué dimensiones serán evaluadas?

  1. Estrategia: El proyecto está alineado con la estrategia de la empresa, contribuye al cumplimiento de sus objetivos y tiene en cuenta a los grupos de interés.
  2. Gobernanza: En la definición del proyecto la empresa involucró las opiniones de los grupos de interés y tuvo en cuenta criterios de sostenibilidad: económicos, sociales y ambientales.
  3. Gestión: El proyecto tiene definidos objetivos claros y alcanzables y, cuenta con mecanismos de seguimiento y evaluación de los resultados.
  4. Generación de oportunidades: El proyecto genera beneficios a corto, mediano y largo plazo para las comunidades beneficiarias.
  5. Cocreación de capacidades: El proyecto promueve acciones de empoderamiento de las comunidades beneficiaras, así como la vinculación de otros actores que le aportan al logro de los objetivos.
  6. Capacidad adaptativa: La empresa ha desarrollado mecanismos para reaccionar a los cambios no pronosticados que afectan el proyecto.

Recuerda que:

Reconectar alma, mente y cuerpo. Esa fue la invitación de EXMA Holistic, un evento virtual que exploró en las profundidades de la esencia humana para buscar la tan anhelada, ahora más que nunca, armonía en la vida cotidiana.

Los seres humanos no somos unos de lunes a viernes, de ocho a seis, y otros los fines de semana. Tampoco somos cuerpo, carne y hueso, por un lado; raciocinio y pensamientos, por el otro; y emocionalidad, más allá. Los universos personales no conocen de fronteras internas: está todo junto e interrelacionado entre sí. Somos la unión de nuestro cuerpo, pensar, actuar, sentir y hacer. Con ese punto de partida inició EXMA Holistic: un evento virtual para reconectar con las distintas y complejas facetas de la vida cotidiana.

Atrás de un gran empresario, hay un gran ser humano. Por eso, este evento se dedica al fondo: al cómo llegar a ser lo mejor de ti desde una parte personal, desde un centro que es el corazón, el alma y el ser, y al poder cuidarnos y avanzar con herramientas”, Karolina Puente, CEO de la agencia de marketing Mr. Fox y coanfitriona del evento que, durante ocho horas, contó con las valiosas presentaciones de 16 ponentes internacionales.

Durante el último año, la pandemia de COVID-19 ha puesto aún más en evidencia la imposibilidad de controlar el mundo externo. “El camino que vinimos a pasar tiene que ser disfrutado. Ya sabemos que no sabemos qué pasará mañana, que no podemos controlar el próximo año. Tenemos un virus de por medio, que se va y no se va. Por eso, tenemos que trabajar desde nosotros mismos”, dijo la CEO de Mr. Fox en la bienvenida de EXMA Holistic.

Lee también: El futuro será sostenible o no será

Crear emociones más sanas es crear una mejor vida

La pandemia y el teletrabajo han hecho aún más evidente la magnitud del vínculo que hay entre el bienestar emocional, la productividad laboral y el desempeño profesional. De hecho, de acuerdo a una encuesta desarrollada por la firma Deloitte, 38 por ciento de los colaboradores aseguran que las cuarentenas han impactado negativamente su bienestar mientras que 45 por ciento extraña la interacción social del trabajo presencial.

En un entorno en el que la incertidumbre es cotidiana, es vital retomar el control sobre las emociones. Una tarea difícil, sí, pero no imposible. Justamente esa fue la invitación de Pablo Vazquez Kunz, psicólogo especialista en biodescodificación y autor del libro Sé tu propio biodescodificador, en su ponencia durante el EXMA Holistic.

Las emociones son el motor que nos impulsa a alcanzar nuestros sueños o que nos lleva a vivir una vida que no queremos porque nos hace sentir mal física y mentalmente, y nos aleja de los demás, del amor y de la experiencia presente”, dijo el argentino, quien también resaltó la importancia de monitorear las emociones propias en tanto que estas son una brújula para saber si se está viviendo o no en coherencia con lo que se cree y anhela.

