Las 5 tendencias de management para 2020


De acuerdo a las directrices que han dado expertos en management, la era digital actual trae cambios en la dinámica laboral y por ende, en la gestión empresarial. Conoce aquí las 5 tendencias en management para el 2020.

Inicio Productividad Las 5 tendencias de management para 2020 Publicado el: 26 de octubre de 2020

De acuerdo a las directrices que han dado expertos en management, la era digital actual trae cambios en la dinámica laboral y por ende, en la gestión empresarial. Conoce aquí las 5 tendencias en management para el 2020.

De acuerdo al reporte de Tendencias Globales de Talento Humano de Mercer en 2019, el 99% de las empresas decidió prepararse para la futura fuerza laboral y el 73% de las compañías esperaba una disrupción significativa.

Para el 2020, dados los constantes cambios en los entornos políticos, tecnológicos, sociales y económicos del mundo, los directores y líderes empresariales continuarán abiertos a las eventualidades de sus procesos de transformación digital y enfocarán sus planes organizacionales para estar preparados.

Recopilando lo expuesto por empresas especializadas, como Deloitte, Mercer, Klein HR Solutions, entre otras, las empresas seguirán apostando a los avances tecnológicos para ofrecer mejores soluciones a los clientes y experiencias más óptimas a sus colaboradores. Por esto, las 5 tendencias de management que marcarán el año 2020 serán:

1. Flexibilidad permanente en el entorno de trabajo

Según un estudio realizado por el Instituto de Copenhague para Estudios Futuros (CIFS, por sus siglas en inglés), en compañía del portal web Service Future, el 44% de los 600 directores y gerentes encuestados predicen que el beneficio adicional más importante para los colaboradores será la flexibilidad. 

El auge de los trabajos remotos demanda que las compañías desarrollen políticas de flexibilidad, donde se dispongan horarios flexibles, home office e incentivos que le faciliten a los empleados el equilibrio entre la vida personal y laboral. 

La firma Kelly Services, especialista en soluciones de gestión de talento, estima que el 61% de los colaboradores estarían dispuestos a desvincularse laboralmente por no contar con estas políticas.

Lee también: La estrategia de diversidad y equidad de género que promueve 3M Colombia

2. Aumenta la economía gig y trabajadores remotos

Las facilidades tecnológicas y las necesidades de inmediatez por parte de los consumidores han hecho que las compañías se interesen por nuevas modalidades de empleo. Primero, está la gig economy la cual hace referencia a la contratación de empleados para tareas puntuales sin un periodo de tiempo determinado. Plataformas como Uber, Rappi, Mensajeros Urbanos son algunas de las compañías con presencia en Colombia.

Y por otro lado, los trabajos remotos donde los colaboradores pueden desempeñar sus funciones desde cualquier lugar, sin importar el tipo de vínculo legal que tengan con la empresa.

De acuerdo al Primer Estudio de Trabajo 3.0, del Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones y Nubelo, la empresa líder en contratación freelance en el mercado hispano, para el 2020, seis de cada diez empresas consideran que más del 50% de la fuerza laboral será digital. 

3. Mayor inversión en tecnologías 4.0

En los últimos años, las compañías han reconocido el valor que otorgan las nuevas tecnologías de la Cuarta Revolución Industrial para la gestión y monitoreo de los procesos organizacionales.

Con ayuda de Inteligencia Artificial y Machine Learning, las empresas podrán sumergirse en el mundo de los datos y adquirir de estos los mejores insumos para la gestión del talento, dependiendo de la inversión que se haga en estas tecnologías.

Daniel Goleman, analista y socio director de Futurum Research, en uno de sus artículos habla de los 3 valores puntuales que otorgan estas tecnologías en el análisis de datos: velocidad, escala y conveniencia; las dos primeras para lograr automatizar el análisis y la tercera por ser los procesos más confiables y fáciles de usar.

Puedes ver: La inteligencia artificial necesita el liderazgo humano: IBM

Además, para el 2020 se prevé el aumento del uso de chatbots para las distintas líneas de negocios. Estadísticas de Business Insider Intelligence dicen que el 80% de las empresas utilizan o planean usar esta tecnología el año entrante. Cabe resaltar que los chatbots aumentan la productividad de las empresas y llevan la participación del cliente a un nivel más profundo.

Principalmente el reto está en incorporar los chatbots en áreas de RR. HH., con el fin de apoyar los procesos de onboarding. Un listado de preguntas frecuentes en una plataforma de chatbots, como Microsoft Azure y Dialogflow de Google, le permitirá al equipo de Talento Humano aprovechar el tiempo que usa contestando este tipo de preguntas en otras actividades de valor para la compañía.

4. Reskilling puestos de trabajo

A partir de las tecnologías se crearán nuevas profesiones y roles de trabajo pues, de acuerdo al reporte Future of jobs 2018 del Foro Económico Mundial, para el año 2022 los roles emergentes abarcarán el 27% del empleo mundial. 

Por ende, los líderes de las organizaciones tendrán que arriesgarse con la tendencia de reskilling, que significa aprovechar el talento existente dentro de una compañía para otros cargos.

La inversión que realicen las empresas para la formación y desarrollo de sus colaboradores, con el fin de fomentar habilidades como creatividad y adaptabilidad, será el mejor aliado en la implementación de esta estrategia.

5. Management progresista

En lo últimos tiempos, ha tomado fuerza la idea de que el mayor activo de las organizaciones son los colaboradores, lo cual ha hecho que las estrategias empresariales pongan en el centro a las personas. 

Piero Gandini, consultor estratégico y motivador del cambio, compartió con Xposible algunos de los aspectos relevantes de la gerencia progresista:

  • Propósito como empresa: la razón de existir de la compañía, ese “por qué” que guía la labor.  “Es el centro vital de la organización. Debe ser fundamental para las decisiones, las conversaciones y los comportamientos en todos los niveles de la empresa, y conducir a su autenticidad y alcanzar las ventajas competitivas que dice tener”.
  • Redes de equipo: ahora es obsoleta la jerarquía vertical, ya que mantener el control no facilita los procesos de innovación que marcan la pauta en las empresas. “Actualmente, se están adoptando estructuras alternativas que resaltan el valor de cada persona, conectando y potenciando sus capacidades. La idea es convertir la rígida pirámide en una red ágil de equipos”.

También te puede interesar: Performance Management: un nuevo modelo de gestión

  • Liderazgo de acompañamiento: en empresas progresistas el liderazgo se está desarrollando de una manera diferente, dejando de lado el liderazgo autocrático y autoritario. 

“Están desafiando el statu quo, pues sus líderes están haciendo las cosas de manera diferente: acompañan a sus equipos en el día a día, creando una cultura empresarial distinta; encarna la misión y valores de la organización; hacen todo lo que está a su alcance para eliminar las barreras; ayudan empleados a prosperar, y la autoridad ya no está vinculada al rango, sino a la capacidad de liderar con el ejemplo”.

  • Prototipos tempranos: la forma de planificar a partir de una gestión cautelosa, debido a los cambios constantes, requiere de mayor adaptabilidad. “Las organizaciones progresistas se centran en la experimentación en lugar de predicciones rígidas, por esto adoptan la experimentación en todo lo que hacen: productos, formas de trabajo o incluso estructuras, y sacan prototipos tempranos para tener feedback que les permita ajustar y mejorar”.