Aprende a identificar los diferentes tipos de acoso laboral


Encontrarse con un caso de acoso laboral es más común de lo que parece. ¿Sabes cómo identificarlo? Aquí te contamos lo que debes conocer al respecto para evitar multas y propiciar un ambiente de trabajo sano.

Inicio Productividad Aprende a identificar los diferentes tipos de acoso laboral Publicado el: 26 de octubre de 2020

La gestión de los colaboradores no es una tarea fácil, por eso encontrarse con un caso de acoso laboral es más común de lo que parece. ¿Sabes cómo identificarlo? Aquí te contamos lo que debes conocer al respecto para evitar multas y propiciar un ambiente de trabajo sano.

¿Sabías que la carga excesiva de trabajo o el cambio permanente de horario se catalogan como acoso laboral? Como estas situaciones hay muchas que se pueden presentar en su organización y es importante que desde la gerencia de Recursos Humanos se tenga claridad sobre los diferentes tipos de acoso que existen, para evitar que se dañen las relaciones laborales y, lo que es peor, se exponga a la organización a problemas legales.

Para ello, Xposible conversó con el abogado y consultor Jairo Burgos de la Espriella, quien explicó los puntos claves sobre la Ley 1010 del 2006, que enmarca los tipos de acoso laboral que existen en el mundo organizacional.

Según la ley, el acoso laboral se refiere a “toda conducta persistente y demostrable, ejercida sobre un colaborador por parte de un empleador, un jefe o superior jerárquico inmediato o mediato, un compañero de trabajo o un subalterno, encaminada a infundir miedo, intimidación, terror y angustia, a causar perjuicio laboral, generar desmotivación en el trabajo, o inducir la renuncia del mismo”.

Conoce aquí las claves para administrar su recurso humano exitosamente.

¿Cuáles son los tipos de acoso?

Según la legislación colombiana, existen seis modalidades de acoso laboral:

  • Maltrato: cualquier acto de violencia contra la integridad física o moral, la libertad física o sexual y los bienes del empleado. Así, como toda expresión verbal injuriosa o ultrajante que lesione su integridad, autoestima o sus derechos a la intimidad y al buen nombre.
  • Persecución: toda conducta de reiteración o arbitrariedad que induzca al trabajador a renunciar, mediante la descalificación, la carga excesiva de trabajo y/o los cambios permanentes de horario; que puedan producir en él desmotivación.
  • Discriminación laboraltrato diferenciado por razones de raza, género, edad, origen familiar o nacionalcredo religioso, preferencia política o situación social que carezca de razonabilidad desde el punto de vista laboral.
  • Entorpecimiento: acciones que tiendan a obstaculizar el cumplimiento de la labor o retardarla con perjuicio para el trabajador. Algunos ejemplos son la privación, ocultación o inutilización de los insumos, documentos o instrumentos para la labor, la destrucción o pérdida de información, entre otros.
  • Inequidad laboral: asignación de funciones a menosprecio del trabajador.
  • Desprotección laboral: toda conducta que ponga en riesgo la integridad y la seguridad del trabajador mediante órdenes o la asignación de funciones sin el cumplimiento de los requisitos mínimos de protección y seguridad para el empleado.

También te puede interesar: ¿los chats fuera del horario laboral son acoso laboral?

De acuerdo con Jairo Burgos de la Espriella, “el caso más común de acoso es el del jefe hacia los empleados (es decir, vertical-descendente), que se manifiesta de diversas maneras, por ejemplo, con exigencias exageradas en el trabajo y/o con hostigamiento del trabajador en el ejercicio de sus funciones o en su vida íntima”.

¿Qué acciones ejecutar desde la gerencia de RR.HH. para evitar el acoso laboral?

Lo primero a tener en cuenta es que los líderes deben dar un buen ejemplo de respeto hacia sus colaboradores. Por lo que es importante que desde la gerencia de RRHH se promueva una cultura organizacional sana. Es decir, que se brinden espacios de trabajo tranquilos, en los que los colaboradores se sientan valorados y respetados; para que sean más productivos y tengan un mayor nivel de compromiso.

Los líderes de cada equipo también deben asegurarse del buen funcionamiento de las instancias laborales para prevenir y resolver los casos de acoso laboral. Generando credibilidad y confianza, aspectos que fortalecerán la percepción de justicia y equidad en el trato. Esto se debe apoyar con un buen plan de comunicación para que los colaboradores conozcan las conductas abusivas y se atrevan a denunciarlas frente a los comités de convivencia laboral de la organización.

Lee: bienestar, una apuesta que no pasa de moda.

¿Cuáles son las consecuencias del acoso laboral?

En el tema legal puede implicar indemnizaciones, el pago de una multa entre dos y diez salarios mínimos legales mensuales y pagarle a las EPS y ARP, el 50% de gastos generados a causa de enfermedades laborales, consecuencia del acoso constante.

Además, el acoso destruye la cultura organizacional, afecta negativamente la credibilidad del líder y la confianza en la compañía. Nadie sensato quiere estar en una empresa en la que el acoso es una práctica constante.

No permitas que el ambiente laboral y la integridad de tus colaboradores se vean afectados por malas conductas y prácticas. El papel de Recursos Humanos es vital para promover buenas relaciones laborales, retener y atraer talento a la compañía.

*Contenido actualizado el 16 de agosto de 2018.