Permitirse vivir las emociones no es sinónimo de estar a merced de ellas. Por el contrario, identificarlas es un primer paso para transformarlas. Lograrlo exige tener conciencia de que las emociones las creamos nosotros mismos.

Las emociones no nos suceden, las creamos nosotros constantemente. Vos pensás y creás una emoción, primero es el pensamiento y después la emoción. Yo pienso que soy culpable, que me separé de la unidad, que hice algo malo y ahí empiezo a sentir miedo. Yo creo que nada me sale, que la vida es muy difícil y complicada y ahí empiezo a sentir tristeza”, explicó.

La importancia de la claridad sobre que las emociones son resultado de los pensamientos radica en que esa dupla —emociones y pensamientos— condiciona las conductas cotidianas y, en esa medida, los resultados obtenidos en cada aspecto de la vida. “Si yo cambio la forma en la que estoy pensando, voy a cambiar mi estado emocional. Si yo cambio mi estado emocional, van a cambiar mis hábitos y mis conductas, y, por ende, voy a transformar mi realidad”, concluyó Vazquez.

Te puede interesar: Recuperación y cooperación: protagonistas de la Asamblea BID 2021

Los siete principios del alma del liderazgo

En conversación con Ismael Cala, autor experto en mindfulness y patrocinador de EXMA Holistic, el famoso médico y líder espiritual Deepak Chopra habló sobre el liderazgo desde un enfoque innovador: su alma. Para el autor indio, este concepto —el alma del liderazgo— presente en su obra literaria, ha brillado por su ausencia en la práctica cotidiana. “La mayoría de líderes se crean desde una identidad del ego, desde su deseo de controlar, influir y estar a cargo. Ahí lastimosamente termina el verdadero liderazgo”, advirtió.

Alejarse de ese patrón —más cercano a la avaricia que a la inspiración, según el orador—, exige liderar sin ego la vida propia y encontrar nuevas maneras de manifestar y trabajar por los sueños tanto personales como colectivos. En el proceso, la alegría es fundamental: “si no estás experimentando alegría, estás tomando las decisiones incorrectas”, sentenció.

“El alma es la fuente primaria de la intención y la atención, pero también es un campo de posibilidades infinitas, de conciencia pura —sin conceptualizaciones ni historias—, de sincronicidad, de creatividad y trascendencia. Un líder efectivo es el alma de una conciencia colectiva que ayuda a catalizar los sueños grupales. Nelson Mandela, Martin Luther King, Mahatma Gandhi y la Madre Teresa de Calcuta son ejemplos de personas que lograron capturar los anhelos de los demás y hablar también en su nombre”, explicó mientras aclaró que ese, también, es el rol de los líderes empresariales.

Para alcanzar este tipo de liderazgo, Chopra propone siete principios básicos:

  1. Mirar y escuchar con el corazón, la mente y el alma en serenidad. “Crea una visión y dale forma”, dijo.
  2. Conectarse emocionalmente con el equipo a través de la empatía, la compasión, el amor, la alegría y la amabilidad para ayudarlos a lograr lo que desean: “La mejor forma de ser exitoso es ayudar a que alguien más lo sea”.
  3. Expandir la conciencia más allá del ego: hundirse diariamente en la creatividad, la visión, la intuición y la inspiración.
  4. Atreverse a soñar sin olvidar las pequeñas metas cotidianas ni la importancia de las mediciones y de registrar el progreso del equipo: “Estírate más de lo que puedes alcanzar”.
  5. Empoderar a los demás tanto como a uno mismo.
  6. Tomar responsabilidad de todo lo que se hace o se deja de hacer, lo bueno y lo malo.
  7. “Todos los empresarios coinciden: ‘estar en el lugar y el momento correctos’. Lo que algunos llaman suerte es sincronía y preparación oportuna”, concluyó Chopra.

