Las herramientas más efectivas para medir el clima organizacional


De un buen ambiente laboral dependen los resultados de los colaboradores en la organización. ¿Cómo medir adecuadamente el clima organizacional y cuál es la importancia de hacerlo?

Inicio Productividad Las herramientas más efectivas para medir el clima organizacional Publicado el: 26 de octubre de 2020

De un buen ambiente laboral dependen los resultados de los colaboradores en la organización. ¿Cómo medir adecuadamente el clima organizacional y cuál es la importancia de hacerlo?

Invertir en la felicidad de las personas equivale a invertir en la reputación organizacional. Esto sirve para atraer y retener a los mejores talentos e influye directamente en la productividad y los resultados de la compañía.

Si una empresa está interesada en apostarle a este tema, debe comenzar por utilizar herramientas de medición del clima organizacional. Estas sirven para dar cuenta del grado de bienestar y satisfacción de los colaboradores frente a algunas variables en la compañía.

Se refieren al tipo de liderazgo de la organización, la claridad que tienen los empleados sobre su rol o cargo, la remuneración y compensación, la calidad de las relaciones laborales, las condiciones físicas del puesto de trabajo y el grado de satisfacción, en comparación con otras compañías que desempeñan actividades similares.

Te puede interesar: Colombia necesitará más médicos, enfermeros y maestros en el 2040

Conocer si la percepción de estos aspectos es positiva o negativa, permite encontrar oportunidades de mejora para generar acciones a nivel colectivo y por áreas.

Si la tarea se hace bien, a largo plazo se podría lograr que las personas tengan conciencia sobre los resultados de la empresa, se sientan parte de ella y se comprometan con su labor.

De acuerdo con Luz Stella Bernal, consultora en temas de talento humano y especialista en Gerencia de Recursos Humanos, la importancia de generar un buen clima laboral radica en el aumento de la productividad.

En la medida en que las personas son felices con lo que hacen, son más productivas y ayudan a generar un mejor ambiente de trabajo”, afirma. 

Fases de evaluación del clima organizacional

La socialización

Eleonora Pinzón, consultora en temas de talento humano y experta en competencias, evaluación de desarrollo y desempeño, recomienda que se les cuente a los colaboradores en qué consistirá esta evaluación, se asegure que todo será confidencial y que este tipo de acciones se hacen pensando en el bienestar de los empleados.

La encuesta

Se trata de uno de los instrumentos más utilizados para medir el clima laboral porque permite evaluar a toda la población y generalmente tiene un margen de error bajo debido a que se basa en pruebas estandarizadas aplicadas a miles de empresas previamente.

Para que sea efectiva, es clave considerar el momento en que se haga. Evite hacerlas después de un proceso de recorte de personal porque los resultados podrían ser negativos, dado que las personas piensan en la estabilidad laboral en ese momento. Tampoco es aconsejable aplicar una encuesta después del pago de bonificaciones porque, de la misma manera que el caso anterior, los resultados no serían los más acertados.

Lee también: Gamificación: beneficios empresariales para su fuerza laboral

Para Eleonora Pinzón, aunque existen pruebas estándar cuya efectividad ha sido probada en muchas ocasiones, es importante que las preguntas estén alineadas con el lenguaje y cultura de cada organización.

El tiempo de duración de la aplicación de las encuestas, así como la modalidad (presencial o virtual) dependerá del objetivo perseguido por la compañía. Si las encuestas son virtuales, es importante apalancarse de los líderes de área para que generen el compromiso en su equipo de participar activamente en ellas.

Grupos foco

Normalmente, las organizaciones aplican más de un instrumento de medición y por eso acuden a los focus group, pues arrojan información más cualitativa sobre el estado del clima laboral. Se trata de una charla entre un grupo reducido de personas en la que se indaga en temáticas similares que en la encuesta.

El gran reto de esta metodología es lograr que los participantes se sientan cómodos y hablen abiertamente. Para lograrlo, se recomienda evitar registrar los nombres de las personas, explicar claramente el objetivo y orden de la dinámica, no mezclar diferentes niveles jerárquicos en un mismo grupo y por último, iniciar con preguntas lejanas e irse acercando a los temas más importantes paulatinamente.

Conoce más sobre ¿Cómo saber si un nuevo empleado se integró correctamente?

“Considero que un buen método es usar las dos herramientas (encuesta y focus group) porque persiguen el mismo objetivo. Mi recomendación es emplear primero la encuesta y si se desea corroborar algún tipo de información, acudir a los grupos foco”, señala Pinzón.

Estos resultados permitirán desarrollar estrategias para mejorar el clima laboral y así aumentar la motivación y la productividad de los colaboradores. Se trata de escuchar un poco más a las personas pues son ellas el eje de la compañía.