Mujeres CEO y coronavirus: ¿qué hicieron bien las líderes que supieron hacerle frente a la crisis?


El estudio ‘Conversaciones con CEO durante la crisis de la COVID-19’, destaca el rol de 37 mujeres CEO, en 12 países, con la responsabilidad máxima de decisión en sus empresas. ¿Qué tienen ellas en común?

Inicio Productividad Mujeres CEO y coronavirus: ¿qué hicieron bien las líderes que supieron hacerle frente a la crisis? Publicado el: 26 de octubre de 2020

El estudio ‘Conversaciones con CEO durante la crisis de la COVID-19’, elaborado por la consultora BLI Mindset y LF Channel, destaca el rol de 37 mujeres CEO, en 12 países, con la responsabilidad máxima de decisión en sus empresas. ¿Qué tienen ellas en común?

Mujeres presidentas y primeras ministras han sido destacadas por sus capacidades técnicas y una sensibilidad particular a la hora de hacerle frente a los desafíos que ha traído el coronavirus en sus naciones.

Por su parte, Nueva Zelanda fue el primer país en declararse libre de COVID-19 —pese a que en los últimos días se presentaron nuevos contagios de ciudadanos provenientes del Reino Unido—, y las acciones de su primera ministra, Jacinda Ardern, han llamado la atención en todo el mundo.

A comienzos de abril, Jacinda declaró al Conejo de Pascua y al Ratón Pérez como “trabajadores esenciales” en medio de la crisis, lo cual destaca su empatía política y demuestra que sus habilidades comunicativas están al nivel de todos.

Y entre tanto, la canciller alemana Angela Merkel —quien cuenta con una formación en Física y Química Cuántica— les explicó a sus ciudadanos cómo leer los gráficos, las curvas y a entender las cifras de la pandemia.

En el mundo empresarial, en el que tan solo el 18 % de las empresas cuentan con una mujer en el puesto de mayor responsabilidad, según el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), también se destacan las acciones de las mujeres CEO para hacerle frente al impacto del coronavirus.

Así lo evidencia una investigación hecha por Laura Inés Fernández, CEO de la consultora BLI Mindset, e Imma Folch, CEO de la agencia de comunicación LF Channel, en el marco de una iniciativa que busca dar visibilidad a las mujeres y seguir construyendo modelos de rol femeninos, conocida como The bewo project.

Te puede interesar: El coronavirus ha hecho más evidente la brecha de género 

El estudio se denominó ‘Conversaciones con CEO durante la crisis de la COVID-19’ y evaluó a mujeres CEO en España, Francia, Argentina, Reino Unido, Suecia, República Dominicana, Panamá, México, Italia, Alemania, Canadá y Colombia.

Uno de los hallazgos más importantes de esta investigación es que 25 de las 37 mujeres entrevistadas se adelantaron a las medidas impuestas por los gobiernos de sus países, incluidas una empresa de Alemania y otra de Suecia, a pesar de que allí no era obligatorio el confinamiento en ese momento, indica el estudio.

En el caso particular de las mujeres CEO de empresas españolas, 7 de cada 10 se adelantaron a las medidas impuestas en el país, recalca la investigación.

Las CEO estaban en alerta e informadas. Algunas habían hecho seguimientos a clientes que operaban en China. Otras, en especial las españolas, habían hablado con partners y asociaciones afines en Italia. Por su parte, las mujeres CEO en el continente americano estaban pendientes de las decisiones tomadas en Europa”, cita la investigación.

Lee también: Cómo ser mejor en el teletrabajo según la ciencia

En diálogo con XposibleImma Folch, una de las autoras del estudio, destaca que la mayor preocupación de las mujeres era —sobre todo— el equipo, cómo protegerlos, cómo reubicarlos, qué medidas tomar a nivel de salud para mantenerlos a salvo.

“Cuando les preguntamos por este tema, ellas decían que la mayor preocupación de sus colegas hombres eran los números. Por su puesto, las mujeres también se preocupan por esto, pero quizás no en primer lugar”, sostiene Imma.

Una de las mujeres entrevistadas en esta investigación es María Fernanda González, CEO de MOCA, una plataforma de software especializada en analítica de localización.

“Debido a la COVID-19, muchos clientes dejaron de pagar o cortaron los contratos. Cuando esto sucedió tuvimos que pensar en reestructurar el proyecto y creamos la aplicación Cuidémonos, para detectar las zonas que son foco de contagios en Cartagena. Esta aplicación nos ha permitido generar nuevos negocios”, cuenta.