 

Exma Holistic fue patrocinado por Xposible como parte de los beneficios para la fortalecer la productividad empresarial

La pesca y consumo responsable de especies marinas ha cobrado importancia para los consumidores y se ha convertido en un proceso intersectorial que ha cambiado la oferta y la forma de comercialización del pescado. Es el caso de Grupo Takami

Los empresarios y emprendedores han encontrado la manera de articular diversos procesos que integren en sus cadenas de valor a la sostenibilidad como elemento diferenciador. La responsabilidad social se ve expresada en proyectos y programas para la conservación del medio ambiente, la inclusión de población vulnerable, entre otras formas de impacto positivo.

Grupo Takami, desde el 2001, ha liderado una apuesta que integra diversas formas de impacto social y sostenible para transformar positivamente la vida de las personas relacionadas con su cadena de valor. Esto le ha valido el reconocimiento en el sector gastronómico y empresarial, pues “en la historia de la organización se han dado pasos hacia fortalecer cada vez más los procesos sostenibles, ya que hace parte del core del negocio. Además, apostarle al impacto positivo en términos, ambientales, sociales y económicos es un objetivo compartido entre los directivos y cada miembro de nuestra cadena de valor”, aseguró Juliana Lugo, Directora de sostenibilidad de Grupo Takami.

Te puede interesar: Wiga: tecnología al servicio de la agricultura

Los pescadores artesanales del Pacífico chocoano han sido los protagonistas de una parte esencial de la historia de sostenibilidad de Takami. A través del programa Pescado bien Pescado, se involucran los colectivos de pescadores de municipios como Bahía Solano y Nuquí en un proceso de captura de especies marinas que cumplen con criterios sostenibles.

La talla (tamaño de pescado), arte de pesca (técnica de captura) y especie, son algunos de los elementos que los pescadores tienen en cuenta en su labor para hacer una extracción ambientalmente responsable. Según Daniela Durán, Coordinadora de Incidencia Política de Fundación MarViva, organización que ha apoyado a Takami en el proceso, “el establecimiento de cadenas de valor en torno a la pesca artesanal responsable ha traído beneficios para los pescadores en términos de un aumento en las ganancias, la consolidación de redes de solidaridad y beneficios sociales, el acceso a nuevos mercados y la consolidación de iniciativas productivas sostenibles en la región”.

Pero los beneficios no terminan allí. “Por un lado, los procesos exitosos han permitido que el producto responsable comercializado por las asociaciones sea vendido a precios competitivos en las ciudades del centro del país. Esto, junto a los beneficios económicos que trae la asociatividad con relación al acceso de los pescadores al combustible y al hielo – elementos indispensables para las faenas de pesca -, ha traído un aumento en su ganancia por kilo de pescado responsable comercializado”, continuó Durán.

Conoce el caso Dvotio, una empresa reconocida por Xposible en 2020 por su compromiso con la moda responsable

Los clientes a favor del consumo responsable

El consumidor final tiene un rol importante en el proceso de sostenibilidad que proponen las organizaciones como Takami, pues, como señaló Juliana Lugo, “los clientes reciben nuestro mensaje sobre como desde el centro del país podemos conectarnos con quienes producen nuestros alimentos, y que al final del día todas las decisiones de compra que tomemos pueden incidir en el futuro social y ambiental del país”.

Por ello, también existen alternativas para los que quieren unirse al consumo responsable desde su hogar. NuquiFish es una pesquera que está implementando un sistema de venta puerta a puerta en ciudades como Bogotá y Medellín de pescado sostenible proveniente de pesca artesanal.

Con nuestro producto, queremos darle la oportunidad a quienes quieren cocinar acercarse más a nuestras tradiciones de viajar al pacífico con una experiencia sin salir de sus casas” expresó Omar Reyes, líder pescador de NuquiFish.  Así se consolidan diversas alternativas sostenibles para aportar al desarrollo de esta región del país.

Las organizaciones hoy se preguntan cómo fortalecer y mantener la cultura en el marco de la adaptación de la modalidad de teletrabajo, teniendo en cuenta los cambios de perspectiva del colaborador ante las nuevas formas de equilibrar vida – trabajo.

