¿Cuál es el panorama de la recuperación económica de Colombia?


Si bien el primero de septiembre culminó la cuarentena general en Colombia, la incertidumbre sanitaria, económica y social continúa. ¿Cuáles son las estrategias que se han planteado para acelerar una posible recuperación económica? Un análisis.

Inicio Productividad ¿Cuál es el panorama de la recuperación económica de Colombia? Publicado el: 6 de noviembre de 2020

Si bien el primero de septiembre culminó la cuarentena general en Colombia, la incertidumbre sanitaria, económica y social continúa. ¿Cuáles son las estrategias que se han planteado para acelerar una posible recuperación económica? Un análisis.

En la actualización de octubre del informe Perspectivas de la Economía Mundial, el Fondo Monetario Internacional (IMF, por sus siglas en inglés) proyectó que la contracción de la economía global en 2020 será de -4,4%. En abril de este año el mismo informe calculaba -3%.

Para ese momento, el impacto económico de la pandemia en Colombia, según estimaba el IMF, iba a ser positivo respecto al promedio global, ya que se hablaba de una contracción de -2,4%. Seis meses después, el panorama es otro y esta organización financiera ahora estima una caída de -8,2% en la economía del país, muy por encima del promedio mundial.

Si este pronóstico se cumple, esta recesión superaría la de 1999, cuando el PIB del país se desplomó -4,2%.

Las cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística –Dane– muestran una perspectiva similar, ya que la actividad económica del país en agosto cayó -10,6% respecto al mismo mes en 2019. En julio el porcentaje había sido de -9,5%.

Además, recientemente esta entidad dio a conocer que en 2019 el 35,7% de la población del país estaba en condición de pobreza. El periódico La República da por hecho que esta cifra subirá a un 49% al final del año. Es decir, la mitad de la población no alcanzaría a ingresar mensualmente 327.674 pesos, la línea de pobreza monetaria per cápita.

A lo anterior se suma una tasa de desempleo histórica: 16,8% en agosto, la más alta entre los 37 países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos –OCDE–, grupo al que pertenece Colombia desde abril de este año.

Dado este alarmante panorama, existen grandes expectativas sobre el comportamiento de la economía en los próximos meses, tras el fin de la cuarentena general, ya que se esperan los primeros avances de una recuperación.

Lee también: El coronavirus ha hecho más evidente la brecha de género

¿Qué esperar exactamente?

Para Rosario Córdoba, presidenta del Consejo Privado de Competitividad —entidad privada que busca mejorar la productividad del país y que desde 2007 presenta informes de competitividad a nivel nacional, departamental y local—, la recuperación será lenta, no será fácil.

“Cerrar las economías de un día para otro —dice Córdoba— ha impactado el crecimiento económico, el empleo, la producción, el comercio, la pobreza, la salud mental. Se han ampliado las brechas educativas y de género. Ahora bien, Colombia tenía grandes problemas estructurales desde antes de la pandemia”.

Y añade: “Para tener un mayor crecimiento, una mayor inclusión y una mayor equidad, se debe corregir esos problemas. Es un tema que no se puede aplazar. El país necesita una reforma laboral, una fiscal y una pensional. A nivel de políticas públicas y a corto plazo, hay que fortalecer las estrategias enfocadas en los grupos de población que más perdieron sus empleos, como mujeres y jóvenes”.

También te recomendamos: El trabajo después de la pandemia será flexible

Lo que dice el Gobierno

El pasado 7 de agosto, Iván Duque presentó un plan de reactivación económica y social que prevé inversiones por 100 billones de pesos y la generación de un millón de empleos directos e indirectos. Este programa, llamado Compromiso por el Futuro de Colombia, está basado en los siguientes cuatro pilares.

  • Generación de empleo
    Una estrategia que combina apoyo a las mipymes, aceleración de proyectos de infraestructura, incentivos a proyectos de economía naranja, avances en conectividad y transformación digital, y respaldo para la recuperación de sectores como el turismo y la hotelería.
  • Compromiso con el crecimiento limpio y sostenible
    Una recuperación enfocada en temas de transición energética, lucha contra los efectos del cambio climático, más reforestación y menos deforestación, y acceso a información ambiental.
  • Compromiso con los más pobres y vulnerables de la sociedad
    Este pilar tiene como programa central Ingreso Solidario, una renta básica de emergencia que busca llegar a 3 millones de hogares y que se extenderá hasta junio del año 2021. Además, el Gobierno otorgará 200 mil subsidios de vivienda VIS y no VIS.
  • Compromiso con el campo y la paz con legalidad
    El Gobierno afirma que seguirá adelante con el programa de Agricultura por Contrato, la provisión de bienes públicos rurales y la implementación del catastro multipropósito, entre otras propuestas.

Conoce nuestros contenidos de sostenibilidad: El futuro será sostenible o no será

El caso de Bogotá

Juan David Castaño, vicepresidente de Fortalecimiento Empresarial de la Cámara de Comercio de Bogotá –CCB–, considera que la recuperación económica del país va a ser en V y confía en la proyección del IMF: un rebote de 5,2% en 2021.

“Estamos en una situación realmente muy dura y un balance de estas semanas de reactivación todavía es prematuro. Bogotá ha sido una de las ciudades más golpeadas, ya que históricamente hemos estado por debajo del promedio de la tasa de desempleo nacional, pero en este momento estamos 5 puntos por encima, y todavía hay mucho comercio cerrado en las calles”, afirma.

Según Castaño, una de las claves para la reactivación económica pasa por el mejoramiento de la productividad de las empresas: “En los últimos años el crecimiento del país ha dependido de la inversión extranjera y ahora es el momento de que las empresas adopten metodologías que las hagan más eficientes e innovadoras en sus procesos. Para esto, es necesaria una transformación digital a fondo”.

La CCB, a lo largo de estos meses, ha procurado acelerar la reactivación de la economía local con una serie de proyectos e intervenciones que acompañan a los empresarios y que se ha enfocado precisamente en este último punto.

“La reactivación también tiene otros determinantes. Hasta ahora la mayoría de actividades han intentado activar la oferta. Sin embargo, el mensaje es activar también la demanda. La economía es un ciclo y si el consumo sigue estancado, va a ver menos posibilidades de reactivar el empleo. La invitación es a hacerlo con todo el rigor de las medidas de bioseguridad”, concluye Castaño.