De las decisiones de María Fernanda no solo depende su equipo de trabajo, sino los más de 60 accionistas de la empresa y sus stakeholders.

“El 90 % de las personas con las que trabajo a nivel del negocio son hombres y veo cómo piensan, cómo razonan y cómo deciden. Cuando estás gestionando personas, la parte femenina de protección, de que te importan las otras personas es muy importante. Yo tomo decisiones así. Para mí es muy importante pagar a los proveedores a tiempo, me interesan sus familias y las de mi equipo”, asegura.

Lee también: Oficinas sin contacto: el lugar del futuro

Otros desafíos

El estudio de mujeres CEO también concluye que el 70 % de las entrevistadas no hicieron una reducción del coste salarial. De ese porcentaje, 60 % contaba con la opción de aplicar a procedimientos expuestos por los gobiernos de sus países para tomar medidas como estas durante la crisis. Pero no lo hicieron.

Así mismo, 3 de cada 5 empresas estaban preparadas para trabajar en remoto. Las mujeres CEO de empresas de base tecnológica ya habían implementado el trabajo con sistemas de gestión, gestión de proyectos y trabajo colaborativo en línea.

En este grupo se encuentra Ana Izquierdo, CEO de Talent Clue, una start-up de 40 personas que desarrolla software para atraer talento.

Dos días antes de que se decretara el confinamiento en España, Ana decidió enviar a su equipos a trabajar desde casa; luego habló directamente con todos sus clientes, en más de 12 países, para saber cómo podían ayudarlos en esta situación, más allá de los servicios que tenían contratados con su empresa.

Cuenta que “como líder, tienes que pintar un camino, dar confianza al equipo, asumir la preocupación, pero mostrar siempre ese optimismo de que saldrán adelante”.

Y añade que “las start-ups tecnológicas tienen un modelo de liderazgo menos jerárquico y más abierto y transparente, en el que una mujer es más capaz de decir: ‘esto lo sé, esto no lo sé’, y quizás en un liderazgo más tradicional tienes que tener la respuesta para todo”.

Tener las cosas claras no es tanto saber lo que va a pasar sino, en cada momento, poder hacer un assessment de la situación para tomar las decisiones y pensar que —al final— la empresa considera a los clientes, pero sobre todo al equipo”, asegura.

Te recomendamos: ¿Qué viene en el futuro laboral tras la COVID-19?

Otras medidas

Otra de las medidas inmediatas fue la creación de un comité de crisis. Dependiendo del sector aparece como figura relevante la persona responsable de los riesgos laborales y, en función de la envergadura, la responsable de comunicación interna y la representante sindical, destaca el estudio.

En un 62 % de los casos, las mujeres CEO se han comunicado personalmente o a través de los gerentes de cuentas con sus clientes. “El fin último siempre es averiguar sobre las necesidades inmediatas y ofrecerles aquellos servicios o productos que puedan serles de mayor utilidad”, indica el estudio.

Asimismo, varias de las mujeres CEO encuestadas  plantearon un servicio de acompañamiento psicológico a sus profesionales afectados por la pandemia.

Las mujeres CEO entrevistadas pertenecen a industrias como Marketing, Turismo, Salud, Transporte, Retail, Recursos Humanos, sector Industrial, entre otros. Y están a cargo de compañías con una facturación inferior a 1 millón de euros; otras entre 1 y 5 millones, y otras más con una facturación superior a los 5 millones de euros.

Estas líderes seleccionadas son tan diversas que algunas cuentan con menos de 10 trabajadores a su cargo y otras, con una plantilla superior a los 250 trabajadores.

Confirmaremos si estas mujeres lo hicieron ‘bien’ en el futuro, si consiguen mantener las empresas y los equipos y por tanto, la segunda parte de este estudio será el próximo año para saber cómo salieron de esta situación”, concluye Laura Fernández, una de las autoras de la investigación.

Prácticas de las mujeres CEO para mantener motivados a sus equipos

  • Desayunos con la CEO: cada mañana, la CEO desayuna virtualmente con alguien del equipo.
  • ‘Birracall’, ‘Happy hour’, ‘Cocktail’:  jueves o viernes con todo el equipo.
  • Coffee-break: una o dos pausas de café al día, todos juntos, para desconectar y encontrarse.
  • ‘Cooking call’: actividad especial en la que uno de los miembros del equipo enseña a cocinar una receta al resto.
  • Meditación o yoga: todo el equipo medita unos minutos de manera online o realiza clases de yoga.
  • ‘Muestra tu nueva oficina’: todo el equipo comparte una foto de su entorno y su oficina en casa.