La modalidad de teletrabajo se convirtió en una de las mayores innovaciones que el mundo adoptó para hacerle frente a la pandemia de Covid-19, con el propósito de mantener activo el sector productivo a nivel global.

En Colombia, se aceleró el proceso de digitalización de algunos aspectos y se popularizó el trabajo remoto en distintas áreas. Las compañías optaron por trasladar al espacio virtual varios de los elementos que componían su día a día laboral y emprender una nueva forma de expresar la cultura organizacional.

Este panorama representa un reto para las compañías que han construido valor en torno a los códigos de comportamiento y gestión, puesto que estas formas de actuar se alinean con los objetivos institucionales.

De acuerdo con Andrea Neuta Niño, experta en Comunicación Estratégica/Cultura y Endomarketing, “es clave entender cuáles son los aspectos que hoy para el colaborador son más sensibles, como lo es el bienestar, la desconexión y desintoxicación de la jornada laboral. Al identificar lo que es importante para el trabajador y ponerlo en diálogo con lo que es importante para la organización se hace un puente para fortalecer la cultura y aportar al cumplimiento de los objetivos comunes”.

Otro de los grandes retos que se presentan actualmente frente a esta modalidad de trabajo se relaciona con su formalización. “Establecer dentro de la compañía las políticas que definen las formas de actuar, los límites y limitaciones del teletrabajo, es clave para que el relacionamiento entre los sectores organizaciones. La claridad y la comunicación en fundamental para la fluidez del flujo de trabajo, así como para proteger el tiempo en casa del colaborador, dándole la confianza de decir no frente a lo que puede afectar su bienestar”, aseguró Eva Orellana, catedrática chilena, doctora en desarrollo organizacional.

Lee también: Teletrabajo: testimonios de eficiencia

Claves para fortalecer la cultura desde casa

Entre los aspectos que se recomiendan para gestionar la cultura organizacional en esta forma de desarrollo laboral a distancia, se encuentran:

Comunicar y reconocer al otro

Los líderes tienen un rol fundamental, tanto en la comunicación de estas políticas que comprende el teletrabajo, como en su comportamiento. Se espera que el líder reconozca desde una visión más humana quién es el colaborador. Es relevante que los líderes mantengan un diálogo con los miembros de su equipo e independiente de la limitación de la presencialidad se abra a generar una conexión más cercana.

Fomentar la interacción de los colaboradores

El teletrabajo limitó las interacciones laborales, siendo este un factor y pilar primordial de la cultura organizacional. Es importante promover reuniones virtuales, con actividades que den cuenta de los valores institucionales a la cultura de la empresa. A su vez, estos espacios deben romper lo netamente laboral, incluyendo lúdicas novedosas para los colaboradores como conversaciones virtuales con café, clubes de lectura, entre otras.

Hacer un seguimiento y compartir las mejores prácticas

Realizar un seguimiento de la forma de trabajo de los colaboradores es importante, así como resaltar las conductas que desde el teletrabajo representan la cultura empresarial. Es clave documentar esas experiencias y compartirlas con toda la comunidad laboral en diversos formatos, como escrito o video, incentiva la participación y el compromiso.

Puede decirse que la consigna de Wiga es hacer más con menos, y hacerlo mejor. Esta compañía colombiana mejora la calidad de vida en el campo gracias a sus soluciones de agricultura de precisión.

Por su capacidad de ser un catalizador tanto de prosperidad como de cambio climático, la agricultura es una pieza central en el desarrollo sostenible mundial y, por ende, una de las prioridades para garantizar un futuro de bienestar. La compañía antioqueña Wiga busca consolidar a la agroindustria colombiana y los sectores que la rodean —cadena de frío y transporte, por ejemplo— como una potencia sostenible internacional.

Una cara de la moneda: la agricultura aporta al cierre de brechas sociales y genera un crecimiento económico dos veces más eficaz en la reducción de la pobreza que el de otros sectores, de acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. En la otra cara: algunas de sus prácticas —como los monocultivos y la extensión de la frontera agrícola para deforestación— ponen en jaque al medioambiente al punto de degradar la tercera parte de sus terrenos, según la misma institución.

