La clave para un proceso de inducción exitoso


Además del proceso de selección, el desempeño eficiente de un funcionario depende en gran medida de la inducción que recibe por parte de la compañía para la cual comenzó a trabajar.

Inicio Productividad La clave para un proceso de inducción exitoso Publicado el: 26 de octubre de 2020

Además del proceso de selección, el desempeño eficiente de un funcionario depende en gran medida de la inducción que recibe por parte de la compañía para la cual comenzó a trabajar.

Esta capacitación debe aportar al nuevo empleado una perspectiva a grandes rasgos de la empresa y en lo particular un conocimiento más profundo de sus funciones.

De acuerdo con la psicóloga Maria José Imbett, “la inducción debe ser un espacio para que las personas que ingresan a una organización puedan familiarizarse con la empresa y se lleven una buena impresión de la misma.” 

Para que esto ocurra y el proceso de inducción sea exitoso, Imbett sugiere tener en cuenta varios factores:

  • En general la inducción depende de RR. HH.; sin embargo, es posible asignar a un líder de otra área para que la dicte. Lo importantes es que esta persona cuente con las habilidades necesarias, conozca a la perfección la empresa y esté en la capacidad de responder cualquier pregunta.
  • El tema de la inducción está ligado a las necesidades de cada compañía y lo que sus líderes quieran comunicar. Pero, dentro de los temas generales por tratar, no deben faltar la historia de la empresa, su estructura organizacional y su misión y visión.
  • Es esencial que además del panorama general de la entidad, las funciones específicas de las personas que ingresan a la empresa queden claras.
  • El tiempo que debe tomar la inducción obedece a la profundidad con la que se tratan los temas. Por lo general debe ser entre 2 y 8 horas.
  • Es necesario buscar un espacio formal, aislado de elementos que puedan distraer. Además, es vital el apoyo de ayudas audiovisuales durante la inducción.
  • Para que la actividad sea dinámica la persona encargada de liderar la inducción debe tener la habilidad de invitar a los asistentes a participar de forma activa.
  • Lo ideal es hacer la inducción cuando los nuevos colaboradores estén ingresando a la empresa.
  • Hacer un recorrido por las instalaciones de la empresa y presentarle a los nuevos empleados los funcionarios que intervienen con su trabajo es clave y un complemento importante para la inducción.

En un escenario ideal, después de la inducción debe, además, contemplarse un plan de desarrollo de ese nuevo talento dentro de la compañía.

Para profundizar en este tema, te recomendamos: Mitos y realidades del ‘onboarding’.