E-Commerce, el aliado de la innovación empresarial


Colombia ha desarrollado esfuerzos por consolidar su economía, mejorar la productividad, impulsar el emprendimiento, crear estrategias que generen oportunidades de empleabilidad y llevar conectividad y tecnología a las zonas más vulnerables del país.

Inicio Innovación E-Commerce, el aliado de la innovación empresarial Publicado el: 27 de septiembre de 2020

Colombia ha desarrollado esfuerzos por consolidar su economía, mejorar la productividad, impulsar el emprendimiento, crear estrategias que generen oportunidades de empleabilidad y llevar conectividad y tecnología a las zonas más vulnerables del país.

Sectores de la economía nacional como banca y seguros, minas, comercio, transporte, alojamiento, administración pública, educación y salud, demostraron en el más reciente informe del Banco de la República (Julio 2019) el potencial del país para atraer inversionistas y expandir sus oportunidades comerciales a nivel nacional e internacional.

Así como estos sectores contribuyen al desarrollo económico de la región, aparecen otros que impulsan la creación de nuevos negocios. Este el caso del e-commerce o comercio electrónico.

Según María Fernanda Quiñones, Presidenta Ejecutiva de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (CCCE), el comercio electrónico es un sistema que “permite hacer trazables los intercambios económicos de los usuarios y comprender cómo interactúan en la economía”. A partir de esto es posible identificar características como gustos, niveles de bancarización, tickets promedio de las compras o preferencias de pago.

Una apuesta al crecimiento de Colombia

Según el Cuarto Estudio de Transacciones Digitales en Colombia (2016 – 2017), en el país se realizaron más de 87 millones de transacciones, representando un total de $51,2 billones de pesos y reflejando que el comercio electrónico se fortalece a través de los sistemas de pago electrónicos y las nuevas modalidades de compra de productos o servicios.

Ante estas oportunidades, el país también se enfrenta a nuevos retos para impulsar el crecimiento económico desde este sector. Uno de ellos tiene que ver con el bajo índice de acceso a servicios bancarios de la población, dificultad que impide el pago de productos y servicios en línea.

De acuerdo con la CCCE, 4 de cada 10 colombianos tienen cuentas de ahorro, 3 de cada 10 cuenta con una tarjeta débito y 2 de cada 10 tiene una tarjeta de crédito; este panorama abre la posibilidad de educar, bancarizar e involucrar a la población en el mundo del e-commerce.

Cegos Online University, el centro de formación empresarial, afirma que el comercio electrónico toma fuerza en los modelos de negocio a nivel global debido a su método de llevar la “accesibilidad que los clientes de una empresa que pueden tener, a los productos o servicios que ofrece la empresa, desde cualquier lugar y en cualquier momento”.

Esta mutación transforma el status quo tradicional en la que se comercializa, facilitando los métodos de intercambio, ofreciendo soluciones inmediatas y acercando al público a lo que está buscando.

Para el Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones de Colombia (MINTIC), el auge de las redes sociales, el uso de dispositivos móviles y el acceso a Internet potencializa las oportunidades para que las pequeñas y medianas empresas puedan llegar a un público más amplio y aumentar las ventas de su negocio.

Esto se consolida en el Reporte de Industria: El e- commerce en Colombia 2018-2019, el cual refleja que el crecimiento acelerado de apps y portales web en el país impulsa el consumo de los colombianos desde plataformas digitales.

Desarrollo de nuevos negocios

Según el Estudio de Consumo del Comercio Electrónico en Colombia del CCCE el e-commerce impacta en la conducta de consumo de los colombianos, reflejando la aceptación y nivel de confianza en adquirir bienes y servicios a través de canales digitales.

Así mismo, el uso de Smartphones ha incrementado en el país, reflejando la preferencia de los colombianos por comprar a través de dispositivos móviles, impulsando el crecimiento y desarrollo de negocios en plataformas como Dafiti, Mercado Libre, iShop, Consumer Electronics o Merqueo.

Según la consultora BlackSip, “Colombia ocupa el cuarto lugar en Latinoamérica en generar el mayor número de ingresos en términos de ventas, después de Brasil, México y Argentina”, por lo que el auge del m-commerce (comercio móvil) lleva a las empresas y negocios a adaptarse a los nuevos modelos de compra y transformase para suplir las necesidades que se ven desde los cambios culturales que viven los consumidores.

Negocios conectados a la era digital

En Colombia el 75% de la MiPymes están conectadas a Internet (MINTIC 2015), de la cuales el 55% se encuentran en el sector comercio, el 32% en el sector de servicios y el 13% en el sector industrial.

En el proceso de inmersión del comercio electrónico y la apropiación de la era 4.0 en el país, los pequeños y medianos negocios le sacan provecho a estas herramientas digitales para implementar en el uso de la administración de sus negocios (60%), dirección (28%), procesos productivos (21%) y asuntos comerciales (20%).

Silvia Constaín, ministra de las TIC, reconoce el valor de la implementación del e-commerce en los negocios nacionales para impulsar su crecimiento y productividad.

“El comercio electrónico es una gran herramienta para el crecimiento de las empresas, para generar nuevas formas de mercado, aumentar los ingresos y mejorar la productividad del tejido empresarial y contribuir con la reactivación de la economía nacional”.

Gracias a la facilidad, comodidad y oferta de productos y servicios que hay en Internet, compañías nacionales le apostaron al e-commerce como estrategia para potencializar sus modelos de negocio. Algunos casos son:

La marca colombiana Studio F migró a la era digital al identificar en el mercado de la moda una oportunidad para expandir su negocio y llegar a más usuarios a través del comercio electrónico. Su estrategia consistió en crear una plataforma online para vender e integrar todo un sistema que le permitiera acercarse a sus usuarios para educarlos y ofrecer la mejor experiencia.

El emprendimiento colombiano Mensajeros Urbanos es una plataforma tecnológica que permite hacer envíos de paquetes, documentos y trámites legales en tiempo record a través de un celular.

El crecimiento exponencial de este emprendimiento se debe a la facilidad de acceder y la inmediatez con la que prestan el servicio. Hoy Mensajeros Urbanos cuenta con más de 2.000 mensajeros en Bogotá, Cali y Barranquilla, fortaleciendo alianzas con compañías como Falabella, Grupo éxito y McDonald’s.

Ahora que conoce este sistema de comercialización, cuéntenos a través de nuestras redes sociales de qué forma su organización aporta a la transformación económica, social y ambiental de Colombia.