¿Cómo convertir el bienestar en protagonista del escenario rural colombiano? La tecnología, la estabilidad económica de los agricultores y el uso responsable de los recursos están en el corazón de la respuesta.

“La gran amenaza de la agricultura, no solo en Colombia sino en el mundo, es el agua. Nosotros trabajamos con Internet de las cosas en la agricultura de precisión, que es aprovechar el uso de los recursos: con menos agua, fertilizantes y tierra buscamos maximizar la productividad de nuestros clientes. En la medida en la que se le da a cada planta de manera precisa lo que necesita, se obtiene un mejor producto y un ahorro gigante en costos e insumos”, explica Mauricio Marroquín, gerente general de Wiga.

Lee también: Unergy, la fintech que busca democratizar la energía solar

Por medio de sensores, Wiga monitorea variables físicas —la temperatura, la humedad, la radiación, el oxígeno y la luz— para tomar decisiones más acertadas. “Tenemos, por ejemplo, estaciones meteorológicas con las que gestionamos el riesgo de heladas en la Sabana de Bogotá; entonces nos anticipamos y generamos alertas para que los cultivos puedan tomar las medidas pertinentes y evitar la pérdida de material orgánico”, comenta Hugo Arrublá, director comercial de Wiga.

En un gremio como el floricultor, en el que las cosechas deben entregarse sin ningún tipo de retraso para no correr el riesgo de perderse totalmente, tener conocimiento sobre posibles afectaciones es un asunto de sobrevivir o no en el mercado.

“Para una fiesta internacional como San Valentín tienes que entregar las flores en las horas y las fechas específicas porque no sirven las flores antes o después. Los agricultores hacen proyecciones de cosechas y cumplirlas depende de factores climáticos que son difíciles de controlar. Nosotros medimos esas variables, las procesamos y la correlacionamos en modelos matemáticos, estadísticos, agronómicos y climatológicos para entregar información útil”, agrega Arrublá.

Su apuesta tecnológica, además, tiene en cuenta la realidad nacional y los retos de cobertura que vienen con ella:

“Distribuimos sensores en muchas hectáreas para capturar información y transportar en tiempo real esas señales en una red de radiofrecuencia, que funciona para cultivos de zonas en las que el internet aún es limitado, hasta un punto donde haya conexión Wi-Fi para mandarlo a la nube, a una plataforma donde se almacena esa información, se estructuran bases de datos, se analizan con inteligencia artificial o machine learning y se generan reportes a los que se puede acceder desde el celular”, dice Marroquín.

Te recomendamos: Empresas innovadoras que transforman el sector rural

Wiga, que nació en 2012 como el monitoreo de un cultivo hidropónico de tomate en un patio casero, cuenta con cinco unidades estratégicas:

  1. Wipest: “busca mejorar el manejo del proceso fitosanitario y ayudar a bajar el costo de pesticidas, para tener menos plagas gastando menos”, explica Luis Felipe Díaz, socio fundador de Wiga y actual director de Investigación, desarrollo e innovación.
  2. Wigrow: un sistema automatizado de riego que optimiza el recurso hídrico, los agroquímicos y mantiene una alta productividad.
  3. Wicold: “con la cosecha de los productos no ha terminado el trabajo, hay que llevarlos en buenas condiciones al cliente final. Para eso, debemos garantizar que en toda la logística se haga un correcto mantenimiento de la cadena de frío”, agrega.
  4. Wifarm: mejorar las estimaciones de los ciclos productivos de acuerdo a las variables fundamentales de su producción, para aprovecharlas mejor.
  5. WigaIOT: entender y solucionar las necesidades puntuales de cada cliente a través de un equipo de investigación y desarrollo interdisciplinar.

Los beneficios de este modelo empresarial incluyen: estimar bien las cosechas y la producción, disminuir el uso de agroquímicos, optimizar la nutrición del sustrato, reducir el consumo de agua, facilitar las labores en el campo y simplificar la operación en términos operativos.

Erika Lothes, trabajadora de la vicepresidencia ejecutiva de producción de Gestiones y Representaciones Chía también da cuenta del valor agregado de Wiga: “Para nosotros, lo más importante ha sido obtener información confiable y de calidad en tiempo real para tomar decisiones oportunas e informadas. Por ejemplo, gracias a los datos de las estaciones meteorológicas hemos creado y refinado modelos de trabajo para gestionar los riesgos de la temporada de heladas, que coincide con nuestras fechas más importantes: San Valentín y el Día de la Madre”, asegura.

“Al hacer todo esto simultáneamente, tenemos menos costos operativos, menos uso de recursos, menos desechos y aumentamos las ganancias del agricultor”, concluye Díaz.

Wiga ha logrado convertirse en una catapulta para los productores agrícolas colombianos, una población que ronda los 2.7 millones, según los datos más recientes del Dane. Así, logra impactar la triple hélice que pavimenta de ilusión la posibilidad de un mejor mañana: economía, sociedad y medioambiente, amparados y protegidos bajo una iniciativa del sector privado.

Sistema B busca redefinir y ampliar el sentido del éxito en los negocios, a través de un nuevo modelo protagonizado por el bienestar económico, social y medioambiental. Las certificaciones privadas —como Empresa B— y las políticas públicas —como sociedades BIC— son herramientas vitales para lograrlo.

“Cuando a mi generación nos preguntaban ‘qué quiere hacer con su vida’, parecía haber pocas opciones. Si uno quería hacer plata, tocaba ir a una oficina tradicional con corbata y trabajar de 8 a 5 y de lunes a viernes. ¿Y el propósito? No, gracias, eso solo para los fines de semana. Si quería salvar el mundo, tocaba ir a una fundación y vivir con los papás el resto de la vida. Queremos mostrar que hay una tercera opción: las Empresas B, en las que se unen las ganas de cambiar el mundo con la escala y la rentabilidad de grandes negocios. Lo mejor de dos mundos”, dice Camilo Ramírez, director ejecutivo de Sistema B Colombia.

La cotidianidad es la evidencia más contundente sobre la necesidad de reinventar el entorno económico: ocho hombres poseen la misma riqueza material que la mitad más pobre de la población mundial, de acuerdo con un informe de Oxfam International. El planeta, por su lado, se ahoga en materiales que no puede procesar: el Foro Económico Mundial asegura que, de mantenerse las tendencias actuales de consumo, para 2050 habrá más plástico que peces en el mar.

“Venimos de una tradición en la que el éxito de una empresa se mide por su rentabilidad financiera y su único fin es hacer plata; entre más, mejor. Esa definición tiene al mundo en la situación actual: una crisis ambiental sin precedentes, que obliga a replantearnos cómo consumimos y vivimos, y una sociedad absolutamente desigual”, agrega el economista.

La transformación de modelos empresariales, más que importante, es indispensable para garantizar un futuro de bienestar. Sin embargo, es un reto: generar simultáneamente valor económico, social y ambiental exige derribar paradigmas antiguos para crear una nueva filosofía organizacional que, en últimas, representa un avance ético.

Lee también: Invertir y sembrar: claves para entender y aplicar el modelo ESG

Para lograrlo, Sistema B trabaja en seis frentes:

  1. Empresas B: certificar, bajo este nombre y globalmente, a las compañías con ánimo de lucro que solucionan problemas sociales y ambientales en el mundo.
    En Colombia actualmente hay 70 Empresas B, en Latinoamérica cerca de 800 y a nivel global 3.700. Son el futuro de los negocios, el ‘sí se puede’ y la inspiración para que otras iniciativas se sumen y entiendan que la sostenibilidad no es algo exclusivo de organizaciones de Dinamarca o grandes industrias”, explica Ramírez.
    El trabajo de Sistema B consiste en, primero, buscar, encontrar e invitar a miembros del sector privado a pensarse y gobernarse desde la sostenibilidad, y, segundo, medir y evaluar su impacto cuantitativamente para verificar que cumple con los estándares para certificarse. Natura Cosméticos, Crepes & Waffles y Juan Valdéz son ejemplos de Empresas B en el país.
    “Es una certificación con muchos beneficios económicos y reputacionales: interdependencia del ecosistema con otras Empresas B, exposición mediática, incentivos a los colaboradores como mejores planes educativos y de salud, participación en proyectos de impacto colectivo y líneas especiales de crédito. En Bancolombia, por ejemplo, tenemos una línea de crédito especial para Empresas B con intereses más bajos como un reconocimiento”, explica el director ejecutivo.
  2. Política pública: cambiar las reglas de juego y masificar el mensaje de la sostenibilidad a través de la Ley 1901 de 2018, que reconoce y certifica nacionalmente como Sociedades comerciales de Beneficio e Interés Colectivo —BIC— a las empresas que incorporan la triple hélice de impacto —economía, sociedad y medioambiente— a su estrategia de negocio.
    Incorporar fuerzas del Estado en promover la sostenibilidad —regularla, nombrarla, medirla, evaluarla y verificarla— para que más empresas la adopten en su ADN representa un avance significativo y beneficios como obtener descuentos en el registro de marca; reducciones tributarias, si se distribuyen las utilidades empresariales con los trabajadores; preferencia en licitaciones estatales; y acceso a una línea especial de crédito con la banca publica, un incentivo que aún está en etapa de planeación y desarrollo.
    Colombia fue el primer país latinoamericano en otorgar este reconocimiento legal a las compañías en las que el lucro es un medio más que un fin. Actualmente existen 387 empresas BIC a nivel nacional: 89 por ciento son microempresas; 7 por ciento, pequeñas; 3 por ciento, medianas; y 2 por ciento, grandes. 287 de estas empresas nacieron bajo la figura jurídica BIC mientras que las otras 100 adquirieron la condición.
    “Una cosa es la certificación internacional de Empresa B, que conlleva un costo para las compañías, y otra la Ley BIC, que surgió para llegar a todos los emprendimientos en las regiones apartadas sin que signifique ningún costo”, puntualiza el economista.
    Recientemente también apoyamos la Ley de pago a plazos justos —vigente desde enero— en la que se establece que se debe pagar a los proveedores en máximo 45 días. Calculamos que con esto, el PIB puede crecer hasta en tres puntos”, agrega.
  3. Inversionistas: concientizar a la banca tradicional y a los fondos de inversión sobre cómo, por su naturaleza, las Empresas B son menos riesgosas y, por ende, un negocio más próspero y una inversión más segura.
  4. Academia: llevar el mensaje de que es posible hacer negocios haciendo el bien a la mayor cantidad de personas posibles a través de cursos, clases, eventos y conversatorios para la comunidad universitaria. “Sistema B es un movimiento de gente que piensa que las cosas se pueden hacer de una manera distinta. Queremos que muchas personas digan ‘yo quiero trabajar, emprender, investigar o comprar en una Empresa B”, dice Ramírez.
  5. Comunidades de opinión: reunir a un consejo empresarial en el que los CEO más reconocidos de Empresas B asesoran a otros líderes sobre cómo y por qué iniciarse en el mundo de la sostenibilidad.
  6. Grandes actores de mercado: fortalecer comercialmente al sector privado a través de ruedas de negocio y articulaciones y alianzas en la cadena de valor de distintos sectores.

Peldaño a peldaño en los universos B y BIC

La sostenibilidad empresarial es una carrera de resistencia: las transformaciones suceden tras esfuerzos constantes y no por un único impulso de fuerza. ¿Cómo comenzar a recorrer este camino?

“Antes de pensar en querer hacer plata, la invitación es pensar en una realidad social o ambiental que se desee transformar: los plásticos, la desigualdad, la brecha de género, la primera infancia, etcétera. Cualquiera de esos problemas es una oportunidad de solucionarlo a través de una empresa rentable”, concluye Ramírez.

Cargando...